Aislamiento Hospitalario – Precauciones y cuidados en enfermedades infecto-contagiosas.

Objetivo principal.

Describir la importancia del área de aislamiento en un hospital relacionado con los cuidados en enfermedades infecto-contagiosas.

Datos relevantes.

Fuentes Internacionales/Locales.

(Martin, L., 2017) – MedlinePlus.

Las precauciones de aislamiento crean barreras entre las personas y los microbios. Estos tipos de precauciones ayudan a prevenir la propagación de microbios en el hospital (…) Cualquiera que visite a un paciente de hospital que tenga una señal de aislamiento por fuera de su puerta debe detenerse en el puesto de enfermería antes de ingresar a la habitación de dicho paciente. Se puede limitar la cantidad de visitantes y el personal que entra en la habitación del paciente.

(Barcia, C., 2020) – PickleMED.

Cuando el personal esté manipulando o esté cerca de sangre, líquido corporal, tejidos corporales, membranas mucosas o zonas de piel abierta, debe utilizar equipo de protección personal (EPP). Dependiendo de la exposición anticipada; Las precauciones con base en la transmisión se siguen además de las precauciones normales. Algunas infecciones requieren más de un tipo de precaución con base en la transmisión.

Los pacientes deben permanecer en sus habitaciones tanto como sea posible mientras existan estas precauciones. Es posible que necesiten usar una máscara cuando salgan de sus habitaciones.

Véase en:  https://picklemed.com/2020/04/03/equipo-de-proteccion-personal-e-p-p-importancia-y-metodos-para-su-utilizacion-correcta-en-la-atencion-de-salud/

Tipos de Aislamiento Hospitalario.

Aislamiento estricto – PickleMED.

Se aplica cuando se prevea la presencia de aerosoles en el aire con alto rango de difusión y que quedan en suspensión. Consultar también aislamientos según enfermedades.

Aplicar siempre en: TBC bacilífera pulmonar, Varicela o herpes zoster diseminado, Sarampión, Síndrome pulmonar por virus Hanta, Difteria, Neumonía estafilocócica, Rabia, Viruela.

Características
Habitación Individual: Obligatorio (mantener puerta cerrada)

  • Lavado de Manos
  • Mascarilla: Obligatorio desde antes de entrar a la habitación hasta salir de ella.
  • Utilizar la mascarilla 3M 1860 en caso de TBC y quirúrgica en los otros casos.
  • Gafas o lentes: sí se preveen salpicaduras
  • Guantes y otros: según presencia de lesiones cutáneas.
  • Mascarilla para paciente: siempre al salir de la sala.
  • Otros: Manguito individual del aparato de presión o utilizar paño como barrera cuando la piel no es indemne; desinfección del fonendoscopio antes y después de su uso con alcohol 70º.
  • La puerta de la habitación permanecerá cerrada.
  • Antes de salir de la habitación se depositarán las prendas contaminadas en un contenedor al efecto, excepto la mascarilla que se tirará después de salir.

Aislamiento respiratorio – MEDWAVE.

Se aplica cuando se prevée la presencia de gotas de origen respiratorio con bajo rango de difusión (hasta 1 metro). Ejemplo: Meningitis meningococica o por H. Influenza, Varicela, Meningitis meningocócica, Rubéola, Sarampión, Tosferina, Tuberculosis Pulmonar, (Fernandez, A., 2003).

Características (Además de la precaución estándar):

  • Habitación Individual: en lo posible, si no es posible establecer separación espacial de al menos 1 metro con otro paciente.
  • Lavado de Manos- Mascarilla: Obligatorio para cualquier persona que se acerque a menos de un metro del paciente.
  • Guantes
  • Gafas o lentes: en procedimientos de aspiración, KTR, laringoscopía, fibroscopía, intubación, SNG, aseo cavidades etc.
  • Mascarilla para paciente: siempre al salir de la sala.
  • Se usarán pañuelos desechables
  • Limitar salida del paciente al mínimo.
  • Habitación con puerta cerrada.

Aislamiento de contacto – PickleMED.

Se utiliza cuando existe la sospecha de una enfermedad transmisible por contacto directo con el paciente o con elementos de su ambiente.
Es aplicable a las enfermedades infecciosas que se propagan por contacto directo, las cuales se dividen en dos categorías:

  • Contacto con heridas y lesiones cutáneas.
  • Contacto con secreciones orales.

Características

  • Habitación Individual: si es posible.
  • Lavado de Manos: Obligatorio. Debe ser realizado con jabón antiséptico en las unidades críticas, intermedias o de inmunodeprimidos.
  • Guantes: Obligatorio al tener contacto con el paciente, apósitos y/o secreciones.
  • Lentes: de acuerdo a las Precaución estándar.
  • Delantal o Pechera: Sólo Obligatorio en Sarna Noruega o diarrea por Clostridium difficile. Considerar en pacientes con lesiones cutáneas extensas.
  • Otros: Manguito individual del aparato de presión o utilizar paño como barrera cuando la piel no es indemne; desinfección del fonendoscopio antes y después de su uso (con alcohol 70°C o alcohol yodado).
  • Abstenerse de tocar con las manos las heridas o lesiones.
  • Todas las personas que entren en contacto directo con el enfermo vestirán bata, mascarilla y guantes según el tipo de lesión.
  • Todo el material necesario para vestirse debe de encontrarse preparado dentro de la habitación.
  • Antes de salir de la habitación se depositarán las prendas contaminadas en un contenedor preparado al efecto.
  • Habitación individual con lavabo (aconsejable).
  • Los pacientes contaminados con el mismo microorganismo pueden compartir habitación.
  • Los pacientes con grandes quemaduras o heridas infectadas con estafilococus aureus o estreptococos del grupo A que no estén cubiertas o tapadas, requieren aislamiento estricto en habitación individual.

Aislamiento parenteral – MEDWAVE.

Destinado a prevenir la diseminación de enfermedades transmisibles por la sangre o líquidos orgánicos u objetos contaminados con los mismos. Por ejemplo: Hepatitis vírica B y C, Sida, Sífilis, Paludismo, (Fernandez, A., 2003).
Características

  • Lavado de manos.
  • Precauciones especiales con agujas y otros materiales punzantes que pueden contaminar al personal sanitario.
  • La habitación individual resulta aconsejable en casos de pacientes agitados, desorientados o sí la higiene es deficiente.
  • Los pacientes infectados por un mismo microorganismo pueden compartir habitación.
  • Es recomendable tomar precauciones especiales con esfingomanómetros, termómetros, efectos personales, vajilla y excreciones.
  • Utilización obligatoria de guantes y contenedores especiales para agujas.
  • Uso de bata, mascarilla o gafas si se anticipa razonablemente la posibilidad de exposición a la sangre.

Aislamiento domiciliario – PickleMED.

Podrá llevarse a cabo siempre que se disponga de una habitación que reúna condiciones higiénicas suficientes, como las siguientes:

  • Se deben de sacar todos los objetos inútiles, como algunos muebles, cuadros, alfombras.
  • El personal sanitario que se encarga del enfermo dejará su bata al salir de la habitación.
  • Este personal deberá lavarse las manos con agua y jabón tras el contacto con el enfermo u objetos contaminados.
  • El enfermo tendrá termómetro propio que estará sumergido en una solución desinfectante.
  • También debe tener vajilla y cubierto individual para cuya limpieza se hierven en otra habitación.
  • Las ropas, para su limpieza, se transportan en bolsas de papel y luego se hierven o se sumergen en soluciones antisépticas.
  • Las eliminaciones del enfermo (vómitos, esputos, orina o heces) se recogen en recipientes que tengan lejía; aquí se mantienen dos horas y luego se pueden arrojar por el retrete.
  • El suelo debe ser humedecido dos veces al día con paños que contengan sustancias antisépticas.
  • El cubo de basura debe llevar en su interior una bolsa de plástico donde se arrojan los desechos.
  • Dentro de esta habitación está prohibido que otras personas coman, beban o fumen.
  • Cuando ya no es necesario mantener el aislamiento del enfermo, se procederá a realizar una desinfección terminal de la habitación.

Situación basada a la realidad – PickleMED.

(Barcia, C., 2020).

El aislamiento hospitalario es un conjunto de medidas que se realizan para evitar la transmisión de algunas infecciones dentro del hospital las cuales se han diseñado con el fin de prevenir la diseminación de microorganismos entre el paciente, personal hospitalario, visitantes y equipos.

La realidad del servicio es que el sistema actual no proporciona los medios de protección al personal de salud mismo que es el que se encarga de pasar horas al cuidado de los usuarios por lo que dificulta mejorar el estándar de calidad.

No solo pasa en los hospitales públicos sino que sucede muchas veces en las casas de salud privadas por lo que los directivos en muchos casos no entienden las dificultades que como personal de la salud tenemos al no contar con los insumos necesarios para proporcionar el cuidado satisfactorio en un área de aislamiento donde con mayor exhaustividad debemos contar con los mismos ya que un paciente en aislamiento es un paciente potencialmente con riesgo de complicación del diagnóstico de base.

El área de aislamiento debe cumplir parámetros o estándares asociadas al control y manejo de las patologías con riesgo de contaminación por lo que SIEMPRE DEBE CONTAR CON TODOS LOS INSUMOS NECESARIOS, JAMAS DEBE FALTAR EL EQUIPO DE PROTECCION PERSONAL; no se puede permitir la justificación de la ausencia del mismo ya que un área de aislamiento sin E.P.P. no se puede considerar hábil para funcionar en un centro hospitalario y si el personal médico accede a ingresar un paciente con enfermedades infecto-contagiosas es considerado un acto de negligencia colectiva asociada a la atención de salud por lo que representa un riesgo para los demás pacientes y el personal de cuidados.

Entonces, ¿Cuál es la realidad del servicio de salud en relación a las áreas de aislamiento? La realidad es que somos víctimas de la politización de los recursos del estado que perjudican a nosotros los servidores de la salud y a los pacientes quienes no se les podrán garantizar la admisión al servicio de atención por escasez de insumos.

La bibliografía y fuentes internacionales pueden ser muy explicitas y explicativas pero UNO COMO PROFESIONAL NO VIVE LA REALIDAD DEL LIBRO O DEL ARTICULO QUE CITA A OTRO LIBRO, la realidad del servicio de salud es la que vivimos día a día sirviendo como soldados frente a la enfermedad y la muerte.

Referencias Bibliográficas.

ORCID: https://orcid.org/0000-0003-0542-4796; Autor. Barcia Poveda Carlos.