Hepatitis C | Información Básica.

Autor.
Barcia Poveda Carlos, Lic.
PickleMED | Director & Productor.
picklemed@gmail.com

Objetivo Principal.

Describir en base a criterios técnicos y bibliográficos el nivel de complejidad de la Hepatitis C como cuadro patológico que compromete a la fisiología hepática.

Resumen.

La hepatitis C es una infección vírica que causa inflamación del hígado, lo que a veces conduce a un daño hepático grave. El virus de la hepatitis C se propaga a través de la sangre contaminada. Es una de las principales causas de hepatitis crónica a nivel mundial. Los hepatocitos del hígado son el principal blanco del virus de hepatitis C, siendo el agente causal de la hepatitis C, aunque varios tipos de linfocitos, especialmente los linfocitos B y las células dendríticas también pueden ser infectadas; Su transmisión es parenteral. Posee una gran variabilidad genética gracias a la alta tasa de error en la replicación y a la alta producción de partículas virales existiendo 7 genotipos y 67 subtipos. puede tener una enfermedad muy leve, con pocos síntomas o ninguno, o una afección grave que requiere hospitalización. Por motivos que no se conocen, menos de la mitad de las personas que contraen hepatitis C son capaces de eliminar, o deshacerse, el virus sin tratamiento en los primeros 6 meses después de la infección.

Palabras Claves: hígado, virus, infección, enfermedad.

Abstract.

Hepatitis C is a viral infection that causes inflammation of the liver, which sometimes leads to severe liver damage. The hepatitis C virus spreads through contaminated blood. It is one of the main causes of chronic hepatitis worldwide. Liver hepatocytes are the main target of the hepatitis C virus, being the causative agent of hepatitis C, although various types of lymphocytes, especially B lymphocytes and dendritic cells can also be infected; Its transmission is parenteral. It has great genetic variability thanks to the high replication error rate and the high production of viral particles, with 7 genotypes and 67 subtypes. You may have a very mild illness, with few or no symptoms, or a serious condition that requires hospitalization. For unknown reasons, less than half of people who get hepatitis C are able to clear, or get rid, of the virus without treatment in the first 6 months after infection.

Key Words: liver, virus, infection, disease.

1. Validación Teórica & Bibliográfica | PickleMED.

1.1. Validación Teórica.

¿Qué es la Hepatitis C? ¿De donde proviene? ¿Qué tan grave es? La hepatitis es la inflamación del hígado. Inflamación es la hinchazón de órganos que ocurren cuando los órganos se lesionan o infectan. La inflamación puede dañar los órganos. Existen diferentes tipos de hepatitis. Un tipo, la hepatitis C, es causado por el virus de la hepatitis C (VHC). La hepatitis C puede variar desde una enfermedad leve que dura unas pocas semanas hasta una grave de por vida. Más de 170 millones de personas en el mundo se encuentran infectadas por el virus de la hepatitis C. Es una de las principales causas de hepatitis crónica a nivel mundial. Los hepatocitos del hígado son el principal blanco del virus de hepatitis C, siendo el agente causal de la hepatitis C, aunque varios tipos de linfocitos, especialmente los linfocitos B y las células dendríticas también pueden ser infectadas. Además de la hepatitis crónica, produce complicaciones tales como la cirrosis y el hepatocarcinoma celular.

1.2. Validación Bibliográfica.

Según la MayoClinic (2019) menciona que; La hepatitis C es una infección vírica que causa inflamación del hígado, lo que a veces conduce a un daño hepático grave. El virus de la hepatitis C se propaga a través de la sangre contaminada (…) Hasta hace poco, el tratamiento de la hepatitis C requería inyecciones semanales y medicamentos orales que muchas personas infectadas por el virus de la hepatitis C no podían tomar debido a otros problemas de salud o efectos secundarios inaceptables (…) Por esa razón, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan una prueba de sangre por única vez para todas las personas con alto riesgo de contraer la infección. El mayor grupo de riesgo incluye a todas las personas nacidas entre 1945 y 1965, una población cinco veces más propensa a contraer la infección que las nacidas en otros años (…) Toda infección crónica de hepatitis C comienza con una fase aguda. La hepatitis C aguda generalmente no se diagnostica porque rara vez causa síntomas. Cuando los signos y síntomas están presentes, pueden incluir ictericia, junto con fatiga, náuseas, fiebre y dolores musculares. Los síntomas agudos aparecen de uno a tres meses después de la exposición al virus y duran de dos semanas a tres meses, (MayoClinic, 2019).

En anuencia al criterio expuesto Barcia C. (2020) hace una referencial mención al indicarnos que; Su transmisión es parenteral. Posee una gran variabilidad genética gracias a la alta tasa de error en la replicación y a la alta producción de partículas virales existiendo 7 genotipos y 67 subtipos. Se observa que el VHC circula como una mezcla de genomas con un amplio espectro de mutantes estrechamente vinculados conocida como cuasiespecies. En el mundo existen más de 170 millones de personas infectadas, siendo el genotipo 1 el más ampliamente distribuido. A mediados de la década de 1970 se extendió la noticia de que los bancos de sangre estaban contaminados con un agente no identificado que provocaba hepatitis no A-no B. En 1989 se reportó la primera secuencia del virus de la hepatitis C; Aunque la hepatitis A, la hepatitis B y la hepatitis C tienen nombres similares (ya que todas producen inflamación del hígado), están causadas por virus claramente diferentes tanto a nivel genético como clínico. A diferencia de las hepatitis A y B, no existe vacuna para la hepatitis C, debido a su elevada tasa de mutación, y a las grandes diferencias presentes entre los diversos genotipos. Por ello se hace sumamente importante la prevención y la información temprana. La circulación endémica subtropical del virus permanece todavía sin aclararse. Un número de prácticas rituales han sido propuestas como potenciales modos históricos de la transmisión del virus incluyendo circuncisión, mutilación genital, escarificaciones, sacrificios rituales, tatuaje y acupuntura. También se ha argumentado que dado los periodos extremadamente prolongados de persistencia del VHC en humanos, Incluso tasas muy bajas e indetectables de transmisión mecánica a través de insectos picadores, puede ser suficiente para mantener la infección endémica en el trópico, donde la población recibe picaduras en mucho mayor número. Estas hipótesis están todavía por resolverse, sin embargo El origen del virus permanece todavía sin esclarecerse. Un escenario convincente es la hipótesis de primates no humanos como fuente de infecciones por VHC en humanos. La teoría tiene sentido epidemiológico porque las áreas de alta diversidad de la circulación endémica en los seres humanos son aquellas en los que las poblaciones de humanos y simios se superponen. Antes de la existencia de medios de transporte que permitían viajar a larga distancia, las infecciones zoonóticas humanas adquiridas por medio de los primates no humanos pueden haber permanecido localizadas geográficamente y por lo tanto dar cuenta de la asociación específica de cada uno de los genotipos en áreas definidas de África subsahariana y Asia meridional. Esta idea es además consistente con la observación de su pobre transmisibilidad entre los seres humanos, en gran medida confinada a las vías parenterales y su falta de adaptación al hospedador como demuestra ser su grave patología, (Barcia, C., 2020).

No obstante la CDC (2020) menciona que; La mayoría de las veces la hepatitis es provocada por un virus. En los Estados Unidos, los tipos más frecuentes de hepatitis viral son la hepatitis A, la hepatitis B y la hepatitis C. Si bien todos los tipos de hepatitis viral pueden causar síntomas similares, se propagan de maneras diferentes, tienen tratamientos diferentes y algunos son más graves que otros (…) puede tener una enfermedad muy leve, con pocos síntomas o ninguno, o una afección grave que requiere hospitalización. Por motivos que no se conocen, menos de la mitad de las personas que contraen hepatitis C son capaces de eliminar, o deshacerse, el virus sin tratamiento en los primeros 6 meses después de la infección (…) La mayoría de las personas que se infectan contraen una infección crónica o de por vida. Si no se trata, la hepatitis C crónica puede provocar problemas de salud graves, como enfermedad hepática, insuficiencia hepática, cáncer de hígado e incluso la muerte (…) Hacerse análisis de detección de la hepatitis C es importante para averiguar si usted está infectado y recibir tratamiento que puede salvarle la vida. Hay tratamientos disponibles que puedan curar a la mayoría de las personas con hepatitis C en 8 a 12 semanas, (Centro para el Control y prevención de enfermedades, 2020).

Según indica la OMS (2019) Aproximadamente un 30% (15-45%) de las personas infectadas elimina el virus espontáneamente en un plazo de 6 meses, sin necesidad de tratamiento alguno (…)La hepatitis C está presente en todo el mundo. Las regiones de la OMS más afectadas son las del Mediterráneo Oriental y Europa, con una prevalencia del 2,3% y 1,5%, respectivamente, en 2015. La prevalencia de la infección por VHC en otras regiones de la OMS va del 0,5% al 1,0%. Dependiendo del país, la infección por el VHC puede concentrarse en algunos grupos de población. Así, por ejemplo, el 23% de las nuevas infecciones y el 33% de las muertes causadas por el VHC son atribuibles al consumo de drogas inyectables. Sin embargo, a menudo los programas nacionales no incluyen a los consumidores de drogas inyectables ni a los reclusos (…) En países en los que las prácticas de control de las infecciones son o han sido insuficientes, la infección por el VHC suele tener una amplia distribución entre la población general. Existen varias cepas (o genotipos) del VHC, cuya distribución es variable según la región, pero en muchos países se desconoce la distribución de los genotipos (…) La hepatitis C no se transmite a través de la leche materna, los alimentos o el agua, ni por contacto ocasional, por ejemplo, por abrazos o besos o por compartir comidas o bebidas con una persona infectada (…) En abril de 2016 la OMS actualizó sus Directrices para la atención y el tratamiento de las personas diagnosticadas de infección crónica por el virus de la hepatitis C, cuyo objetivo es sentar las bases para la formulación de las políticas, planes y directrices terapéuticas nacionales por parte de los gestores de programas y de los profesionales sanitarios encargados de la ejecución de los programas de atención y tratamiento de las hepatitis, en particular en los países de ingresos bajos y medianos, (Organización Mundial de la Salud, 2019).

1.2.1. Datos Conceptuales.

Clasificación.

La hepatitis C puede ser aguda o crónica:

  • La hepatitis C aguda es una infección de corta duración. Los síntomas pueden durar hasta 6 meses. A veces, su cuerpo es capaz de combatir la infección y el virus desaparece. Pero para la mayoría de las personas, una infección aguda conduce a una infección crónica
  • La hepatitis C crónica es una infección de larga duración. Si no se trata, puede durar toda la vida y causar graves problemas de salud, como daño al hígado, cirrosis (cicatrización del hígado), cáncer de hígado e incluso la muerte.

Medio de propagación.

  • Compartir equipo para inyectar drogas. En la actualidad, la mayoría de las personas se infectan con hepatitis C al compartir agujas, jeringas o cualquier otro equipo utilizado para preparar e inyectar drogas.
  • Parto. Aproximadamente el 6 % de los infantes que nacen de madres infectadas contraerán hepatitis C.
  • Exposiciones durante la atención médica. Aunque es poco frecuente, las personas pueden infectarse cuando los profesionales de atención médica no siguen los pasos adecuados necesarios para evitar la propagación de infecciones transmitidas por la sangre.
  • Relaciones sexuales con una persona infectada. Aunque es poco frecuente, la hepatitis C puede transmitirse durante las relaciones sexuales, aunque se ha informado con más frecuencia entre los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres. 
  • Tatuajes o piercings corporales no reglamentados. La hepatitis C puede transmitirse al hacerse tatuajes o piercings corporales en instalaciones sin licencia, en entornos informales o con instrumentos no estériles.
  • Compartir elementos personales. Las personas pueden infectarse al compartir monitores de glucosa, máquinas de afeitar, cortaúñas, cepillos de dientes y otros elementos que pueden haber estado en contacto con sangre infectada, incluso en cantidades muy pequeñas como para verse.
  • Transfusiones de sangre y trasplantes de órganos. Antes del análisis generalizado del suministro de sangre en 1992, la hepatitis C también se transmitió a través de las transfusiones de sangre y el trasplante de órganos.

Sintomatología.

Los signos y síntomas incluyen los siguientes:

  • Aparición de hemorragias con facilidad
  • Propensión a hematomas
  • Fatiga
  • Falta de apetito
  • Coloración amarillenta de la piel y los ojos (ictericia)
  • Orina de color oscuro
  • Picazón en la piel
  • Acumulación de líquido en el abdomen (ascitis)
  • Hinchazón en las piernas
  • Pérdida de peso
  • Confusión, somnolencia y dificultad en el habla (encefalopatía hepática)
  • Vasos sanguíneos en forma de araña en la piel (araña vascular)}

Según la OMS (2019) El período de incubación de la hepatitis C puede variar de 2 semanas a 6 meses. Tras la infección inicial, aproximadamente un 80% de los casos son asintomáticos. Aquellos con sintomatología aguda pueden presentar fiebre, cansancio, inapetencia, náuseas, vómitos, dolor abdominal, orinas oscuras, heces claras, dolores articulares e ictericia (coloración amarillenta de la piel y los ojos), (Organización Mundial de la Salud, 2019).

Factores de Riesgo.

El riesgo de infección por hepatitis C aumenta si:

  • Eres un trabajador de la salud que ha estado expuesto a sangre infectada, lo cual puede suceder si te perforas la piel con una aguja infectada
  • Alguna vez te has inyectado o inhalado drogas ilegales
  • Tienes VIH.
  • Te hiciste un piercing o tatuaje en un ambiente poco higiénico con equipo no esterilizado.
  • Recibiste una transfusión de sangre o un trasplante de órgano antes de 1992.
  • Recibiste concentrados de factor de coagulación antes de 1987.
  • Recibiste tratamientos de hemodiálisis durante un largo periodo.
  • Tu madre biológica tenía una infección de hepatitis C.
  • Estuviste alguna vez en prisión.
  • Naciste entre 1945 y 1965, el grupo etario con la mayor incidencia de infección por hepatitis C.

Criterios Diagnósticos.

La infección por el VHC se diagnostica en dos etapas:

  1. La detección de anticuerpos anti-VHC con una prueba serológica revela la infección.
  2. Si los anticuerpos anti-VHC son positivos, para confirmar la infección crónica se necesita una prueba que detecte el ácido ribonucleico (RNA) del virus. Ello es así porque un 30% de las personas infectadas por el VHC eliminan espontáneamente la infección gracias a una fuerte respuesta inmunitaria, sin necesidad de tratamiento. Sin embargo, aunque ya no estén infectadas seguirán dando positivo para los anticuerpos anti-VHC.

Medidas de Prevención.

(Organización Mundial de la Salud, 2019).

A continuación se enumeran algunos ejemplos de intervenciones de prevención primaria recomendadas por la OMS:

  • uso apropiado y seguro de las inyecciones en el entorno sanitario;
  • manipulación y eliminación segura de objetos cortopunzantes y desechos;
  • prestación de servicios integrales de reducción de daños para los consumidores de drogas inyectables, en particular mediante el suministro de material de inyección estéril y el tratamiento de la dependencia;
  • análisis de VHB y VHC (además de VIH y sífilis) en la sangre donada;
  • capacitación del personal sanitario;
  • prevención de la exposición a la sangre durante las relaciones sexuales;
  • higiene de las manos, incluida la preparación de las manos para la cirugía, el lavado de las manos y el uso de guantes;
  • promoción del uso correcto y sistemático de preservativos.

Complicaciones.

La infección por el virus de la hepatitis C que continúa durante muchos años puede causar complicaciones importantes, tales como las siguientes:

  • Fibrosis del hígado (cirrosis). Después de décadas de infección por el virus de la hepatitis C, se puede presentar cirrosis. La cicatrización en el hígado dificulta el funcionamiento del hígado.
  • Cáncer de hígado. Un pequeño número de personas con infección por el virus de la hepatitis C puede desarrollar cáncer de hígado.
  • Insuficiencia hepática. La cirrosis avanzada puede hacer que el hígado deje de funcionar.

Referencias Bibliográficas.

  1. Centro para el Control y prevención de enfermedades. (Abril de 2020). Hepatitis C. Recuperado el 20 de Julio de 2020, de Centro para el Control y prevención de enfermedades: https://www.cdc.gov/hepatitis/HCV/PDFs/HepCGeneralFactSheet_sp.pdf
  2. MayoClinic. (13 de Septiembre de 2019). Hepatitis C. Recuperado el 20 de Julio de 2020, de MayoClinic: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/hepatitis-c/symptoms-causes/syc-20354278
  3. Organización Mundial de la Salud. (09 de Julio de 2019). Hepatitis C. Recuperado el 20 de Julio de 2020, de Organización Mundial de la Salud: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/hepatitis-c
Fecha de Publicación: 2020/Julio/21; Autor. Barcia Poveda Carlos, Lic.; ORCID. https://orcid.org/0000-0003-0542-4796 ; EnlaceWEB: https://picklemed.com/ ; Contacto: picklemed@gmail.com
PickleMED | Barcia 2020.
Código de Registro | PickleMED. PMCB304