Naturaleza Médica | Menta.

el

Autor.

Barcia Poveda Carlos, Lic.

Objetivo Principal.

Describir en base a criterios técnicos la importancia de la menta como medicina natural.

Resumen/Abstract.                                                  

Español.

El origen de esta planta está estrechamente ligado a la tradición europea, de hecho, hay constancia de que las civilizaciones griega y romana la utilizaban para sus baños con el objetivo de aromatizar y fortalecer el cuerpo; Además solían añadirlas a sus platos para aromatizar y dar sabor e incluso se utilizaban en ritos religiosos, el fruto es una cápsula con hasta cuatro semillas; Con la especie Mentha spicata, la hierbabuena, se elabora el té moruno en el Magreb. También se utiliza en la preparación del quibbe. La menta piperita está compuesta, entre otros, por ácido ascórbico también conocido como vitamina C, acético y benzoico. Además de dichos ácidos, en su composición también destacan vitaminas del grupo B (B1, B2 y B3) fundamentales para el proceso metabólico.

Palabras Claves: Menta, vitaminas, planta, fruto, aroma.

English.

The origin of this plant is closely linked to the European tradition, in fact, there is evidence that the Greek and Roman civilizations used it for their baths with the aim of aromatizing and strengthening the body; In addition they used to add them to their dishes to flavor and flavor and were even used in religious rites, the fruit is a capsule with up to four seeds; With the species Mentha spicata, peppermint, Moorish tea is made in the Maghreb. It is also used in the preparation of the quibbe. Peppermint is composed, among others, of ascorbic acid also known as vitamin C, acetic and benzoic. In addition to these acids, vitamins B group (B1, B2 and B3), fundamental for the metabolic process, also stand out in their composition.

Key Words: Mint, vitamins, plant, fruit, aroma.

Validación Teórica basada a la realidad | PickleMED.

¿Qué es la menta y en que nos aporta? La menta, también llamada menta piperita y yerba de zapo, es una hierba comestible propia de las regiones mediterráneas como Italia o la Provenza francesa y de Asia central, aunque el principal productor mundial sea Estados Unidos. Suele cultivarse en huertos y jardines, pero también es posible encontrarla creciendo de forma espontánea en zonas con elevada humedad. El origen de esta planta está estrechamente ligado a la tradición europea, de hecho, hay constancia de que las civilizaciones griega y romana la utilizaban para sus baños con el objetivo de aromatizar y fortalecer el cuerpo. Además solían añadirlas a sus platos para aromatizar y dar sabor e incluso se utilizaban en ritos religiosos.

La parte de esta planta que se utilizada con fines medicinales es la hoja y de los principios activos de la menta podemos destacar el mentol, el cineol o el limoneno y sus flavonoides, fenoles y taninos. Todos estos componentes son los que confieren a la menta sus cualidades terapéuticas; la menta es una planta medicinal con acción digestiva, antiinflamatoria, expectorante, carminativa, antiespasmódica, aperitiva, antigripal, colerética, antiséptica, mucolítica, antirreumática, analgésica, antibacteriana, colagoga, antitusiva, antifúngica y descongestionante de las vías respiratorias, también se puede usar de forma interna en infusión, aceite esencial (debe tener una etiqueta que indique explícitamente que es apta para uso interno) y en tintura. Para usos externos de la menta la podemos utilizar en baños, vahos, aceite esencial, cataplasmas, etc.

La planta de la menta son de tipo herbáceas perennes y aromáticas que alcanzan una altura máxima de 120 cm aproximadamente. Poseen estolones subterráneos y superficiales que a menudo las convierten en invasivas. Las hojas, a menudo ligeramente pubescentes, se disponen en pares opuestos, simples y de forma oblonga a lanceolada, a menudo con margen dentado. Las flores, de colores blanco o púrpura, surgen en espigas terminales son bilabiadas con cuatro lóbulos desiguales. El fruto es una cápsula con hasta cuatro semillas; Con la especie Mentha spicata, la hierbabuena, se elabora el té moruno en el Magreb. También se utiliza en la preparación del quibbe.

En España se utiliza en ocasiones para aromatizar guisos como la olla gitana típica de Almería y Murcia. También puede utilizarse en otros guisos como el Cocido cordobés, el Cocido chiclanero, el Cocido jiennense o el Cocido madrileño, también es frecuente que acompañe los guisos que llevan caracoles. La planta de la menta suele medir unos 70 centímetros de altura y no requiere grandes cuidados, por lo que es muy típica en los hogares. La menta alcanza su apogeo en verano, el momento perfecto para recoger sus hojas con las que preparar una deliciosa limonada o un refrescante mojito. A día de hoy es muy utilizado en la elaboración de pastas de dientes, enjuagues bucales, chicles o caramelos, ya que proporcionan un aliento fresco. Pero a parte de para mejorar la boca, también suele utilizarse por sus propiedades positivas para el aparato respiratorio y digestivo, incluso para frenar el mal de altura.

La menta piperita está compuesta, entre otros, por ácido ascórbico también conocido como vitamina C, acético y benzoico. Además de dichos ácidos, en su composición también destacan vitaminas del grupo B (B1, B2 y B3) fundamentales para el proceso metabólico y minerales como el calcio, fósforo, hierro o el magnesio; La rica composición de la menta hace de ella una planta con importantes propiedades saludables para nuestro organismo, sobre todo para el aparato respiratorio y el digestivo. De hecho, tan sólo su aroma posee la cualidad de refrescar las vías respiratorias y, al mismo tiempo, de estimular el apetito.

La menta también puede utilizarse de forma tópica. Por ejemplo, diluyendo aceite esencial en agua, y aplicando sobre la zona en cuestión una compresa empapada de esta solución (a modo de cataplasma); así podemos reducir, entre otros, los dolores de cabeza, de espalda, cervicales o musculares y tratar afecciones dérmicas como heridas, eccemas, picaduras de insectos, infecciones vaginales o hemorroides. Además de todas estas propiedades, la menta también tiene otro tipo de aplicaciones. Por ejemplo, masticar menta ayuda a reducir los efectos asociados al ‘mal de altura’ dificultad que presenta el organismo para adaptarse a la falta de oxígeno asociada a la altitud ya que mejora y facilita la circulación sanguínea.

Por otra parte, la mayor toxicidad de la yerba de zapo se encuentra en el aceite esencial, de ahí la importancia de diluirlo adecuadamente antes de su aplicación. De hecho, la menta nunca se administrará a personas que padezcan cálculos biliares o renales, hernia de hiato o que tomen medicamentos que sean sintetizados a través del hígado.

También está contraindicado el uso de la menta en el caso de mujeres embarazadas y madres lactantes, ya que, en el primer caso, puede afectar al feto o incluso provocar el aborto y, en el segundo, tiene graves consecuencias sobre los niños de corta edad ya que reduce el ritmo cardíaco y afecta a la respiración, de ahí que no deba aplicarse a los niños ungüentos con mentol.

Fecha de Publicación: 2020/Junio/25; Autor. Barcia Poveda Carlos, Lic.; ORCID. https://orcid.org/0000-0003-0542-4796 ; EnlaceWEB: https://picklemed.com/ ; Contacto: picklemed@gmail.com
PickleMED | Barcia 2020.
Código de Registro | PickleMED. PMCB243