Cefaleas | ¿Qué tanto nos perjudican?

el

Autor.

Barcia Poveda Carlos, Lic.

Objetivo Principal.

Describir en base a criterios técnicos y bibliográficos, el grado de complejidad de las cefaleas como patologías neurológicas.

Resumen/Abstract.                                                  

Español.

La cefalea es un síntoma que hace referencia a cualquier tipo de dolor localizado en la cabeza. Existen más de 150 tipos, pero a grandes rasgos, se pueden dividir en dos grandes categorías: las cefaleas  primarias y las secundarias; Las cefaleas (caracterizadas por dolores de cabeza recurrentes) son uno de los trastornos más comunes del sistema nervioso. Son trastornos primarios dolorosos e incapacitantes como la jaqueca o migraña, la cefalea tensional y la cefalea en brotes. Sin embargo, es preciso tener en cuenta que estos fármacos no están exentos de efectos secundarios que en ocasiones son graves. Además el abuso de los mismos puede en determinadas circunstancias agravar el problema. Pueden utilizarse en casos de dolor de cabeza leve o moderado que ocurra ocasionalmente.

Palabras Claves: Cefalea, cabeza, dolor, fármacos, migraña

English.

Headache is a symptom that refers to any type of localized pain in the head. There are more than 150 types, but roughly, they can be divided into two main categories: primary and secondary headaches; Headaches (characterized by recurring headaches) are one of the most common disorders of the nervous system. They are painful and disabling primary disorders such as migraine or migraine, tension headache, and cluster headache. However, it should be noted that these drugs are not without side effects that are sometimes serious. Furthermore, the abuse of them can in certain circumstances aggravate the problem. They can be used in cases of mild or moderate headache that occurs occasionally.

Key Words: Headache, head, pain, drugs, migraine

Validación Teórica & Bibliográfica | PickleMED.

La cefalea es un síntoma muy frecuente, se estima que en los países occidentales la presenta al menos una vez al año el 50% de la población, aunque solamente el 20% ha presentado cefalea intensa en alguna ocasión a lo largo de su vida. El término cefalea (del latín cephalaea, y este del griego κεφαλαία, de κεφαλή, cabeza) hace referencia a los dolores y molestias localizadas en cualquier parte de la cabeza, en los diferentes tejidos de la cavidad craneana, en las estructuras que lo unen a la base del cráneo, los músculos y vasos sanguíneos que rodean el cuero cabelludo, cara y cuello.

Según la O.M.S. (2016) menciona que, Las cefaleas (caracterizadas por dolores de cabeza recurrentes) son uno de los trastornos más comunes del sistema nervioso. Son trastornos primarios dolorosos e incapacitantes como la jaqueca o migraña, la cefalea tensional y la cefalea en brotes. También puede ser causada por muchos otros trastornos, de los cuales el consumo excesivo de analgésicos es el más común (…)La cefalea no solo es dolorosa sino también incapacitante. En el Estudio de la Carga Mundial de Morbilidad, actualizado en 2013, la migraña por sí sola representó la sexta causa mundial de los años perdidos por discapacidad. Colectivamente, las cefaleas fueron la tercera causa (…) Las cefaleas imponen además una carga personal bajo la forma de intenso sufrimiento, menoscabo de la calidad de vida y costos económicos. Las cefaleas frecuentes, así como el temor constante con respecto al siguiente episodio, dañan la vida familiar, las relaciones sociales y el trabajo. Los esfuerzos prolongados que supone habérselas con una cefalea crónica pueden asimismo predisponer a la aparición de otras enfermedades; por ejemplo, la depresión y la ansiedad son significativamente más frecuentes en las personas aquejadas de migraña que en las sanas, (Organización Mundial de la Salud, 2016).

De acuerdo con ese criterio Barcia, C. (2020) menciona que, Las mejores opciones para tratar las cefaleas más comunes son los analgésicos como el paracetamol y los agentes antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) como la aspirina, el ibuprofeno y el naproxeno. Sin embargo, es preciso tener en cuenta que estos fármacos no están exentos de efectos secundarios que en ocasiones son graves. Además el abuso de los mismos puede en determinadas circunstancias agravar el problema. Pueden utilizarse en casos de dolor de cabeza leve o moderado que ocurra ocasionalmente. En caso de cefalea intensa, frecuente o con alguno de los síntomas de alarma, debe consultarse siempre con el médico y evitar la automedicación, (Barcia, C., 2020).

Sin embargo Obach, V. & Fabregat, N. (2018) menciona que, La cefalea es un síntoma que hace referencia a cualquier tipo de dolor localizado en la cabeza. Existen más de 150 tipos, pero a grandes rasgos, se pueden dividir en dos grandes categorías: las cefaleas  primarias y las secundarias. Las primarias representan el 90% del total y son aquellas en las que el dolor de cabeza tiene unos criterios y características propias. Las secundarias son la consecuencia de otra enfermedad que cursa con cefalea y, generalmente, otros síntomas (…) Se calcula que la cefalea afecta aproximadamente a un 50% de la población adulta en el mundo. En el último año entre el 25-50% de los adultos de 18 a 65 años ha tenido cefalea y un 30% ha tenido migraña. La cefalea que se presenta 15 días o más cada mes afecta de un 1,7% a un 4% de la población adulta en el mundo. A pesar de las variaciones regionales, la cefalea es un problema que afecta a personas de todas las edades, razas, niveles de ingresos y zonas geográficas, (Obach, V. & Fabregat, N., 2018).

Clasificación de Cefaleas | PickleMED.

Cefaleas Primarias.  La más frecuente es la cefalea de tensión o tensional, pero es la migraña la que motiva mayor número  de consultas al neurólogo, según datos publicados por la Organización Mundial de la Salud. Es posible que en algunos pacientes coexistan diversos tipos de cefaleas, que no cumplan todos los criterios diagnósticos, o bien que esté enmascarando una cefalea secundaria,  por lo que es conveniente consultar al médico para que realice el diagnóstico correcto e indique el tratamiento adecuado, ya que no suele ser el mismo para cada paciente.

  • Migraña. Es una cefalea muy frecuente, afecta entre el 12 y el 16% de la población mundial. Produce ataques de dolor intenso, que de forma característica afecta solo a la mitad derecha o izquierda de la cabeza, y se acompaña de náuseas, vómitos y sensación pulsátil.
  • Cefalea tensional: Es la más frecuente. El dolor se presenta en toda la cabeza de manera regular. La sensación es que algo aprieta el perímetro de la cabeza. Suele producirse por contracturas musculares o estrés. Mejora mucho con la actividad física y la relajación. Es un dolor opresivo en banda que abarca todo el perímetro del cráneo. El tratamiento puede requerir medicación preventiva constante si los ataques son muy frecuentes, además del tratamiento del dolor agudo cuando este es muy intenso.
  • Cefalea en racimos y otras cefalalgias trigémino-autonómicas: La cefalea en racimos es un tipo de dolor de cabeza extremadamente intenso, la cual recibe otros muchos nombres, como Cluster Headache, cefalea histamínica y cefalea de Horton. Todas estas denominaciones son sinónimos y pueden emplearse indistintamente. En este apartado se incluye también la hemicránea paroxística que es muy poco frecuente
  • Cefalea hemicránea. Afecta a 1 de cada 50.000 adultos y es tres veces más frecuente en la mujer que en el hombre, y habitualmente en la edad adulta. Se presenta en forma de episodios muy intensos y breves de 2-30 minutos de duración (en general menos de 15 minutos) más de 5 veces al día. La localización  es siempre unilateral y responde al fármaco antiinflamatorio indometacina. Existen dos variantes: la paroxística (20% de los pacientes) con periodos largos libre de crisis y la crónica (80%).
  • Cefalea neuralgiforme unilateral con inyección conjuntival y lagrimeo (SUCNT). Es una situación muy poco frecuente y su prevalencia es desconocida. Es un poco más frecuente en los hombres y suele aparecer sobre los 50 años. Se presenta en forma de episodios de intensidad moderada-severa muy breves, entre 5 segundos y raramente minutos, de forma repetida hasta incluso 200 veces al día. Pueden aparecer  espontáneamente o desencadenarse al tocarse la cara o el cuero cabelludo, lavarse los dientes, estornudar, afeitarse, etc.
  • Cefalea tusígena. Es aquella ocasionada por la tos o por una maniobra de Valsalva (aumento de la presión intratorácica y secundariamente también intracraneal al presentar un estornudo, defecar, levantar pesos, etc). Dura entre 1 segundo y 30 minutos, persistiendo una molestia posterior durante unas horas. Aunque la mayoría son primarias, es importante realizar una prueba de imagen como una tomografia computarizada (TC) craneal o una resonancia magnética cerebral para descartar lesiones intracraneales que hacen aumentar la presión.
  • Cefalea por esfuerzo físico. Es aquella ocasionada por la práctica de ejercicio muy intenso. Suele ser de tipo pulsátil y dura entre 5 minutos y 48 horas. Ocurre más frecuentemente en lugares donde hace mucho calor o a una altitud elevada. Mejora al parar la actividad. Aunque la mayoría son primarias, es importante realizar una prueba de imagen para descartar causas secundarias, las más frecuentes son hemorragia cerebral o hemorragia subaracnoidea.
  • Cefalea asociada a la actividad sexual. Es aquella desencadenada por la actividad sexual. Puede ser preorgásmica u orgásmica, esta última es más frecuente. El dolor se produce en los dos lados de la cabeza, alcanzando su punto máximo cuando llega al orgasmo y dura de minutos a horas. Al igual que en la cefalea por esfuerzo físico, hay que realizar una prueba de imagen pera descartar lesiones intracraneales o vasculares cerebrales.
  • Cefalea por crioestímulo. Es aquella desencadenada por algo muy frío, bien sea porque toca la parte exterior de la cabeza, porque se inhala o porque se ingiere, como sucede con los helados. El dolor de la cefalea por crioestímulo tiende a ser punzante, unilateral y de corta duración.
  • Cefalea hípnica. Es aquella que aparece solo durante el sueño, haciendo que el paciente se despierte. Afecta normalmente a personas de más de 50 años y tiende a ser persistente, entre 30-180 minutos. Es inespecífica aunque comparte algunas características con la migraña, como la sensación de náusea. Es importante descartar una causa secundaria cuando es de aparición reciente.

Cefaleas Secundarias.

  • Cefalea atribuida a traumatismo craneal, cervical o ambos. Son cefaleas por traumatismo craneoencefálico.
  • Cefalea atribuida a trastorno vascular craneal o cervical. Son cefaleas de causa vascular, es decir por alteraciones de los vasos sanguíneos, tanto arterias como venas. Están causadas por accidente cerebro vascular, o por arteritis de la temporal.
  • Cefalea atribuida a trastorno intracraneal no vascular. Por ejemplo: cefalea por aumento de la presión del líquido cefalorraquídeo, cefalea por disminución de la presión del líquido cefalorraquídeo, o cefalea por neoplasia intracraneal.
  • Cefalea atribuida a una sustancia o a su supresión. Son cefalea por abuso de medicación, drogas o por síndrome de abstinencia.
  • Cefalea atribuida a infección. Causada por infección intracraneal, como la meningitis y la encefalitis; o por infecciones generales, como la gripe.
  • Cefalea atribuida a trastorno de la homeostasis: hipoxia, diálisis, hipertensión arterial, hipotiroidismo.
  • Cefalea o dolor facial atribuido a trastorno del cráneo, cuello, ojos, oídos, nariz, senos, dientes, boca u otras estructuras faciales o craneales. Se incluyen las cefalea causada por alteraciones del oído, como la otitis, de los senos paranasales entre ellas la sinusitis y del ojo, por ejemplo el glaucoma agudo.
  • Cefalea atribuida a trastorno psiquiátrico.
  • Cefalea causada por trastornos gastrointestinales. Actualmente, se ha demostrado que ciertos trastornos gastrointestinales son una causa subyacente de cefaleas y que su tratamiento puede conducir a la remisión o mejoría de las cefaleas. Entre ellos, cabe destacar la infección por Helicobacter pylori, la enfermedad celíaca, la sensibilidad al gluten no celíaca, el síndrome del intestino irritable, la enfermedad inflamatoria intestinal, la gastroparesia y los trastornos hepatobiliares.

Sintomas Cefalea | PickleMED.

El dolor puede localizarse en una parte de la cabeza o puede afectar a toda la cabeza de forma general. La intensidad del dolor suele ser moderada o severa, y con cierta frecuencia puede ser incapacitante para el paciente, obligándole a acostarse y suspender toda su actividad. Entre los síntomas más frecuentes tenemos los siguientes:

  • Párpados más cerrados (edema palpebral).
  • Diferencias entre la dilatación de las pupilas (anisocoria).
  • Enrojecimiento de ojos.
  • Náuseas y vómitos.
  • Párpados caídos.
  • Lagrimeo.
  • Vértigo.
  • Dolor terebrante (como un taladro).
  • Dolor opresivo (como un casco).
  • Dolor pulsátil (como un latido).

Fases del desarrollo de las cefaleas | PickleMED.

  1. Pródromos. Se producen hasta 24 horas antes de desarrollar una migraña. Estos incluyen antojos de comidas, cambios del estado de ánimo sin causa aparente (depresión o euforia), bostezos incontrolables, retención de líquidos o aumento de la micción.
  2. Aura. La más frecuente es la visual (puntos ciegos, pérdidas en el campo visual, destellos, distorsiones). La segunda más frecuente es el aura sensitiva (habitualmente se presenta conjuntamente con la anterior, suelen aparecer hormigueos en la punta de los dedos, que van ascendiendo en minutos por la extremidad hasta llegar a la cara).
  3. Dolor de cabeza. Es unilateral, comienza gradualmente y aumenta en intensidad hasta poder hacerse incapacitante con náuseas y vómitos. Empeora con el movimiento y con la luz, el ruido y los olores.
  4. Postdromo. El 80% de los pacientes presenta fatiga posterior al control del dolor, así como también confusión y problemas de concentración. Puede durar hasta un día.

Factores que Influyen en las Cefaleas | PickleMED.

  • Alimentación. La migraña se ha relacionado posiblemente con la ingesta unas 3 horas antes de determinados alimentos como el chocolate, el cacao, la vainilla, el plátano, los frutos secos, los cítricos, los aditivos de comidas basura.
  • Cambios hormonales. La incidencia de la migraña se dispara en las mujeres tras la aparición de la primera menstruación (menarquía).
  • Fármacos (vasodilatadores, nitritos, etcétera).
  • Estrés. Es independiente del tipo de estrés y de los factores que la desencadenan. Influye de forma marcada en la cefalea de tensión, en la migraña y en la cefalea en racimos
  • Edad. Los niños pueden tener migraña, aunque es menos frecuente. A estas edades la migraña predomina en varones. A partir de la pubertad y, debido a los cambios hormonales, aumenta la incidencia de migraña en las mujeres. 
  • Herencia. Un 80% de pacientes migrañosos tienen padres o hermanos con migraña. Aunque la forma de herencia no está totalmente establecida

Complicaciones Cefalea | PickleMED.

  • Sangrado en la zona entre el cerebro y una capa de las meninges, la aracnoides que lo cubre (hemorragia subaracnoidea).
  • Presión arterial muy alta.
  • Infección cerebral como meningitis o encefalitis o absceso.
  • Tumor cerebral.
  • Acumulación de líquido dentro del cráneo que provoca hinchazón cerebral (hidrocefalia secundaria o idiopática, también conocida como pseudotumor cerebral)
  • Intoxicación con monóxido de carbono.
  • Falta de oxígeno durante el sueño (apnea del sueño).
  • Oclusión o rotura de las arterias y venas cerebrales (ictus).

Puntos de ATENCIÓN URGENTE | PickleMED.

  • Inicio brusco con dolor de gran intensidad, o bien durante el ejercicio, especialmente si la cefalea es de nueva aparición y muy intensa. Podría ser sugestivo de una hemorragia subaracnoidea.
  • Curso progresivo, es decir aumento gradual en el transcurso de días o semanas. Puede indicar el crecimiento de una lesión ocupante de espacio, como un tumor cerebral.
  • Inicio en la edad media de la vida, sobre todo si es de carácter progresivo.
  • Cefalea acompañada por alteraciones del nivel de conciencia, signos meníngeos, convulsiones u otros signos neurológicos que hagan sospechar la existencia de un proceso grave.

Medidas de Prevención | PickleMED.

  • Evitar abusos de medicación o cafeína.
  • Evitar el alcohol y el tabaco.
  • Tener unos hábitos de alimentación saludables como tomar más frutas y verduras y evitar las grasas.
  • Realizar ejercicio físico de manera habitual.

Situación basada a la realidad | PickleMED.

El cerebro nunca duele, sino que el dolor se localiza en las membranas que lo envuelve, es decir las meninges, donde se ubican las terminaciones sensitivas (llamadas nociceptores) del nervio trigémino; El nervio trigémino tiene tres ramas que conducen las sensaciones de los vasos sanguíneos en el interior y el exterior del cráneo, las meninges, la cara, la boca y los ojos. Cuando se activa por determinados estímulos (estrés, alimentos, olores, sobrecargas musculares, etc.) envía mensajes al núcleo cerebral, denominado tálamo, que a su vez está conectado con otras zonas del cerebro que manejan la conciencia del dolor y su respuesta emocional, La farmacoterapia recomendada bajo prescripción médica es la combinación de analgésicos y antiepilépticos lo cual desafortunadamente no cura pero estabiliza el cuadro del dolor agudo o crónico; en muchos casos de emergencia en donde el dolor no se controla en el tiempo recomendado es necesario administrar 60mg IV de Ketorolaco; Se recomienda solicitar cita médica con un neurólogo que mediante a pruebas diagnósticas como (resonancia magnética, TAC SIMPLE o electroencefalograma) determinaran si existen complicaciones morfofisiológicas posterior a una valoración del personal médico.

Referencias Bibliográficas.

Fecha de Publicación: 2020/Junio/20; Autor. Barcia Poveda Carlos, Lic.; ORCID. https://orcid.org/0000-0003-0542-4796 ; EnlaceWEB: https://picklemed.com/ ; Contacto: picklemed@gmail.com
PickleMED | Barcia 2020.
Código de Registro | PickleMED. PMCB227