Ansiedad – “Un mal invisible”

Objetivo Principal

Describir el impacto social que representa la ansiedad como factor psico-emocional asociados a la realidad comunitaria

Datos Relevantes

(MayoClinic, 2018).

Sentir ansiedad de modo ocasional es una parte normal de la vida. Sin embargo, las personas con trastornos de ansiedad con frecuencia tienen preocupaciones y miedos intensos, excesivos y persistentes sobre situaciones diarias. Con frecuencia, en los trastornos de ansiedad se dan episodios repetidos de sentimientos repentinos de ansiedad intensa y miedo o terror que alcanzan un máximo en una cuestión de minutos (ataques de pánico).

(Kern Pharma, 2018).

Cuando ocurre de forma leve es una respuesta habitual a circunstancias estresantes. No deja de ser un mecanismo de alerta que nos advierte de una situación «amenazante» y que nos permite prepararnos para hacerle frente. El problema llega cuando las reacciones son demasiado intensas, muy frecuentes o se ajustan poco a la realidad de la situación. Cuando se produce un gran malestar, con síntomas físicos y psicológicos significativos y recurrentes, se considera patológica. Se estima que alrededor del 19% de las personas, sobre todo mujeres, la han padecido en algún momento de su vida.

(Barcia, C., 2020).

Sentimientos de ansiedad y pánico interfieren con las actividades diarias, son difíciles de controlar, son desproporcionados en comparación con el peligro real y pueden durar un largo tiempo. Con el propósito de prevenir estos sentimientos, puede suceder que evites ciertos lugares o situaciones; Los síntomas pueden empezar en la infancia o la adolescencia y continuar hasta la edad adulta.

Síntomas – PickleMED.

Los signos y síntomas de la ansiedad más comunes incluyen los siguientes:

  • Padecer problemas gastrointestinales (GI)
  • Tener dificultades para controlar las preocupaciones
  • Tener la necesidad de evitar las situaciones que generan ansiedad
  • Aumento del ritmo cardíaco
  • Respiración acelerada (hiperventilación)
  • Sensación de nerviosismo, agitación o tensión
  • Sensación de peligro inminente, pánico o catástrofe
  • Sensación de debilidad o cansancio
  • Problemas para concentrarse o para pensar en otra cosa que no sea la preocupación actual
  • Tener problemas para conciliar el sueño
  • Sudoración
  • Temblores

Causas Médicas – MayoClinic.

  • Enfermedad cardíaca
  • Diabetes
  • Problemas de tiroides, como el hipertiroidismo
  • Trastornos respiratorios, como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) o el asma
  • Uso inadecuado de sustancias o abstinencia
  • Abstinencia del alcohol, de medicamentos contra la ansiedad (benzodiazepinas) o de otros medicamentos
  • Dolor crónico o síndrome de intestino irritable
  • Tumores poco frecuentes que producen hormonas de reacción de “luchar o huir”

Complicaciones – PickleMED.

  • Problemas para dormir (insomnio)
  • Problemas digestivos o intestinales
  • Dolor de cabeza y dolor crónico
  • Aislamiento social
  • Depresión (que a menudo se produce junto con un trastorno de ansiedad) u otros trastornos de salud mental
  • Abuso de sustancias
  • Problemas en la escuela o el trabajo
  • Mala calidad de vida
  • Suicidio

Recomendaciones  – KernPharma.

  • Entiende la ansiedad y no huyas. Los síntomas son muy molestos y en ocasiones pueden volverse incapacitantes, pero es necesario saber que la ansiedad no causa infartos ni asfixias. Además, evitar las situaciones que la desencadenan es un mecanismo de defensa que no ayudará a tratar el trastorno. Es necesario comprender qué es lo que sucede y aprender a afrontarla con las técnicas que los profesionales de la salud te enseñarán.
  • No te centres en el problema. Procura no dar vueltas a lo mismo y trata de pensar en algo diferente a lo que te preocupa y te causa ansiedad. Haz alguna actividad que desvíe tu atención: el deporte es el mejor aliado, ya que, además, ayuda a producir endorfinas, una hormona que libera el cerebro y nos ayuda a sentirnos bien.
  • Cambia tu forma de pensar. Trata de salir del bucle de pensamientos negativos y catastrofistas: sé consciente de ellos y trabaja en ser más positivo, realista y en buscar respuestas diferentes a las mismas preguntas. Seguro que la situación que ves te parece muy mala, ¿pero realmente lo es?
  • Aprende a relajarte. La respiración abdominal, es decir, respirar con el diafragma de una manera lenta y pausada, es una técnica sencilla que ayuda a controlar la ansiedad. Practícala con frecuencia cuando tengas un episodio de ansiedad.
  • Lleva una vida saludable. Beber alcohol y fumar empeoran la ansiedad, mientras que descansar bien, llevar una dieta saludable y realizar ejercicio físico la disminuyen.

Situación basada a la realidad – PickleMED.

¿Por qué sufrimos ansiedad? La respuesta a eso es que hay muchas causas pero en desafortunadamente muchas veces no entendemos de donde se origina ni tampoco nos damos cuenta de que se trata pero al igual que el estrés, la ansiedad es un factor desencadenante de otros síntomas y de acciones de riesgo donde puede estar comprometida nuestra vida, entonces ¿Qué hacemos o como controlamos este cuadro? Lo más recomendable es que aprendamos técnicas de relajación porque el ser farmacodependientes nos vuelve personas con mayor riesgo del que ya representamos si sufrimos ansiedad ¿Por qué? porque cuando decidamos que es momento de no tomar más la medicación pasaremos por una abstinencia que simplemente va ser un factor desencadenante para problemas fisiológicos asociados a una patología de base.

Como recomendación principal se debe evitar cualquier tipo de sustancias como el alcohol y drogas porque simplemente ESTARAS CREANDO UNA ILUSION de que “te sientes mejor” pero en realidad estas creando un cuadro de adicción que sumado al problema de ansiedad puede causar un desequilibrio hemodinámico mucho más en pacientes que superan los 50 años; sin embargo hay personas que por más que el personal de salud intente tranquilizarlo el usuario opta por acciones de riesgo que son reflejo de desesperación asociada al cuadro de ansiedad. Tristemente la sociedad de hoy en día está muy corrompida por las drogas y el alcohol por lo que es muy difícil lograr que gran parte de la población actual evite consumir cierto tipo de sustancias que son factores que desencadenan complicaciones mucho más cuando tienen problemas de ansiedad.

Referencias Bibliográficas.

Fecha de Publicación: 2020/Abril/17; EnlaceWEB. https://picklemed.com/; Autor: Barcia Poveda Carlos; Contacto: carlos.barciap96@gmail.com; ORCID: https://orcid.org/0000-0003-0542-4796