Hepatitis A | Información Básica.

Autor.
Barcia Poveda Carlos, Lic.
PickleMED | Director & Productor.
picklemed@gmail.com

Objetivo Principal.

Describir en base a criterios técnicos y bibliográficos el nivel de complejidad de la Hepatitis A como cuadro patológico que compromete a la fisiología hepática.

Resumen.

La hepatitis A no puede ser crónica y no causa daño permanente sobre el hígado. Seguida de una infección, el sistema inmunitario produce anticuerpos en contra del virus de la hepatitis A y le confiere inmunidad al sujeto contra futuras infecciones. El virus de la hepatitis A pertenece a la familia de los Picornaviridae y al género Hepatovirus. Tiene una forma icosaédrica no capsulada, de aproximadamente 28 nm de diámetro, y un solo genoma ARN lineal, de orientación positiva. El genoma tiene una longitud total de 7,5 kb que se traduce en solo una poliproteína, aunque puede por sí sola causar una infección; La enfermedad puede tener consecuencias económicas y sociales graves en las comunidades. Los pacientes pueden tardar semanas o meses en recuperarse y reanudar sus actividades laborales, escolares o cotidianas. La mayor prevalencia se da en las áreas urbanas de Asia, África y América del Sur, donde prácticamente todos los habitantes son serológicamente positivos, entre las referencias históricas destacan que en la antigüedad se describieron casos de ictericia que pueden corresponder a la manifestación de algún tipo de hepatitis viral.

Palabras Claves: hígado, virus, infección, enfermedad.

Abstract.

Hepatitis A cannot be chronic and does not cause permanent damage to the liver. Following an infection, the immune system produces antibodies against the hepatitis A virus and gives the subject immunity against future infections. The hepatitis A virus belongs to the Picornaviridae family and the Hepatovirus genus. It has an uncapsulated icosahedral shape, approximately 28 nm in diameter, and a single, positively oriented, linear RNA genome. The genome has a total length of 7.5 kb, which translates into only one polyprotein, although it can cause an infection by itself; The disease can have serious economic and social consequences in communities. It may take weeks or months for patients to recover and resume work, school, or daily activities. The highest prevalence occurs in urban areas of Asia, Africa and South America, where practically all the inhabitants are serologically positive, among historical references they highlight that in ancient times cases of jaundice were described that may correspond to the manifestation of some type of viral hepatitis.

Key Words: liver, virus, infection, disease.

1. Validación Teórica & Bibliográfica | PickleMED.

1.1. Validación Teórica.

¿De qué se trata la hepatitis A? ¿Por qué se produce? El hígado es el órgano más grande dentro de su cuerpo. Ayuda al organismo a digerir los alimentos, almacenar energía y eliminar las toxinas. La hepatitis es una inflamación del hígado. Un tipo, hepatitis A, es causado por el virus de la hepatitis A (VHA). La enfermedad se disemina principalmente a través de contacto con heces de una persona infectada. La hepatitis A no puede ser crónica y no causa daño permanente sobre el hígado. Seguida de una infección, el sistema inmunitario produce anticuerpos en contra del virus de la hepatitis A y le confiere inmunidad al sujeto contra futuras infecciones. La transmisión ocurre por agua o alimentos contaminados, y en algunos países puede ser importada cuando se viaja a zonas de alto riesgo. La vacuna contra la hepatitis A​ es, a la fecha, la mejor protección contra la enfermedad.

1.2. Validación Bibliográfica.

Según la MayoClinic (2019) menciona que; La hepatitis A es una infección del hígado sumamente contagiosa causada por el virus de la hepatitis A. Es uno de varios tipos de virus de hepatitis que causa inflamación y afecta al funcionamiento del hígado (…) Los casos leves de hepatitis A no necesitan tratamiento. La mayoría de las personas infectadas se recuperan por completo sin daños permanentes en el hígado (…) Una de las mejores maneras de protegerse contra la hepatitis A es practicar una buena higiene, como lavarse las manos con frecuencia. Las personas con mayor riesgo pueden aplicarse la vacuna, (MayoClinic, 2019).

Sin embargo Barcia, C. (2020) hace mención a que; El virus de la hepatitis A pertenece a la familia de los Picornaviridae y al género Hepatovirus. Tiene una forma icosaédrica no capsulada, de aproximadamente 28 nm de diámetro, y un solo genoma ARN lineal, de orientación positiva. El genoma tiene una longitud total de 7,5 kb que se traduce en solo una poliproteína, aunque puede por sí sola causar una infección. La hepatitis A se distribuye por todo el mundo, y su presencia es más frecuente en las regiones más pobres. La mayor prevalencia se da en las áreas urbanas de Asia, África y América del Sur, donde prácticamente todos los habitantes son serológicamente positivos, entre las referencias históricas destacan que en la antigüedad se describieron casos de ictericia que pueden corresponder a la manifestación de algún tipo de hepatitis viral. En el siglo VIII se intuyó la necesidad de mantener aislados a los enfermos de este tipo. A fines del siglo XIX, en 1885, se describe la transmisión parenteral de la enfermedad, que posteriormente se distinguió de la enfermedad que se transmitía por la ruta fecal oral. En 1973, Purcell logró aislar e identificar al virus de la hepatitis infecciosa o virus A, y lo distinguió del virus de la hepatitis B, descubierto en 1963 por Baruch Blumberg, (Barcia, C., 2020).

Según la OMS (2019) indica que; A diferencia de las hepatitis B y C, la hepatitis A no causa hepatopatía crónica y rara vez es mortal, pero puede ocasionar síntomas debilitantes y hepatitis fulminante (insuficiencia hepática aguda) que, a menudo, es mortal. La OMS estima que, en 2016, la hepatitis E provocó aproximadamente 7134 defunciones, una cifra que representa el 0,5 % de la mortalidad por hepatitis víricas (…) La infección está muy asociada al agua y los alimentos no inocuos, el saneamiento deficiente, la mala higiene personal y el sexo bucoanal (…)La hepatitis A se presenta esporádicamente y en epidemias en todo el mundo y tiende a reaparecer periódicamente. El VHA es una de las causas más frecuentes de infecciones de transmisión alimentaria. Las epidemias asociadas a alimentos o agua contaminados pueden aparecer de forma explosiva, como ocurrió con la epidemia registrada en Shanghái en 1988, que afectó a unas 300 000 personas (…) La enfermedad puede tener consecuencias económicas y sociales graves en las comunidades. Los pacientes pueden tardar semanas o meses en recuperarse y reanudar sus actividades laborales, escolares o cotidianas. Además, las repercusiones en los establecimientos de restauración donde se ha detectado el VHA y en la productividad local en general pueden ser graves, (Organización Mundial de la Salud, 2019).

No obstante la CDC (2017) nos indica que; Los médicos recomiendan que su hijo reciba 2 dosis de la vacuna contra la hepatitis A para que obtenga la mejor protección. Su hijo debe recibir la primera dosis entre los 12 y los 23 meses de edad, y necesitará la segunda dosis 6 meses después de la última dosis (…) La vacuna contra la hepatitis A es muy segura y eficaz para prevenir esta enfermedad. Pero las vacunas, al igual que cualquier otro medicamento, pueden tener efectos secundarios. La mayoría son leves por lo general y desaparecen por sí mismos (…) El virus de la hepatitis A se encuentra en las heces (caca) de una persona que tiene el virus. Se propaga cuando alguien pone en su boca algo que contenga el virus de la hepatitis A. Aunque el artículo o alimento se vea limpio, puede contener virus que podrían propagarse a otras personas. La cantidad de heces puede ser tan pequeña que no permita que se vea a simple vista. Usted puede contagiarse del virus al tocar objetos como manijas de puertas o pañales, o al comer alimentos que tengan el virus, (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, 2017).

1.2.1. Datos Conceptuales.

Sintomatología.

Los signos y síntomas, si los presentas, pueden comprender los siguientes:

  • Fatiga
  • Náuseas y vómitos repentinos
  • Dolor o malestar abdominal, especialmente en la parte superior derecha debajo de las costillas inferiores (en la zona del hígado)
  • Evacuaciones intestinales de color arcilla
  • Pérdida de apetito
  • Poca fiebre
  • Orina de color oscuro
  • Dolor articular
  • Color amarillento en la piel y en la parte blanca de los ojos (ictericia)
  • Picazón intensa

Según la OMS (2019) menciona que; Los adultos presentan signos y síntomas con mayor frecuencia que los niños, y la gravedad y la mortalidad de la enfermedad aumentan con la edad. Los menores de seis años infectados no suelen experimentar síntomas apreciables, y solo el 10% muestran ictericia. Entre los niños más mayores y los adultos, la infección suele causar síntomas más graves, con ictericia en más del 70% de los casos. A veces la hepatitis A puede recidivar, es decir, una persona que acaba de recuperarse puede caer enferma de nuevo con otro episodio agudo, aunque posteriormente se recupera, (Organización Mundial de la Salud, 2019).

Factores de Riesgo.

Cualquier persona puede contraer la hepatitis A. Sin embargo, algunas personas tienen un mayor riesgo que otras:

  • las personas que viven con alguien infectado de hepatitis A;
  • las personas que cuidan o atienden enfermos;
  • los niños que asisten a guarderías y las personas que trabajan en una guardería de niños;9​
  • las personas que viajan a otros países donde la hepatitis A es endémica y no poseen los anticuerpos necesarios;
  • las personas que practican el anilingus en sus relaciones sexuales;
  • los usuarios de sustancias adictivas ilícitas, particularmente las que se usan por vía endovenosa;
  • las personas que viven en hacinamiento.

Criterios diagnósticos.

Se debe sospechar que se trata de un caso de hepatitis A cuando existen antecedentes de ictericia en los contactos familiares, amigos, compañeros de pacientes febriles o con otros síntomas de una probable hepatitis. Igualmente, en viajeros a zonas endémicas con datos clínicos que revelen hepatitis.

Los criterios serológicos incluyen la detección en la sangre de anticuerpos anti-VHA: la infección aguda suele tener un incremento de inmunoglobulina M anti-VHA. La inmunoglobulina G aparece después de 3 a 12 meses de la infección inicial. El virus se excreta en las heces desde 2 semanas antes hasta 1 semana después del comienzo de la enfermedad, por lo que se puede realizar un cultivo viral, en caso de que esté disponible. Pueden estar elevadas las enzimas ALT, AST, bilirrubina, fosfatasa alcalina, 5-nucleotidasa y gamma glutamil transpeptidasa.

Medidas de Prevención.

Según la OMS (2019) indica que; Hay varias vacunas inyectables inactivadas contra la hepatitis A disponibles a nivel internacional, todas ellas similares con respecto a la protección conferida y a sus efectos colaterales, si bien ninguna ha sido autorizada para los menores de un año. En China también está disponible una vacuna oral con virus vivos (…) Al cabo de un mes de haber recibido una sola dosis de la vacuna, casi el 100% de las personas desarrolla niveles protectores de anticuerpos. Incluso después de la exposición al virus, una dosis de la vacuna dentro de las dos semanas posteriores al contacto surte efectos protectores. Aun así, los fabricantes recomiendan administrar dos dosis para garantizar una protección a más largo plazo, de entre cinco y ocho años, (Organización Mundial de la Salud, 2019).

Complicaciones.

En raras ocasiones, la hepatitis A puede causar pérdida repentina de la función hepática, sobre todo, en adultos mayores o en personas con enfermedades hepáticas crónicas. La insuficiencia hepática aguda requiere hospitalización para su supervisión y tratamiento. Algunas personas con insuficiencia hepática aguda podrían necesitar un trasplante de hígado.

Referencias Bibliográficas.

  1. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. (03 de Julio de 2017). La hepatitis A y la vacuna que la previene. Recuperado el 20 de Julio de 2020, de Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades: https://www.cdc.gov/vaccines/parents/diseases/hepa-sp.html
  2. MayoClinic. (06 de Marzo de 2019). Hepatitis A. Recuperado el 20 de Julio de 2020, de MayoClinic: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/hepatitis-a/symptoms-causes/syc-20367007
  3. Organización Mundial de la Salud. (09 de Julio de 2019). Hepatitis A. Recuperado el 20 de Julio de 2020, de Organización Mundial de la Salud: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/hepatitis-a
fFecha de Publicación: 2020/Julio/20; Autor. Barcia Poveda Carlos, Lic.; ORCID. https://orcid.org/0000-0003-0542-4796 ; EnlaceWEB: https://picklemed.com/ ; Contacto: picklemed@gmail.com
PickleMED | Barcia 2020.
Código de Registro | PickleMED. PMCB302