Estenosis Pilórica.

Objetivo Principal

Describir en base a la información apegada a la realidad la importancia de conocer sobre la estenosis pilórica en pacientes pediátricos.

Información basada a la realidad – PickleMED.

La estenosis pilórica es una afección poco frecuente en bebés, que obstruye el tránsito de los alimentos al intestino delgado.

Normalmente, una válvula muscular (píloro), que se encuentra entre el estómago y el intestino delgado, mantiene los alimentos en el estómago hasta que están listos para la próxima etapa del proceso digestivo.

Cuando hay una estenosis pilórica, los músculos del píloro se engrosan y adquieren un tamaño anormal impidiendo que los alimentos lleguen al intestino delgado.

Sintomatología – PickleMED.

Los signos y síntomas de la estenosis pilórica suelen aparecer entre tres y cinco semanas después del nacimiento. La estenosis pilórica es poco frecuente en bebés con más de 3 meses de edad.

  • Vómitos después de la alimentación.
  • Hambre constante.
  • Contracciones estomacales.
  • Deshidratación
  • Cambios en las deposiciones como es estreñimiento
  • Pérdida de peso

Ostomias en pacientes pediátricos – PickleMED.

Una ostomía es una apertura de una víscera hueca al exterior, generalmente para eliminar productos de desecho del organismo o para introducir alimentos, medicamentos. La nueva apertura creada, recibe el nombre de estoma.

Las ostomías digestivas y urológicas son comunicaciones creadas artificialmente sobre un órgano con la pared abdominal, mediante intervención quirúrgica. Esto se realiza con la finalidad de suplir las vías naturales de excreción y/o alimentación o cuando estas se interrumpen por alguna causa clínica.

Indicaciones para el cuidado de las Ostomias en Pediatría – PickleMED.

Dentro de los diferentes tipos de ostomías infantiles, en este caso nos centraremos en las ostomias digestivas, tanto de eliminación como de nutrición.

Las ostomías de eliminación suponen una alternativa al conducto habitual para la evacuación de los residuos corporales cuando no se puede realizar por la vía normal; mientras que las ostomías de alimentación suponen una alternativa al conducto habitual para la alimentación de los niños cuando éstos no lo pueden hacer por la vía normal.

Durante el periodo infantil, con frecuencia existen determinados trastornos agudos que obligan a extirpar porciones más o menos extensas del intestino delgado, acompañado de la realización de ostomías. Dentro de las causas más comunes podemos encontrar: 

  • Causas congénitas. La patología más frecuente en estos casos es el ano perforado o ausencia del mismo en el recién nacido, además de la ausencia de inervación en la parte distal del intestino grueso, también llamado “aganglionosis congénita” o “enfermedad de Hirschsprung’s”.
  • Causas adquiridas. Entre las que encontramos la “enterocolitis necrotizante”, que se suele producir durante las primeras semanas de vida. Es característica de bebes prematuros con inmadurez pulmonar, bajo peso y graves problemas perinatales.  Presentan una infección intestinal que les llega a producir cambios en la motilidad intestinal, la cual solo podremos resolver mediante una intervención quirúrgica de emergencia en la que se deberá realizar una ostomía.

Fecha de Publicación: 2020/Mayo/02; EnlaceWEB. https://picklemed.com/; Autor: Barcia Poveda Carlos; Contacto: carlos.barciap96@gmail.com; ORCID: https://orcid.org/0000-0003-0542-4796