Hepatitis D | Información Básica.

el

Autor.
Barcia Poveda Carlos, Lic.
PickleMED | Director & Productor.
picklemed@gmail.com

Objetivo Principal.

Describir en base a criterios técnicos y bibliográficos el nivel de complejidad de la Hepatitis D como cuadro patológico que compromete a la fisiología hepática.

Resumen.

La hepatitis D es una enfermedad hepática que puede adoptar formas agudas o crónicas, y su agente etiológico, el VHD, requiere la presencia del VHB para replicarse. La infección por el VHD no es posible en ausencia del VHB, infecta a alrededor de 15 millones de personas en todo el mundo. Esta se presenta en un pequeño número de personas portadoras de hepatitis B. Las personas con una infección aguda por el VHD a menudo mejoran en un período de 2 a 3 semanas. Se calcula que aproximadamente un 5% de los casos mundiales de infección crónica por el VHB están coinfectados por el VHD, lo que significa unos 15 a 20 millones de infectados por el VHD. La prevalencia del virus de hepatitis D (HDV) varía en forma amplia según la región, con áreas endémicas en varios países. Los drogadictos por vía parenteral presentan un riesgo relativamente alto.

Palabras Claves: hígado, virus, infección, enfermedad.

Abstract.

Hepatitis D is a liver disease that can take acute or chronic forms, and its etiologic agent, HDV, requires the presence of HBV to replicate. Infection with HDV is not possible in the absence of HBV, it infects around 15 million people worldwide. It occurs in a small number of people with hepatitis B. People with acute HDV infection often improve within 2 to 3 weeks. It is estimated that approximately 5% of the global cases of chronic HBV infection are coinfected with HDV, which means about 15 to 20 million infected with HDV. The prevalence of the hepatitis D virus (HDV) varies widely by region, with endemic areas in several countries. Parenteral drug addicts are at relatively high risk.

Key Words: liver, virus, infection, disease.

1. Validación Teórica & Bibliográfica | PickleMED.

1.1. Validación Teórica.

¿Qué es la Hepatitis D? ¿De donde proviene? ¿Qué tan grave es? Hepatitis D (VHD): el agente viral productor de este proceso requiere de la membrana fabricada por el VHB (virus de la Hepatitis B), por lo que se asocia a esta (es decir, los cuadros suelen ser reportados en portadores de la VHB). Solo causa síntomas en personas que también tienen una infección por hepatitis B. La hepatitis D infecta a alrededor de 15 millones de personas en todo el mundo. Esta se presenta en un pequeño número de personas portadoras de hepatitis B. Las personas con una infección aguda por el VHD a menudo mejoran en un período de 2 a 3 semanas. Los niveles de las enzimas hepáticas regresan a la normalidad al cabo de 16 semanas.

1.2. Validación Bibliográfica.

Según la OMS (2019) menciona que; La hepatitis D es una enfermedad hepática que puede adoptar formas agudas o crónicas, y su agente etiológico, el VHD, requiere la presencia del VHB para replicarse. La infección por el VHD no es posible en ausencia del VHB. La coinfección por ambos virus se considera la forma más grave de hepatitis vírica crónica, dada su progresión más rápida hacia el carcinoma hepatocelular y la muerte por causas hepáticas (…) Las vías de transmisión del VHD son las mismas que las del VHB: por contacto percutáneo o sexual con sangre o productos sanguíneos infectados. La transmisión vertical es posible, pero rara. La vacunación contra el VHB previene la coinfección por el VHD, por lo que la expansión de los programas de vacunación de los niños contra el VHB ha dado lugar a una reducción de la incidencia de la hepatitis D en todo el mundo (…) Se calcula que aproximadamente un 5% de los casos mundiales de infección crónica por el VHB están coinfectados por el VHD, lo que significa unos 15 a 20 millones de infectados por el VHD. Las zonas con gran prevalencia son África (Central y Occidental), Asia (Central y Septentrional, Viet Nam, Mongolia, Pakistán, Japón, China y Taipei Chino), las islas del Pacífico (Kiribati, Nauru), Oriente Medio (todos los países), Europa Oriental (zonas del Mediterráneo Oriental y Turquía), Sudamérica (cuenca amazónica) y Groenlandia. No obstante, las estimaciones mundiales y la información geográfica son incompletas porque muchos países no aportan datos sobre la prevalencia del VHD (…) La OMS no tiene recomendaciones específicas con respecto a la hepatitis D, pero la prevención de la transmisión del VHB mediante la vacunación contra la hepatitis B, las prácticas de inyección seguras, la seguridad de la sangre y los servicios de reducción de daños mediante el suministro de jeringuillas y agujas estériles son eficaces para prevenir la transmisión del VHD, (Organización Mundial de la Salud, 2019).

Sin embargo Barcia, C. (2020) hace una mención referencial para indicarnos que; El virus de la Hepatitis D (VHD) es un virus del género deltavirus. Consta de una molécula de ARN circular de pequeño tamaño, con información necesaria para la replicación pero no para otras propiedades. Por ello, necesita que exista una infección de VHB en la misma célula para poder empaquetarse en su envoltura y propagarse. El VHD no es considerado un verdadero virus, sino una partícula subviral llamada ARN satélite o virusoide. El VHD codifica para las proteínas de su cápside y se replica de forma autónoma. La capacidad de provocar daño está limitada al tiempo de infección por el VHB, de tal manera que se genera un modelo de superinfección del VHB, ya que aumentan la severidad del cuadro y el porcentaje de evolución a la cronicidad, (Barcia, C., 2020).

No obstante Rutherford, A. nos indica que; La hepatitis D es causada por un virus RNA defectuoso (agente delta) que solo puede replicarse en presencia del virus de la hepatitis B. Este virus aparece con poca frecuencia como coinfección en la hepatitis B aguda o como sobreinfección en la hepatitis B crónica (…) La prevalencia del virus de hepatitis D (HDV) varía en forma amplia según la región, con áreas endémicas en varios países. Los drogadictos por vía parenteral presentan un riesgo relativamente alto pero, a diferencia del virus de la hepatitis B (HBV), HDV no infecta en forma amplia a la comunidad homosexual (…) No se desarrollaron productos para la inmunoprofilaxis de la hepatitis D. No obstante, la prevención de la infección por HBVevita la infección por HDV, (Rutherford A., 2019).

1.2.1. Datos Conceptuales.

Sintomatología.

La hepatitis D puede hacer que los síntomas de la hepatitis B sean más fuertes, los síntomas pueden incluir:

  • Dolor abdominal
  • Orina de color oscuro
  • Fatiga
  • Ictericia
  • Dolor articular
  • Inapetencia
  • Náuseas
  • Vómitos

Factores de Riesgo.

  • Abusar de drogas intravenosas (IV) o inyectadas
  • Estar infectada durante el embarazo (la madre le puede pasar el virus al bebé)
  • Portar el virus de la hepatitis B
  • Hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres
  • Recibir muchas transfusiones de sangre

Vías de transmisión.

Las vías de transmisión del VHD son:

  • Parenteral: A partir de la inyección de drogas por vía intravenosa, o transfusiones de sangre infectadas previamente con el virus. Es la vía más frecuente.
  • Sexual.
  • Vertical: A partir de una madre infectada durante el embarazo, le puede transmitir el virus al bebé.

Criterios Diagnósticos.

(Rutherford A., 2019).

En el diagnóstico inicial de la hepatitis aguda, la hepatitis viral debe diferenciarse de otros trastornos que ocasionan ictericia. Si se sospecha hepatitis viral aguda, deben solicitarse las siguientes pruebas en busca del virus de la hepatitis A, B y C:

  • Anticuerpo IgM contra el virus de la hepatitis A (anti-HAV)
  • Antígeno de superficie de hepatitis B (HBsAg)
  • Anticuerpo IgM contra el núcleo (core) del virus de hepatitis B (IgM anti-HBc)
  • Anticuerpo contra el virus de la hepatitis C (anti-HCV) y PCR para el RNA de hepatitis C (HCV-RNA)

Si las pruebas serológicas para la hepatitis B confirman la infección y las manifestaciones clínicas son graves, se deben medir los niveles de anticuerpos contra HDV (anti-HDV). Anti-HDV implica infección activa. Puede no ser detectable hasta semanas después de la enfermedad aguda.

Medidas de Prevención.

Los pasos para prevenir esta afección incluyen:

  • Detectar y tratar una infección por hepatitis B tan pronto como sea posible para ayudar a prevenir la hepatitis D.
  • Evitar el abuso de medicamentos intravenosos (IV). Si usted utiliza medicamentos intravenosos, evite compartir agujas.
  • Vacunarse contra la hepatitis B.

Los adultos que tienen un alto riesgo de adquirir una infección por hepatitis B y todos los niños deben vacunarse. Si no contrae hepatitis B, no puede contraer hepatitis D.

Referencias Bibliográficas.

  1. Organización Mundial de la Salud. (08 de Julio de 2019). Hepatits D. Recuperado el 21 de Julio de 2020, de Organización Mundial de la Salud: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/hepatitis-d
  2. Rutherford A. (Enero de 2019). Hepatitis D. Recuperado el 21 de Julio de 2020, de Manual MSD: https://www.msdmanuals.com/es/professional/trastornos-hep%C3%A1ticos-y-biliares/hepatitis/hepatitis-d
Fecha de Publicación: 2020/Julio/21; Autor. Barcia Poveda Carlos, Lic.; ORCID. https://orcid.org/0000-0003-0542-4796 ; EnlaceWEB: https://picklemed.com/ ; Contacto: picklemed@gmail.com
PickleMED | Barcia 2020.
Código de Registro | PickleMED. PMCB305