Mascarillas de tela – ¿Medios de barrera o es un simple pedazo de tela colgado en la cara?

el

Objetivo principal.

Describir la eficiencia de las mascarillas de tela en las enfermedades infecto-contagiosas.

Datos relevantes.

Fuentes internacionales.

(Samper, E., 2020) – El diario.es

Estas mascarillas, confeccionadas a partir de diferentes materiales como tela o papel, no están homologadas, ni han pasado ningún control, por lo que no hay ninguna garantía de su eficacia para evitar el paso de partículas virales a través de ellas. Debido a ello, no están recomendadas para el colectivo sanitario o las personas afectadas por el COVID-19 (…) Un aspecto clave a considerar sobre las mascarillas, en general, es que su utilidad principal es evitar la difusión de gotitas con virus a partir de personas infectadas. Como elementos de protección frente al virus para personas sanas tienen una eficacia muy limitada debido a que no protegen los ojos –las mascarillas quirúrgicas no protegen, además, frente a virus en aerosoles– y las manos contaminadas con virus suelen ser una de las principales vías de contagio.

(Orovio, I., 2020) – La Vanguardia.

No deberíamos utilizar ningún material que no estuviera fabricado siguiendo la normativa existente, ya que podemos estar poniéndonos en riesgo por la falsa sensación de seguridad que puede crearnos el llevar una mascarilla (…) Las autoridades deberían informar a la población de que este tipo de iniciativa no debe llevarse a cabo sin antes confirmar que el producto que se va a fabricar cumple los mínimos exigidos en cuanto a material y protección.

(Prieto, U., 2020) – HUFFPOST.

Desde el Colegio de Farmacéuticos de Ourense explican que las mascarillas elaboradas de forma doméstica “no cumplen con los criterios técnicos de fabricación que recomiendan las autoridades sanitarias”. Además, insisten en que “no garantizan en el mismo grado de posibilidades que las homologadas que no puedan producirse contagios” porque no han pasado ningún tipo de control que garantice “evitar la transmisión (…) Las autoridades siguen insistiendo en que la población sana no necesita llevar mascarillas por la calle y que es necesario destinar todas las que se produzcan o se compren para la protección de sanitarios y personas inmunodeprimidas o de riesgo.

Véase en: https://picklemed.com/2020/04/03/equipo-de-proteccion-personal-e-p-p-importancia-y-metodos-para-su-utilizacion-correcta-en-la-atencion-de-salud/

Situación basada a la realidad.

La pregunta es clara ¿Las mascarillas de tela VALEN O NO VALEN? Por supuesto que valen pero para el COVID-19 NO ¿Entonces, qué mismo es verdad y qué no? Es sencillo y los referentes bibliográficos muy contundentes en decir que las mascarillas confeccionadas con cualquier tipo de tela NO CUMPLEN LOS ESTANDARES NI LOS CRITERIOS PARA SERVIR COMO MEDIO DE BARRERA ANTE MICROORGANISMOS como el COVID-19, muchos criterios científicos dicen que “TODOS NOS ENFERMAREMOS” o que “NADIE ESTÁ LIBRE DE CONTAGIARSE” pero entonces ¿Qué hacemos? ¿Acaso nos sentamos a esperar la muerte? O no es mejor ¿Actuar con inteligencia y tomar las medidas que estan avaladas por los organismos de control de la salud a nivel mundial y nacional? ¿Qué es mejor? ¿Es mejor aplaudir al mercantilismo sin importar que ese pedazo de tela no funciona para nada? Es verdad quizá si cambiamos el material y rehacemos el diseño POSIBLEMENTE SIRVA, quizá el diseño que se está vendiendo todos los días en las calles sirve para proteger de CUALQUIER COSA pero para UN DESARROLLO MICROBIOLÓGICO COMO EL COVID-19; es completamente inaudito que sea VIABLE y FACTIBLE la utilización, confección y comercialización de mascarillas de cualquier tipo de tela cuando la tela filtra cualquier microorganismo al ambiente permitiendo el traspaso del mismo y logrando que el ser humano SE TERMINE CONTAGIANDO DE CUALQUIER ENFERMEDAD QUE ESTE EN EL AMBIENTE.

¿Cuál es la realidad de este asunto? La realidad es que podrán existir muchos referentes bibliográficos, científicos, disposiciones mundiales, estatales, etc. Pero en las calles siempre existirán personas CON DESINTERES y que más barato les sale gastarse “un dólar” por colgarse algo en la cara que está elaborado con cualquier material sin cumplir los criterios técnicos para ser utilizadas como medio de barrera.

¿Qué es lo peor de todo? Que hay personal de salud con el titulo de adorno que simplemente compran y usan de este tipo de mascarillas sin importarle nada ni nadie; dando el mal ejemplo y no impartiendo el cambio en la mejora del estándar de calidad del servicio de salud que como profesionales debemos cambiar en función de lograr servir al usuario como se debe, es decir de manera profesional pero sobre todo en un sistema de salud que muestra interés en el personal y en el paciente.

Referencias Bibliográficas.

ORCID: https://orcid.org/0000-0003-0542-4796; Autor. Barcia Poveda Carlos.