Hepatitis B | Información Básica.

Autor.
Barcia Poveda Carlos, Lic.
PickleMED | Director & Productor.
picklemed@gmail.com

Objetivo Principal.

Describir en base a criterios técnicos y bibliográficos el nivel de complejidad de la Hepatitis B como cuadro patológico que compromete a la fisiología hepática.

Resumen.

La hepatitis B es una infección hepática grave causada por el virus de la hepatitis B (VHB). Para algunas personas, la infección de la hepatitis B se vuelve crónica, lo que significa que dura más de seis meses. Tener hepatitis B crónica aumenta el riesgo de contraer insuficiencia hepática, cáncer de hígado o cirrosis, enfermedad que causa cicatrices permanentes en el hígado. El virus fue descubierto finalmente en 1963, cuando Baruch Blumberg, un genetista en los Institutos Nacionales de Salud en los Estados Unidos, puso de manifiesto una inusual reacción entre el suero de individuos politransfundidos y el de un aborigen australiano. Pensó que había descubierto una nueva lipoproteína en la población indígena que llamó antígeno Australia, más tarde conocido como el antígeno de superficie de la hepatitis B; La hepatitis B es causada por un virus DNA, que a menudo se transmite por vía parenteral. Provoca síntomas típicos de hepatitis viral, incluyendo anorexia, malestar e ictericia. Pueden ocurrir hepatitis fulminante y muerte. La infección crónica puede producir cirrosis y/o carcinoma hepatocelular. El diagnóstico se realiza mediante pruebas serológicas.

Palabras Claves: hígado, virus, infección, enfermedad.

Abstract.

Hepatitis B is a serious liver infection caused by the hepatitis B virus (HBV). For some people, the hepatitis B infection becomes chronic, meaning it lasts for more than six months. Having chronic hepatitis B increases the risk of liver failure, liver cancer, or cirrhosis, a disease that causes permanent scarring of the liver. The virus was finally discovered in 1963, when Baruch Blumberg, a geneticist at the National Institutes of Health in the United States, revealed an unusual reaction between the serum of polytransfused individuals and that of an Australian Aboriginal. He thought he had discovered a new lipoprotein in the indigenous population that he called the Australia antigen, later known as the hepatitis B surface antigen; Hepatitis B is caused by a DNA virus, which is often transmitted parenterally. It causes typical symptoms of viral hepatitis, including anorexia, malaise, and jaundice. Fulminant hepatitis and death can occur. Chronic infection can cause cirrhosis and / or hepatocellular carcinoma. The diagnosis is made through serological tests.

Key Words: liver, virus, infection, disease.

1. Validación Teórica & Bibliográfica | PickleMED.

1.1. Validación Teórica.

¿Qué es la hepatitis B? ¿De donde proviene? ¿Qué tan grave es? La hepatitis B es una enfermedad infecciosa del hígado causada por el virus de la hepatitis B, perteneciente a la familia Hepadnaviridae (virus ADN hepatotrópico) y caracterizada por necrosis hepatocelular e inflamación. Puede causar un proceso agudo o un proceso crónico, que puede acabar en cirrosis (pérdida de la “arquitectura” hepática por cicatrización y surgimiento de nódulos de regeneración) del hígado, cáncer de hígado, insuficiencia hepática, fatiga, fiebre, ictericia e incluso la muerte. Algunas personas con hepatitis crónica se pueden tratar con antivirales. Estos medicamentos pueden disminuir o eliminar la hepatitis B de la sangre. Uno de estos medicamentos es una inyección de nombre interferón. También ayudan a reducir el riesgo de cirrosis y cáncer del hígado.

1.2. Validación Bibliográfica.

Según la MayoClinic (2017) menciona que; La hepatitis B es una infección hepática grave causada por el virus de la hepatitis B (VHB). Para algunas personas, la infección de la hepatitis B se vuelve crónica, lo que significa que dura más de seis meses. Tener hepatitis B crónica aumenta el riesgo de contraer insuficiencia hepática, cáncer de hígado o cirrosis, enfermedad que causa cicatrices permanentes en el hígado (…)La mayoría de los adultos infectados con hepatitis B se recupera por completo, incluso si los signos y síntomas son graves. Los bebés y niños son más propensos a contraer una infección crónica (duradera) de hepatitis B (…)Cuanto más joven es la persona al contraer hepatitis B (en especial, los recién nacidos o los niños menores de 5 años), el riesgo de que la enfermedad se haga crónica es mayor. La infección crónica puede pasar inadvertida por décadas hasta que la persona se enferme gravemente por alguna enfermedad hepática, (MayoClinic, 2017).

En anuencia a ese criterio Barcia, C. (2020) hace mención de que; El primer registro de una epidemia causada por el virus de la hepatitis B fue realizado por Lurman en 1885.​ Como consecuencia de un brote de viruela en 1883 se vacunaron a 1289 astilleros utilizando linfa de otros individuos. Tras varias semanas, y hasta ocho meses más tarde, 191 trabajadores vacunados enfermaron con una forma de ictericia que fue diagnosticada como hepatitis sérica. Otros empleados que fueron inoculados con lotes diferentes de linfa humana permanecieron sanos. La publicación de Lurman se considera un ejemplo clásico de estudio epidemiológico, concluyendo que la linfa contaminada fue la fuente de la epidemia. El virus fue descubierto finalmente en 1963, cuando Baruch Blumberg, un genetista en los Institutos Nacionales de Salud en los Estados Unidos, puso de manifiesto una inusual reacción entre el suero de individuos politransfundidos y el de un aborigen australiano. Pensó que había descubierto una nueva lipoproteína en la población indígena que llamó antígeno Australia, más tarde conocido como el antígeno de superficie de la hepatitis B, (Barcia, C., 2020).

Sin embargo la OMS (2019) nos indica que; el virus de la hepatitis B (VHB), representa un importante problema de salud a escala mundial. Se puede cronificar y conlleva un alto riesgo de muerte por cirrosis y cáncer de hígado. Sin embargo, existe una vacuna inocua y eficaz que confiere una protección del 98 al 100% contra la enfermedad y que, por tanto, permite evitar las complicaciones, como la cronificación y el cáncer (…) Pacífico Occidental y de África tienen las tasas más elevadas de prevalencia de la enfermedad, con una tasa de infección en los adultos del 6,2% y del 6,1%, respectivamente. En las regiones del Mediterráneo Oriental, Asia Sudoriental y Europa, la tasa de infección en la población general es del 3,3%, el 2,0% y el 1,6%, respectivamente. En la Región de las Américas, está infectado el 0,7% de la población (…) En las zonas de alta endemicidad, la transmisión se produce más frecuentemente de la madre al niño durante el parto (transmisión perinatal) o de modo horizontal (por exposición a sangre infectada), en particular de niños infectados a niños sanos durante los primeros cinco años de vida. La cronificación es muy común en los lactantes infectados a través de su madre y en los menores de 5 años (…) La infección en la edad adulta se cronifica en menos del 5% de los casos, mientras que en los lactantes y los niños pequeños esta proporción es del 95%. El virus también puede transmitirse al reutilizar agujas y jeringas en centros sanitarios o al consumir drogas inyectables. Además, se puede contraer la infección durante procedimientos médicos, quirúrgicos y dentales, al practicar tatuajes o con el uso de cuchillas de afeitar y objetos similares que estén contaminados con sangre infectada (…) El periodo medio de incubación es de 75 días, pero puede oscilar entre 30 y 180 días. El virus, que puede detectarse entre 30 y 60 días después de la infección, puede persistir y dar lugar a una hepatitis B crónica, (Organización Mundial de la Salud, 2019).

No obstante para Rutherford, A. (2019) La hepatitis B es causada por un virus DNA, que a menudo se transmite por vía parenteral. Provoca síntomas típicos de hepatitis viral, incluyendo anorexia, malestar e ictericia. Pueden ocurrir hepatitis fulminante y muerte. La infección crónica puede producir cirrosis y/o carcinoma hepatocelular. El diagnóstico se realiza mediante pruebas serológicas. El tratamiento es sintomático. La vacunación es protectora y el uso después de la exposición de inmunoglobulina contra hepatitis B puede prevenir o atenuar la enfermedad clínica (…) El virus de la hepatitis B (HBV) es el virus de hepatitis mejor caracterizado y más complejo. La partícula infectiva está formada por un núcleo (core) viral y una cubierta superficial externa. El núcleo contiene DNA circular bicatenario y DNA polimerasa y se replica dentro de los núcleos de los hepatocitos infectados. En el citoplasma se agrega una cubierta superficial que, debido a razones desconocidas, se produce en cantidades excesivas (…) Debido a razones desconocidas, HBV a veces se asocia con diversos trastornos extrahepáticos primarios, como poliarteritis nodosa, otras enfermedades del tejido conectivo, glomerulonefritis membranosa y crioglobulinemia mixta esencial. El papel patogénico de HBV en estas enfermedades es incierto, pero se sugiere la participación de mecanismos autoinmunitarios (…) Los portadores crónicos de HBV representan un reservorio mundial de la infección. La prevalencia varía de acuerdo con varios factores, como la geografía (p. ej., < 0,5% en los Estados Unidos y el norte de Europa, > 10% en algunas regiones del Lejano Oriente y África), (Rutherford, A., 2019).

1.2.1. Datos Conceptuales.

Sintomatología.

Los signos y síntomas de la hepatitis B pueden oscilar entre leves y graves. Generalmente, aparecen de uno a cuatro meses después de la infección, aunque es posible que los veas apenas dos semanas después de la infección. Es posible que algunas personas, en general, los niños pequeños, no tengan síntomas.

Los signos y síntomas de la hepatitis B son:

  • Dolor abdominal
  • Orina oscura
  • Fiebre
  • Dolor articular
  • Pérdida de apetito
  • Náuseas y vómitos
  • Debilidad y fatiga
  • Pigmentación amarilla de la piel y la parte blanca del ojo (ictericia)

Entre el 5 y el 10% de todos los pacientes con HBV desarrolla hepatitis B crónica o se convierte en portador inactivo. Cuanto menor es la edad en que se produce la infección aguda, mayor es el riesgo de desarrollar una infección crónica:

  • Para los lactantes: 90%
  • Para niños de 1 a 5 años: 25 a 50%
  • Adultos: alrededor del 5%

Factores de Riesgo.

La hepatitis B es causa importante de hepatitis crónica y carcinoma hepatocelular en el mundo, con un periodo de incubación de 4-26 semanas, con una media de 6 a 8 semanas. Se puede contraer hepatitis B por medio de:

  • Tener relaciones sexuales con una persona infectada sin usar preservativo
  • Compartir agujas con personas infectadas.
  • Hacerse un tatuaje o una perforación en alguna parte del cuerpo con instrumentos sucios que se usaron con otras personas
  • Pincharse con una aguja contaminada con sangre infectada (el personal sanitario puede contraer la hepatitis B de esta forma)
  • Compartir el cepillo de dientes o la máquina de afeitar con una persona infectada
  • Viajar a países donde la hepatitis B es común (es posible que viajar a zonas endémicas sea un factor de riesgo importante, pero este simple hecho de forma aislada no determina que la persona se contagie, si tiene los cuidados adecuados)
  • También, una mujer infectada puede transmitirle la hepatitis B a su bebé en el momento en que éste nace o por medio de la leche materna
  • Transmisión por contacto: se presenta frecuentemente en niños en zonas endémicas, generalmente ocurre en el entorno domiciliario por contacto directo entre una madre portadora y su niño o entre niños compañeros de juego, pero también puede ocurrir en guarderías infantiles y en salas de hospitalización que alberga pacientes con patologías crónicas graves (enfermedades que ocasionan retraso en las funciones mentales e incontinencia de esfínteres y neoplasias en niños)
  • Violación de la continuidad de la piel con herramientas contaminadas, como tatuajes, tratamientos cosméticos, peluquería y odontología
  • Transfusión de sangre y otros productos sanguíneos
  • También en casos muy raros se puede trasmitir por el chinche de las camas.

Causas.

(MayoClinic, 2017).

Las formas de transmisión frecuentes del virus de la hepatitis B son:

  • Contacto sexual. Puedes contraer hepatitis B si tienes relaciones sexuales sin protección con una persona infectada. La persona te puede transmitir el virus si la sangre, la saliva, el semen o las secreciones vaginales ingresan al cuerpo.
  • Por compartir agujas. El virus de la hepatitis B se transmite con facilidad a través de agujas y jeringas contaminadas con sangre infectada. Compartir una parafernalia de drogas intravenosas aumenta el riesgo de contagiarte hepatitis B.
  • Pinchazos accidentales de aguja. La hepatitis B es una preocupación para los trabajadores del cuidado de la salud y para todos los que están en contacto con sangre humana.
  • De madre a hijo. Las mujeres embarazadas infectadas con el virus de la hepatitis B pueden transmitirles el virus a sus bebés durante el parto. Sin embargo, es posible vacunar al recién nacido para evitar que se infecte en casi todos los casos. Consulta con tu médico sobre el análisis para detección de hepatitis B si estás embarazada o quieres estarlo.

Grupos de Riesgo.

(Organización Mundial de la Salud, 2019).

En los lactantes y niños pequeños, sufren una infección crónica:

  • del 80% al 90% de los lactantes infectados en el primer año de vida; y
  • del 30% al 50% de los niños infectados antes de cumplir los 6 años.

En los adultos:

  • menos de un 5% de las personas sanas que se infecten en la edad adulta presentarán la infección en su forma crónica; y
  • del 20% al 30% de los adultos que padecen una infección crónica sufrirán cirrosis y/o cáncer hepático.

Criterios Diagnósticos.

Las pruebas analíticas persiguen detectar el antígeno de superficie del VHB (antígeno HBs). Se recomienda analizar todas las donaciones de sangre para detectar la infección, garantizar la inocuidad de la sangre y evitar la transmisión accidental del virus a los receptores de hemoderivados.

  • La infección aguda se caracteriza por la presencia de anticuerpos contra el antígeno HBs y de inmunoglobulinas M contra el antígeno del núcleo del VHB. En la fase inicial de la infección, los pacientes son también seropositivos para el antígeno e (HBe), lo cual, por lo general, indica que el virus se está replicando intensamente y que la sangre y los líquidos corporales son muy contagiosos.
  • La infección crónica se caracteriza por la persistencia del antígeno HBs por más de seis meses, con o sin presencia de antígeno HBe. La persistencia del antígeno HBs es el principal marcador del riesgo de sufrir hepatopatía crónica y cáncer de hígado (carcinoma hepatocelular) más adelante.

Medidas de prevención.

Los medios importantes de prevención de contagio interpersonal de la hepatitis B son:

  • Usar preservativo durante las relaciones sexuales
  • No compartir con nadie agujas para inyectarse drogas ni canutos para inhalarlas
  • Usar guantes si tiene que tocar la sangre de otra persona
  • No usar el cepillo de dientes, cortaúñas, o la máquina de afeitar de una persona infectada o cualquier otra cosa que pudiera tener su sangre
  • Asegurarse de que cualquier tatuaje o perforación en una parte del cuerpo se haga con instrumentos limpios, así como los instrumentos de podología, odontología y otros que necesitan esterilización específica en autoclave.

Complicaciones.

(MayoClinic, 2017).

Una infección crónica causada por el virus de la hepatitis B (VHB) puede provocar complicaciones graves, tales como:

  • Cicatrización del hígado (cirrosis). La inflamación asociada con una infección por hepatitis B puede provocar una cicatrización extensa del hígado (cirrosis), la cual puede afectar el funcionamiento hepático.
  • Cáncer de hígado. Las personas que padecen hepatitis B crónica tienen mayor riesgo de sufrir cáncer de hígado.
  • Insuficiencia hepática. La insuficiencia hepática aguda es una enfermedad por la cual las funciones vitales del hígado dejan de actuar. Cuando sucede eso, es necesario un trasplante de hígado para vivir.
  • Otras afecciones. Las personas que tienen hepatitis B crónica pueden padecer enfermedades renales o inflamación de los vasos sanguíneos.

Referencias Bibliográficas.

  1. MayoClinic. (27 de Octubre de 2017). Hepatitis B. Recuperado el 20 de Julio de 2020, de MayoClinic: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/hepatitis-b/symptoms-causes/syc-20366802
  2. Organización Mundial de la Salud. (19 de Julio de 2019). Hepatitis B. Recuperado el 20 de Julio de 2020, de Organización Mundial de la Salud: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/hepatitis-b
  3. Rutherford, A. (Enero de 2019). Hepatitis B. Recuperado el 20 de Julio de 2020, de Manual MSD: https://www.msdmanuals.com/es-ec/professional/trastornos-hep%C3%A1ticos-y-biliares/hepatitis/hepatitis-b-aguda
Fecha de Publicación: 2020/Julio/20; Autor. Barcia Poveda Carlos, Lic.; ORCID. https://orcid.org/0000-0003-0542-4796 ; EnlaceWEB: https://picklemed.com/ ; Contacto: picklemed@gmail.com
PickleMED | Barcia 2020.
Código de Registro | PickleMED. PMCB303