Pie Diabético | LA REALIDAD.

el

Autor.

Barcia Poveda Carlos, Lic.

Objetivo Principal.

Describir en base a un análisis de situación la realidad sobre el pie diabético como complicación de la diabetes desde la perspectiva del paciente y del personal de salud.

Situación basada a la realidad | PickleMED.

¿Qué sucede cuando una persona con pie diabético no se cuida? ¿Qué sucede cuando la misma vive en condiciones inapropiadas para su cuadro clínico? ¿Qué sucede cuando opta por no seguir las indicaciones medicas y hace lo que mejor le parezca? ¿Qué sucede a nivel profesional cuando la persona que hace las curaciones no está netamente capacitada para realizar el trabajo? ¿Cuál es la realidad de muchas localidades en un problemática tan compleja como lo es el pie diabético?

El Pie Diabético se define como la infección, ulceración o destrucción de los tejidos profundos del pie, asociados a neuropatía y/o enfermedad vascular periférica de diferente magnitud, en las extremidades inferiores de los pacientes con diabetes mellitus es considera en otras palabras como una alteración clínica de origen neuropático (afectación en los nervios) e inducida por la hiperglucemia (azúcar alto), en la que con o sin coexistencia de isquemia (falta de riego sanguíneo), y previo desencadenante traumático, produce lesión y/o ulceración del pie; entendemos la complejidad del pie diabético como cuadro de complicación asociado al diagnostico de la diabetes, sin embargo ¿Cuál es el problema con los pacientes?

La realidad a más de una bibliografía que te indica los grados de degeneración por la profundidad de la herida en el pie, la realidad es que pacientes deciden no vivir en las condiciones apropiadas, no seguir con las indicaciones medicas, no hacer lo correcto para llevar un autocuidado responsable, no aplicar las medidas de prevención de heridas según la recomendación del profesional de la salud, etc., ¿entonces? ¿Qué sucede aquí? Sucede que la situación parte de la terquedad del mismo usuario ya que decide no continuar con el tratamiento, no seguir las indicaciones, es decir que el paciente demuestra un total desinterés en lograr una mejoría.

Existen clínicas o centros especializados para el tratamiento del pie diabético, realizan curaciones, consultas médicas, etc., en muchas localidades estos sitios son muy frecuentados por aquellos pacientes que desean conseguir una mejoría en su cuadro ya que muchos manifiestan desear no perder su pie por medio de una amputación, existen hospitales públicos que optan por enviar a un equipo de salud a realizar visitas domiciliarias con el fin de garantizar una atención de salud de calidad para aquellos pacientes con graves dificultades para movilizarse, es decir que las posibilidades abundan en muchas localidades pero resulta que así como hay personas que desean mejorar también hay personas que desean hacer las cosas a su manera.

Cuando hablamos de ulceración asociada a la diabetes, entendemos que esta comprende a una degeneración de las capas de la piel comprometiendo a todas las estructuras internas hasta llegar a la estructura ósea, muchas complicaciones involucran casos de secreciones purulentas, dificultades a nivel vascular, riesgo de infección por herida abierta hasta la gangrena, no obstante el equipo médico hace su trabajo realizando la debida limpieza y curación de la herida garantizando un periodo de recuperación y rehabilitación seguro siempre que se lleve el cuidado correspondiente pero ¿Qué pasa con aquellos que no siguen las indicaciones? Lo que sucede es que algunos optan por retirarse los apósitos, retirarse los vendajes, colocarse cremas de las cuales no indican la procedencia, usan telas como vendajes y todo el trabajo del personal de salud lo dan por inválido.

Lo peor de todo es cuando los médicos domiciliarios realizan consultas para que un especialista vascular valore el grado de complejidad de la herida en relación a la vascularización de la misma debido a la profundidad, pero sucede que muchos pacientes deciden NO ASISTIR A LAS CONSULTAS y simplemente se excusan diciendo que no pueden movilizarse hasta el hospital con lo cual esto repercute a que no se de la valoración del médico, es decir que se vuelve un circulo vicioso donde no hay avance ni progreso; ¿Qué entendemos con esta situación? Lo que entendemos es una clara alteración de la actitud del paciente debido a que lograremos evidenciar conductas y acciones de riesgo asociadas a las decisiones tomadas sobre el autocuidado del pie diabético entendiendo que no todas las personas tendrán a disposición un cuidador que les colabore y cuide previniendo complicaciones asociadas al cuadro patológico.

A nivel profesional ¿Cuál es el problema real? Más allá de la situación desde la perspectiva del usuario, también existe la otra cara de la moneda donde el protagonista es el profesional de la salud ¿en qué aspecto? En el aspecto donde los procedimientos son realizados por personas que no son profesionales y que no están capacitados o por profesionales que enseñan los procedimientos al personal de limpieza o los procedimientos realizados por auxiliares quienes no tienen la preparación teórica para ejecutar una curación previo a una valoración de la herida; sucede que estas situaciones se presentan en muchas localidades donde no existe autoridad que controle la calidad de los servicios de salud ya que permiten que personas sin conocimiento profesional avalado por un registro de un estado, realicen procedimientos invasivos o medianamente invasivos a pacientes cuyo cuadro clínico es de alto riesgo.

¿Acaso eso es correcto? Evidentemente no lo es ya que las heridas por pie diabético son situaciones de salud donde se requiere a personal capacitado en cuidados de enfermería, valoración medica e incluso especializada no solo saber limpiar heridas para luego cubrirlas con gasa, eso no se puede permitir la salud no es para jugar, existen personas que psicológicamente viven destruidas al sentir a diario como su pie se degenera en lugar de curarse, no podemos permitir en base ningún justificante que personas sin titulación profesional toquen a pacientes que únicamente desean mejorar su estado de salud.

Fecha de Publicación: 2020/Julio/18; Autor. Barcia Poveda Carlos, Lic.; ORCID. https://orcid.org/0000-0003-0542-4796 ; EnlaceWEB: https://picklemed.com/ ; Contacto: picklemed@gmail.com
PickleMED | Barcia 2020.
Código de Registro | PickleMED. PMCB294