¿Existen los buenos compañeros en la vida del profesional de la salud?

Objetivo Principal

Demostrar en base un análisis situacional la existencia de los buenos compañeros en la vida del profesional de la salud.

Situación basada a la realidad – PickleMED.

En muchas ocasiones hemos mencionado el lado negativo del personal de la salud en temas como el egocentrismo, egoísmo, deshonestidad, etc.; sin embargo algo muy importante es resaltar a las personas a quienes realmente son buenos compañeros de trabajo INDEPENDIENTEMENTE DE LA RAMA PROFESIONAL, entonces ¿existen los buenos compañeros? Para responder a eso debemos tener en claro dos cosas (1ero. una cosa es ser amigos y otra es ser compañeros 2do. Una cosa es la “ñañería” y otra cosa es el compañerismo); el compañerismo no deja de ser otra cosa más que el buen trato entre colegas dentro de un entorno laboral donde se involucra el respeto y la cortesía.

Un buen compañero es aquel que te da la mano cuando puede evidenciar que te encuentras SATURADO de trabajo, es aquel que cuando estás en problemas no encuentra ventaja para hundirte sino que ve una oportunidad para ayudarte, es aquella persona que a más de su preparación profesional es quien podemos considerarla un ser humano que actúa como humano y no solo por algún beneficio.

Sin embargo, ¿existen o no los buenos compañeros? Por supuesto que existen pero debemos ser objetivos en una sola cosa la cual es NO REGALAR LA AMISTAD NI LA CONFIANZA A CUALQUIERA QUE NOS SALUDE ¿Por qué? Porque sucede que existen personas carentes de personalidad y de madurez quienes fácilmente regalan la dignidad, confianza y la amistad a personas que solo conocen por haberse saludado más de dos veces; en la vida hospitalaria los buenos compañeros estan muy escasos debido a que en gran mayoría son gente falsa con poca moral que busca dañarte o humillarte en cuanto tenga ventaja sobre ti, muchas veces se da esto por envidia, por coraje o por simplemente carencia de criterio profesional debido a poca preparación académica en el periodo universitario donde se madura el perfil y tipo de personal de salud que seremos en base a las experiencias que aportan a la formación profesional.

Existen muchas personas que fingen ser buenos compañeros para obtener información, tergiversarla y crear historias falsas que tristemente rueda en boca de todos los trabajadores del hospital; muchos optan por renunciar a causa de ese tipo de actos considerados “bullying laboral” aunque dependiendo del sistema de justicia en muchos casos profesionales deciden no decir absolutamente nada y consideran que cuidaran su puesto si no causan disturbios.

Desde la universidad las docentes cumplen en incentivar al compañerismo sin embargo cometen un grave error ya que lo único que incentivan es a la deshonestidad e hipocresía entre los estudiantes ya que provocan inconscientemente que se formen grupos donde cada uno hace lo que quiere por su lado en lugar de incentivar a la formación equitativa en donde exista con mayor eficiencia la socialización de conocimientos logrando que ningún grupo se considere superior a otros.

El verdadero compañerismo se puede incentivar desde la academia a partir de mejores estrategias que faciliten a la formación igualitaria de los estudiantes donde nadie se considere superior a otros y todos sean tratados de la misma forma debido a que la separación de estudiantes por grupos de manera indefinida les provoca una conducta donde predomina la hipocresía y no el profesionalismo. El profesional de la salud debe ser la imagen y el ejemplo para las demás culturas quienes decidan aprender del correcto trabajo en equipo no de un grupo de gente uniformada creyéndose mejores unos de otros, la pregunta es ¿te consideras un verdadero compañero?

Fecha de Publicación: 2020/Mayo/04; EnlaceWEB. https://picklemed.com/; Autor: Barcia Poveda Carlos; Contacto: carlos.barciap96@gmail.com; ORCID: https://orcid.org/0000-0003-0542-4796