Modelo Teórico – Alteración de la actitud del paciente frente a la situación de salud.

Objetivo principal.

Identificar los factores que influyen en la alteración de la actitud del paciente frente al estado de salud.

Justificación.

El modelo teórico de la alteración de la actitud del paciente se focaliza en los factores que influyen psicológicamente en el usuario y que a su vez se relaciona en las decisiones que el mismo tome y que a largo o corto plazo presenten consecuencias del estado de salud.

Descripción del modelo teórico.

El modelo teórico de la alteración de la actitud del paciente se centra en describir mediante un circuito gráfico los apartados que conforman la teórica que explica el ¿Por qué? Los usuarios presentan una alteración en su actitud cuando están inmersos a un estado de salud de alta complejidad.

La alteración de la actitud del paciente se conforma de 3 partes:

  • Sentimientos y emociones

En este punto se refiere a los sentimientos que generan emociones asociadas al estado de salud y que a largo plazo afecta al estado psicológico del usuario.

  • Actitudes y conductas

En este punto se refiere a las actitudes que generan las conductas y que por consiguiente afectan al estado mental del usuario en el aspecto de la toma de decisiones debido a las conductas y acciones de riesgo que estas generan por lo que es en este punto en el que se considera zona de riesgo en la descripción del modelo teórico debido a que es aquí donde el paciente toma decisiones que a largo o corto plazo les presenten consecuencias.

  • Influencias externas

En esta fase del modelo teórico es donde se explica los factores sociales que influyen en el usuario como individuo susceptible quien padece un estado de salud comprometido por lo que en este punto se considera los criterios de inclusión como (Rechazo social, rechazo familiar, autorechazo, autojuzgamiento, creencias – mitos)

Antecedentes referenciales del desarrollo teórico.

  • Barcia, C. 2020  En su investigación denominada “Actitud del paciente ante el diagnóstico de la tuberculosis” determinó que La actitud del paciente con diagnostico de tuberculosis se ve gravemente comprometido por factores psicológicos, socio-económicos y culturales que influyen en el usuario afectado lo que genera actitudes en negativa para la continuidad del tratamiento y las indicaciones medicas, lo que es una evidente causal para las complicaciones presentadas en los pacientes, El objetivo base de esta investigación es “Describir la actitud del paciente ante el diagnóstico de la tuberculosis”; se aplico la metodología investigativa cualitativa, de paradigma interpretativo y tipo fenomenológico, posteriormente se realizaron entrevistas abiertas no estructuradas a 4 pacientes mediante una captura de audio lo cual permitió que la información sea transcrita, analizada y categorizada; dicho proceso nos permitió evidenciar los puntos clave en donde se originaba la problemática en la alteración de la actitud del paciente con tuberculosis. De los resultados obtenidos se realizo una aproximación teórica enfocada a describir la alteración en la actitud del paciente así como también la afección en sus emociones, sentimientos, acciones, actitudes y conductas generadoras de riesgo. Se concluyó logrando demostrar en el estudio que la tuberculosis no solo es un diagnostico patológico sino que también es un diagnostico de deterioro de la actitud y conducta del paciente, ya que en los resultados se evidencia al paciente como un individuo solo, depresivo, rechazado y aislado debido a que bajo su propio criterio ellos consideran que el hecho de padecer una enfermedad crónica es el camino a ser rechazados socialmente (Barcia, C. , 2020).
  • Balcázar, L. & Ramírez, Y. & Rodríguez, M. (2015),  realizaron un trabajo titulado “Depresión y funcionalidad familiar en pacientes con diagnóstico de tuberculosis” teniendo como objetivo de estudio el determinar la frecuencia de depresión y su relación con la funcionalidad familiar en pacientes con diagnóstico de tuberculosis, atendidos en unidades de Medicina Familiar, así como también tuvieron como población disponible el evaluar 38 pacientes con diagnóstico de tuberculosis, atendidos en Unidades de Medicina Familiar de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas; utilizando la Escala de Depresión del Centro para Estudios Epidemiológicos y la Escala de Evaluación de Cohesión y Adaptabilidad Familiar. Lo cual se evidencio en los resultados la presencia de  síntomas depresivos en 94.7% de los casos, el tipo de familia demostró ser un factor asociado con depresión, no así la funcionalidad familiar. Concluyendo que la funcionalidad familiar es esencial en la facilitación o la obstrucción en el curso del tratamiento del paciente con diagnóstico de tuberculosis, por lo que es importante implementar medidas de apoyo en los pacientes que pertenecen a familias del tipo extensa para evitar síntomas depresivos. (Balcázar-Rincón LE, Ramírez-Alcántara YL, Rodríguez-Alonso M, 2016).

Antecedentes filosóficos y teóricos.

Un aporte teórico para el desarrollo del modelo teórico de la alteración de la actitud del paciente se considera como pilar fundamental a Florence Nightingale cuya teoría se centró en el entorno así como también a todas las condiciones e influencias externas que afectan a la vida y al desarrollo de un organismo y que pueden prevenir, detener o favorecer la enfermedad así como también los accidentes e incluso hasta la muerte.

Y en anuencia a ese criterio teórico la temática de este modelo teórico relaciona a la actitud del paciente ante diagnostico en aspectos donde como personal de la salud y gestores del cuidado proporcionamos un servicio con pertinencia, calidad y calidez  en función al entorno adecuado para un paciente en un área hospitalaria.

Otra perspectiva teórica en vinculación al objeto de estudio es Dorothea Orem quien menciona “El autocuidado es una actividad aprendida por los individuos orientada hacia un objetivo. Es una conducta que existe en situaciones concretas de la vida, dirigida por las personas sobre sí mismas, hacia los demás o hacia el entorno, para regular los factores que afectan a su propio desarrollo y funcionamiento en beneficio de su vida, salud o bienestar” (Google.Inc., 2016) .

La teoría de Orem se vincula directamente a este trabajo en el tema del autocuidado ya que en su teoría del déficit de autocuidado  explica  las causas que pueden provocar un  déficit en si mismo tomando como punto inicial que el autocuidado es una conducta en situaciones concretas de la vida.  Los individuos sometidos a limitaciones como causa de  salud  crónica y de dependencia  no pueden asumir el autocuidado o el cuidado dependiente debido a que este tipo de individuos son quienes necesitan cuidado directo del personal de enfermería.

Un paciente con diagnostico de enfermedad infecto – contagiosa a más de ser un individuo patológicamente de alto riesgo es también un individuo con una gran probabilidad  de trastornos que afecten su desarrollo psicológico para la toma de decisiones que afecten su vida, alterando el tratamiento al que está sometido y haciendo posible que su conducta en relación a la disciplina del autocuidado se pueda evidenciar actitudes que sean perjudiciales para el tratamiento de enfermedades.

En un contexto filosófico asociado al definir el cuidado desde un punto de vista con criterio de enfermería destaca Marie Françoise Colliére, enfermera, antropóloga y filósofa (1930–2005),  quien en su pensamiento filosófico menciona “Cuidar es un acto de vida cuyo objeto es, primero y por encima de todo, permitir que la vida continúe y se desarrolle y de ese modo luchar contra la muerte: del individuo, del grupo y de la especie” (Elsevier, 2014). 

Marie nos expone que la naturaleza de los cuidados de enfermería inicia por situarlos en un contexto del proceso de vida y de la muerte al que el hombre debe afrontar todos los días de su existencia para sobrellevar las situaciones a las que tenga que enfrentar, Marie Françoise Colliére indica en su literatura lo siguiente:

Los cuidados y la forma en que se cuida ayudan a aumentar o a reducir el poder de descubrir el mundo, de comprenderlo y centrarse en él; significa un poder liberador de los cuidados de enfermería cuando la persona cuidada utiliza el poder que les queda para movilizar todo aquello de lo que todavía no es capaz de hacer, incluyendo sus deseos, devuelve o aumenta la esperanza de existir, de alcanzar la autonomía, reconoce sus conocimientos y le permite al profesional de enfermería tener un poder terapéutico para los demás. (Elsevier, 2014).

Dentro de la temática en el desarrollo de este trabajo investigativo el pensamiento filosófico de Marie Françoise Colliére se relaciona en el aspecto de que busca lograr que el personal de enfermería entienda que el individuo es capaz de vivir una vida teniendo una carga emocional con la que tenga que sobrevivir, en su pensamiento indica que el cuidado es permitir que la vida continua y luchar contra la muerte lo cual en este modelo teórico se vincula en el sentido de que se busca identificar que origina que los pacientes en pleno conocimiento de su diagnostico y tratamiento persistan en tomar acciones que comprometan su integridad logrando complicaciones y un evidente atentado contra su propia vida mismos a los que se pueden evidenciar señales de déficit en su autocuidado y evidentemente serios problemas en el entorno en el que se encuentra, es bajo ese criterio que el fundamento de estas pensadoras y teoristas generan el criterio en donde el personal de salud puede trabajar en el aporte a tomas de medida que busquen mejorar la calidad de vida del paciente.

Consideración ética.

El desarrollo del modelo teórico se direcciona éticamente a investigaciones clínicas realizadas en donde se tomó como bases de la ética en salud,  la declaración de Helsinki y las normas impuestas por el concejo para la organización Internacional de Ciencias Médicas,  en el aspecto moral orientado al tema de salud es predominado por la bioética ya que para investigaciones asociadas al trabajo de salud y relacionadas a la realidad de los pacientes en el ambiente hospitalario ha aportado y potencializado el tema de la ética en los servicios de salud.

Los principios bioeticos en los cuales este estudio tiene de base para su desarrollo son la beneficencia, no maleficencia, justicia, veracidad  y autonomía ya que la ejecución de los mismos nos aportara en el contacto directo con el paciente; dentro del campo investigativo se mantendrá la confidencialidad con el paciente por medio de un consentimiento informado dejando establecido el respeto a la voluntad del paciente y su privacidad asociada a la información.

De acuerdo con Rebolledo D. Et al; La finalidad del consentimiento es que los individuos acepten participar en la investigación cuando esta concuerda tanto con sus valores y principios como con el interés que les despierta el aportar su experiencia frente al fenómeno estudiado, sin que esta participación les signifique algún perjuicio moral (Rebolledo, D. Et al, 2012, p.271.).

Representación gráfica del Modelo teórico.

Situación basada a la realidad.

El personal de salud brinda su servicio profesional al usuario que necesita ser auxiliado en un área de cuidado o dependiendo del servicio por medio de visitas domiciliarias; sin embargo la problemática en la que hoy en día el sistema de salud mundial y nacional se ve afectado es por la alteración de la actitud del paciente frente a una situación de salud. Naturalmente en gran mayoría se debe porque los usuarios toman actitudes o acciones en contra de los tratamientos o indicaciones médicas y desafortunadamente esto provoca complicaciones del cuadro patológico que lleva al usuario a necesitar cuidados exhaustivos por parte del personal de salud.

Sin embargo el gran desafío es para el personal de cuidado quien debe ser persistente, tolerante y paciente frente a usuarios poco colaboradores que no facilitan el trabajo del personal de salud lo cual en muchos casos provoca que se complique el estado salud por lo que dependiendo del hospital se necesitará transferencia a otra unidad de mayor complejidad.

El sistema actual de salud no brinda con versatilidad ni rapidez el servicio a usuarios con cuadros complicados de enfermedades infecto-contagiosas por lo que dificulta que unidades de menor rango puedan auxiliar al usuario que requiere de atención inmediata pero ¿De quién es la culpa de esta situación? ¿Es acaso culpa del sistema salud o de los mismos usuarios?

La realidad es que existen factores como lo son las limitaciones económicas, demográficas, culturales que amplifican el grado de dificultad e incentivan psicológicamente al usuario que abandone o rechace el tratamiento de enfermedades lo cual representa en un índice poblacional elevado un problema de salud pública por lo que vivimos en una sociedad en la que el usuario hace y deshace con su salud como mejor le parezca y eso a largo plazo genera que cuando asiste a una casa de salud el mismo personal se le dificulte proporcionar los cuidados para rehabilitar el estado de salud por medio de un cuidado satisfactorio.

Sin embargo la pregunta que generaliza la problemática es ¿existe justificación alguna para el alto índice de usuarios con complicaciones de cuadro patológicos a causa de descontinuar la medicación o las indicaciones médicas?

Es por esa razón que el modelo teórico focaliza su desarrollo investigativo en la problemática que relaciona al paciente con la actitud errónea frente al estado de salud que presenta.

Referencias Bibliográficas.

ORCID: https://orcid.org/0000-0003-0542-4796; Autor. Barcia Poveda Carlos.