Infección de vías urinarias | ¿Realmente nos afecta?

el

Autor.

Barcia Poveda Carlos, Lic.

Objetivo Principal.

Describir la importancia de entender las INFECCIONES DE LAS VIAS URINARIAS como patología de origen uro-genital, en base a criterios técnicos y bibliográficos.

Resumen/Abstract.                                                  

Español.

Una infección de las vías urinarias es una infección que se produce en cualquier parte del aparato urinario: los riñones, los uréteres, la vejiga y la uretra. La mayoría de las infecciones ocurren en las vías urinarias inferiores,  Las infecciones de las vías urinarias, o infecciones urinarias, se encuentran entre las infecciones más comunes en las personas y los antibióticos generalmente son eficaces para su tratamiento. Su profesional de atención médica podrá determinar si usted o su hijo tiene una infección urinaria y qué antibiótico se necesita; Personas de cualquier edad o sexo pueden contraer infecciones urinarias. Pero las mujeres la sufren unas cuatro veces más que los hombres. Usted también está en mayor riesgo si tiene diabetes, necesita un tubo para drenar la vejiga o tiene una lesión de la médula espinal.

Palabras Claves: Infecciones, vejiga, riñones, urinarias

English.

A urinary tract infection is an infection that occurs anywhere in the urinary system: the kidneys, ureters, bladder, and urethra. Most infections occur in the lower urinary tract. Urinary tract infections, or urinary tract infections, are among the most common infections in people, and antibiotics are generally effective in treating them. Your healthcare professional will be able to determine if you or your child has a urinary infection and what antibiotic is needed; People of any age or sex can get urinary tract infections. But women suffer about four times more than men. You are also at higher risk if you have diabetes, need a tube to drain your bladder, or have a spinal cord injury.

Key Words: Infections, bladder, kidneys, urinary

Validación Teórica & Bibliográfica basado a la realidad | PickleMED.

Las infecciones del tracto urinario son más comunes en las mujeres. Suelen producirse en la vejiga o la uretra, aunque las más serias afectan a los riñones. Una infección en la vejiga puede causar dolor pélvico, necesidad urgente de orinar, dolor mientras se orina y sangre en la orina. Una infección en los riñones puede causar dolor de espalda, náuseas, vómitos y fiebre.

Según lo mencionado por la MayoClinic (2019) Una infección de las vías urinarias es una infección que se produce en cualquier parte del aparato urinario: los riñones, los uréteres, la vejiga y la uretra. La mayoría de las infecciones ocurren en las vías urinarias inferiores (…) La infección que se limita a la vejiga puede ser dolorosa y molesta. Sin embargo, puedes tener consecuencias graves si la infección urinaria se extiende a los riñones, (MayoClinic, 2019).

De acuerdo con el Centros de Control y Prevención de Enfermedades (2015) Las infecciones de las vías urinarias, o infecciones urinarias, se encuentran entre las infecciones más comunes en las personas y los antibióticos generalmente son eficaces para su tratamiento. Su profesional de atención médica podrá determinar si usted o su hijo tiene una infección urinaria y qué antibiótico se necesita (…) En los niños pequeños, a veces puede haber problemas estructurales de las vías urinarias que pueden conducir a que se infecten con más frecuencia. Otros factores que aumentan el riesgo de infección urinaria en los niños incluyen no orinar con suficiente frecuencia o limpiarse desde atrás hacia adelante después de defecar, en las niñas esto puede hacer que entren bacterias en las vías urinarias, (Centros de Control y Prevención de Enfermedades, 2015).

Según menciona Barcia, C. (2020) Personas de cualquier edad o sexo pueden contraer infecciones urinarias. Pero las mujeres la sufren unas cuatro veces más que los hombres. Usted también está en mayor riesgo si tiene diabetes, necesita un tubo para drenar la vejiga o tiene una lesión de la médula espinal, Las infecciones del tracto urinario (ITU) más habituales son las producidas por bacterias, aunque también pueden presentarse a causa de virus, hongos o parásitos. De muchas de ellas es responsable la bacteria llamada Escherichia coli, que normalmente vive en el intestino, (Barcia, C., 2020).

Sintomatología | PickleMED.

Las infecciones de los riñones son menos comunes, pero son más graves. Los signos de advertencia de una infección de riñón incluyen dolor de flanco o de la parte inferior de la espalda, fiebre alta (38.3 °C o más), náuseas o vómitos, cambios en el estado mental, escalofríos o sudores nocturnos.

  • Necesidad imperiosa y constante de orinar
  • Sensación de ardor al orinar
  • Orinar frecuentemente en pequeñas cantidades
  • Orina de aspecto turbio
  • Orina de color rojo, rosa brillante o amarronado (un signo de sangre en la orina)
  • Orina con olor fuerte
  • Dolor pélvico en las mujeres, especialmente en el centro de la pelvis y alrededor de la zona del hueso púbico

Los niños más pequeños posiblemente no puedan decirle los síntomas que tengan, pero preste atención a los siguientes signos:

  • Fiebre sin causa conocida.
  • Cambios en el color y el olor de la orina.
  • Vómitos.
  • Irritabilidad o cambios en el apetito.

Algunos profesionales de atención médica también pueden recomendar un medicamento como la fenazopiridina para ayudar a aliviar el dolor y las molestias al orinar. Si toma este medicamento, es importante que siga tomando los antibióticos a la vez. Este medicamento solamente alivia el dolor, pero no cura la infección.

Grupos de Riesgo | PickleMED.

  • Las personas sometidas a exámenes mediante tubos o catéteres o que necesitan sondas pueden desarrollar más fácilmente infecciones procedentes de dichos instrumentos.
  • Los mayores se ven afectados por este tipo de infecciones con mayor frecuencia, así como las que sufren una disminución del sistema nervioso, que les impide controlar la vejiga a voluntad.
  • Por otra parte, cualquier desorden que produzca una supresión en el sistema inmune incrementa el riesgo de sufrir una infección urinaria, ya que este sistema es el encargado de mantener a raya los microorganismos patógenos responsables de las infecciones.
  • También se dan en bebés nacidos con alguna deformación del tracto urinario, que a menudo han de ser corregidos mediante cirugía.

Causas | PickleMED.

Según la MayoClinic (2019) Las infecciones urinarias suelen ocurrir cuando ingresan bacterias en las vías urinarias a través de la uretra y comienzan a multiplicarse en la vejiga. Aunque el aparato urinario está preparado para impedir el ingreso de estos invasores microscópicos, estas defensas a veces fallan. Cuando esto ocurre, las bacterias pueden proliferar hasta convertirse en una infección totalmente desarrollada en las vías urinarias, (MayoClinic, 2019).

De acuerdo con este criterio el Centros de Control y Prevención de Enfermedades (2015) Las infecciones urinarias se producen cuando entran bacterias en las vías urinarias y las infectan. Estas infecciones pueden afectar varias partes de las vías urinarias, pero el tipo más común es la infección de la vejiga, (Centros de Control y Prevención de Enfermedades, 2015).

Las infecciones urinarias más frecuentes se presentan principalmente en las mujeres y afectan la vejiga y la uretra.

  • Infección de la vejiga (cistitis). Por lo general, este tipo de infección urinaria es causado por la Escherichia coli (E. coli), un tipo de bacteria que se encuentra frecuentemente en el tubo gastrointestinal. Sin embargo, algunas veces son responsables otras bacterias.

Las relaciones sexuales pueden ocasionar cistitis, pero no hace falta ser sexualmente activo para padecerla. Todas las mujeres están en riesgo de padecer cistitis debido a su anatomía; específicamente, por la corta distancia desde la uretra hasta el ano y del orificio uretral a la vejiga.

  • Infección de la uretra (uretritis). Este tipo de infección urinaria puede ocurrir cuando las bacterias en el tubo gastrointestinal se propagan desde el ano hacia la uretra. Asimismo, debido a que la uretra femenina está cerca de la vagina, las infecciones de transmisión sexual —tales como herpes, gonorrea, clamidiosis y micoplasma— pueden causar uretritis.

Criterios & Medios Diagnósticos | PickleMED.

  • Examen físico: el médico palpa la zona abdominal y pélvica del paciente para detectar los lugares con dolor o con enrojecimiento.
  • Análisis de orina: con una muestra de orina del paciente se examina si ésta contiene algún agente infeccioso (germen nocivo).
  • Cultivos de orina, líquido vaginal o líquido uretral: se siembra una gota de algunos de estos líquidos en una placa con nutrientes para bacterias y, después de transcurridas varias horas para que éstas crezcan, se determina qué tipo de bacteria es la causante de la infección y qué antibióticos pueden resultar efectivos (antibiograma).
  • Citoscopia: consiste en introducir por la uretra un tubo provisto de lentes y luz para observar directamente el estado de la uretra y la vejiga urinaria.
  • Ecografía abdominal: es un estudio indoloro del abdomen que se realiza mediante ultrasonidos que forman una imagen en un monitor.
  • Urografía: es una radiografía del riñón, para la cual hay que inyectar previamente una sustancia que creará un contraste y el riñón podrá ser observado con facilidad.

Factores de Riesgo | PickleMED.

(Centros de Control y Prevención de Enfermedades, 2015).

  • Una infección urinaria previa.
  • Actividad sexual, especialmente con una pareja sexual nueva.
  • Cambios en la flora o la acidez vaginal debido a la menopausia o el uso de espermicidas.
  • Embarazo.
  • Edad (los adultos mayores tienen más probabilidades de tener infecciones urinarias).
  • Movilidad reducida (por ejemplo, después de una operación o por reposo absoluto en cama).
  • Incontinencia urinaria o tener colocado un catéter urinario (en inglés).
  • Cálculos renales.
  • Adenoma (agrandamiento) de próstata.

Complicaciones | PickleMED.

(MayoClinic, 2019).

  • Infecciones recurrentes, en especial, en mujeres que sufren dos o más infecciones de las vías urinarias en un período de seis meses, o cuatro o más en un año.
  • Daño renal permanente debido a una infección renal aguda o crónica (pielonefritis) provocada por una infección urinaria sin tratar.
  • Riesgo elevado para las mujeres embarazadas de tener un bebé de bajo peso al nacer o prematuro.
  • Estrechamiento (constricción) de la uretra en hombres con uretritis recurrente que anteriormente tuvieron uretritis gonocócica.
  • Septicemia, una complicación de las infecciones que puede poner en riesgo la vida, especialmente si la infección se extiende hacia arriba, más allá de las vías urinarias, hasta los riñones.

Referencias Bibliográficas.

Fecha de Publicación: 2020/Junio/15; Autor. Barcia Poveda Carlos, Lic.; ORCID. https://orcid.org/0000-0003-0542-4796 ; EnlaceWEB: https://picklemed.com/ ; Contacto: picklemed@gmail.com
PickleMED | Barcia 2020.
Código de Registro | PickleMED PMCB213