Farmaconociendo | Benzodiacepinas.

Autor.
Barcia Poveda Carlos, Lic.
PickleMED | Director & Productor.
picklemed@gmail.com

Objetivo Principal.

Describir en base a criterios técnicos y aporte bibliográfico referencial la importancia de las Benzodiacepinas de tipo psicotrópico de alto riesgo.

Resumen.

Las benzodiazepinas se metabolizan extensamente por sistemas enzimáticos microsomales del hígado. Esa biotransformación hepática de las benzodiacepinas ocurre en tres pasos, el primero una reacción que modifica o remueve el sustituyente que por lo general se encuentra en la posición 1 o 2 del anillo de diazepina, la segunda es una reacción de hidroxilación en la posición 3 produciendo el metabolito activo y, finalmente, una tercera reacción de conjugación principalmente con ácido glucurónico. Las benzodiacepinas se utilizan comúnmente para tratar los ataques de pánico, insomnio, comportamiento compulsivo y ansiedad generalizada. Son drogas cuyo efecto dura mucho tiempo y se les darían a una persona que necesitara medicación constante durante un largo período de tiempo, como una persona que sufre de ansiedad continuamente. No es recomendable que las personas conduzcan bajo su influencia, debido al riesgo de accidentes de tráfico. No es infrecuente la disminución del deseo sexual y de la capacidad de realizar el acto sexual. Otros efectos incluyen náuseas, euforia, pesadillas y cambios en el apetito.

Palabras Claves: narcotico, psicotrópico, fármaco, enfermedad, flumazenilo.

Abstract.

Benzodiazepines are extensively metabolized by microsomal enzyme systems in the liver. This hepatic biotransformation of benzodiazepines occurs in three steps, the first is a reaction that modifies or removes the substituent that is generally found in position 1 or 2 of the diazepine ring, the second is a hydroxylation reaction in position 3 producing the active metabolite and, finally, a third conjugation reaction mainly with glucuronic acid. Benzodiazepines are commonly used to treat panic attacks, insomnia, compulsive behavior, and generalized anxiety. They are drugs whose effect lasts for a long time and would be given to a person who needs constant medication for a long period of time, such as a person who suffers from anxiety continuously. It is not recommended that people drive under their influence, due to the risk of traffic accidents. Decreased sexual desire and the ability to perform sexual intercourse is not uncommon. Other effects include nausea, euphoria, nightmares, and changes in appetite.

Key Words: narcotic, psychotropic, drug, disease, flumazenil.

1. Validación Teórica & Bibliográfica | PickleMED.

1.1. Validación Teórica.

¿Qué son las Benzodiacepinas? Las benzodiazepinas son medicamentos psicotrópicos (es decir, actúan sobre el sistema nervioso central) con efectos sedantes, hipnóticos, ansiolíticos, anticonvulsivos, amnésicos y miorrelajantes. Por ello se usan las benzodiacepinas en medicina para la terapia de la ansiedad, insomnio y otros estados afectivos, así como las epilepsias, abstinencia alcohólica y espasmos musculares. También se usan en ciertos procedimientos invasivos como la endoscopia o dentales cuando el paciente presenta ansiedad o para inducir sedación y anestesia. A pesar de que en el uso clínico las benzodiacepinas producen efectos cualitativos muy similares uno del otro, existen importantes diferencias cuantitativas en sus propiedades farmacocinéticas y farmacodinámicas, las cuales han sido la base de sus variados patrones de aplicación terapéutica.​ Las benzodiazepinas pueden causar tolerancia, dependencia y adicción.

1.2. Validación Bibliográfica.

Según Martin, C. (2016) menciona que; Las benzodiacepinas son medicamentos que disminuyen la excitación neuronal y que tienen un efecto antiepiléptico, ansiolítico, hipnótico y relajante muscular (…) Son fármacos muy útiles, bien tolerados y seguros, Pero, a pesar de esto, las benzodiacepinas no están exentas de riesgos (…) Pueden contribuir, por tanto, a una mayor incidencia de accidentes, caídas, etc. En situaciones de sobredosis, pueden incluso provocar depresión respiratoria llevando a la muerte. De forma excepcional pueden provocar agitación paradójica (es decir, el efecto contrario al esperado por su perfil de actuación) (…) Además de los efectos inmediatos de las benzodiacepinas, a medio y largo plazo pueden provocar dependencia. Los riesgos derivan de su capacidad para producir inducción enzimática en el hígado lo que se traduce en tolerancia. Por tanto, para conseguir el mismo efecto hay que ir aumentando progresivamente la dosis. Pero si se interrumpe su administración aparece el síndrome de abstinencia, (Martin, C., 2016).

En base a este criterio Barcia, C. (2020) hace una referencial mención para indicarnos que; En 1960, alentados por el éxito de fármacos como la clorpromazina (Thorazin) a mediados de la década de 1950 (un antagonista de la dopamina con efectos antipsicóticos, antiserotoninérgicos, anticolinérgicos y antihistamínicos para uso en pacientes con esquizofrenia), la rama de la compañía laboratorios Roche llamada Nutley, con base en Nueva Jersey, pidió al químico Leo Sternbach (1908-2005) que emprendiera la búsqueda de otros compuestos innovadores. Nacido en Abbazia en la península de Istria en el mar Adriático, entonces parte de Austria (región actualmente controlada por Croacia), Sternbach había estado trabajando para Roche en Basilea cuando comenzó la Segunda Guerra Mundial. Tras estos hechos, por cuestiones de seguridad, la compañía lo mandó a él y otros científicos judíos a su rama en los Estados Unidos; todas las benzodiacepinas son, en esencia, absorbidos completamente, con la excepción del clorazepato, el cual es descarboxilado por el jugo gástrico antes de su completa absorción. Las benzodiazepinas y sus metabolitos activos se unen a proteínas plasmáticas en un rango entre 70 y 90 % y no se han reportado ejemplos de competición con otros medicamentos por esas proteínas. Las benzodiacepinas se metabolizan extensamente por sistemas enzimáticos microsomales del hígado. Esa biotransformación hepática de las benzodiazepinas ocurre en tres pasos, el primero una reacción que modifica o remueve el sustituyente que por lo general se encuentra en la posición 1 o 2 del anillo de diazepina, la segunda es una reacción de hidroxilación en la posición 3 produciendo el metabolito activo y, finalmente, una tercera reacción de conjugación principalmente con ácido glucurónico, (Barcia, C., 2020).

Sin embargo la Clínica Las Condes (2020) nos indica que; El problema es que quienes ingieren este ansiolítico desarrollan dependencia (generan tolerancia al medicamento y van escalando la dosis para lograr el mismo efecto) y en muchos más casos de los convenientes, perpetúan su consumo (…) En esos términos, la FDA (la agencia estadounidense de alimentación y medicamentos) establece que las benzodiacepinas debieran ser usadas por un plazo máximo de tres meses. “Estos medicamentos producen un efecto de sedación y no es bueno andar así porque, por lo demás, si los usas para dormir no estás tratando nada, estás haciendo un tratamiento sintomático, no de la causa” (…) En cuanto a los efectos secundarios, estos medicamentos ingeridos por largo tiempo (uno o dos años), en dosis importantes y en personas más vulnerables, deterioran la memoria que luego de dejar de tomarlos, (Clinica Las Condes, 2020).

No obstante la Organización NarcoNON nos menciona que; Las benzodiacepinas se utilizan comúnmente para tratar los ataques de pánico, insomnio, comportamiento compulsivo y ansiedad generalizada. Son drogas cuyo efecto dura mucho tiempo y se les darían a una persona que necesitara medicación constante durante un largo período de tiempo, como una persona que sufre de ansiedad continuamente. Para el insomnio se darían variedades de la droga que tienen efecto por un tiempo corto, ya que tendería a desaparecer por la mañana (…) Benzodiacepinas de acción más prolongada incluyen los conocidos fármacos de receta  Xanax (alprazolam), Librium (clordiazepóxido) y Valium (diazepam). Ativan (lorazepam) se da a menudo en hospitales o cuidados paliativos. Valium y Klonopin (clonazepam) se pueden dar en la sala de emergencias, como los anticonvulsivantes (…) Las benzodiacepinas son también conocidas por su tendencia a provocar amnesia. Este efecto secundario es considerado como un beneficio cuando el fármaco se administra antes de la cirugía ya que la persona no podría ser capaz de recordar el evento (…) Rohypnol o flunitrazepam, es una benzodiazepina que se utiliza ilegalmente en los Estados Unidos como una droga para fiestas y una droga “de violación”. Una persona drogada con Rohypnol sin saberlo, puede no ser capaz de defenderse a sí misma contra el asalto sexual y puede no recordar después lo que sucedió, (NarcoNON, 2020).

1.2.1. Datos Conceptuales.

Benzodiazepinas en embarazadas.

Se sabe que las benzodiazepinas pasan a través de la placenta y afectan al feto. Los recién nacidos pueden sufrir de síndrome de abstinencia durante un periodo de hasta seis meses, para algunos fármacos de esta clase. Además, algunos estudios han mostrado un ligero incremento del riesgo de paladar hendido en niños nacidos de mujeres que toman benzodiazepinas durante el embarazo.

Mecanismo de Acción.

Las benzodiacepinas son agentes depresores del sistema nervioso más selectivos que otros fármacos como los barbitúricos, actuando, en particular, sobre el sistema límbico. Las benzodiacepinas comparten estructura química similar y tienen gran afinidad con el complejo de receptores benzodiacepínicos en el sistema nervioso central (SNC). Estructuralmente, las benzodiacepinas presentan un anillo de benceno con seis elementos, unido a otro anillo de diazepina con siete elementos. Cada benzodiazepina específica surgirá por sustitución de radicales en diferentes posiciones. Las benzodiazepinas son agonistas completos a nivel de su receptor celular en la producción de propiedades sedantes y ansiolíticos. Los compuestos que se unen a los receptores benzodiazepínicos y potencian la función del receptor GABA se denominan agonistas de los receptores benzodiazepínicos y, por ende, tienen propiedades sedativas e hipnóticas.

Los compuestos que, en ausencia del agonista, no tienen acción aparente pero que inhiben competitivamente la unión del agonista a su receptor se denominan antagonistas del receptor benzodiazepínico. Los ligandos que disminuyen la función del GABA al unirse al receptor reciben el nombre de agonistas inversos del receptor benzodiazepínico. En cuanto a los receptores específicos en el SNC para las benzodiazepinas, éstos forman parte del complejo ácido gamma-aminobutírico (GABA).

El GABA es un neurotransmisor con prolífica acción inhibitoria, y sus receptores forman parte de un sistema bidireccional inhibitorio conectado entre diversas áreas del SNC. Las benzodiazepinas potencian la acción inhibitoria mediada por el GABA. Los receptores de las benzodiazepinas se distribuyen por todo el cerebro y la médula espinal; también se encuentran en las glándulas adrenales, riñones, glándula pineal y plaquetas. Algunos compuestos tienen acciones intermedias entre un agonista completo y un antagonista completo y se denominan agonistas o antagonistas parciales. El interés en los agonistas parciales del receptor benzodiazepínico radica en evidencias de que con ellos no ocurre un efecto completo de tolerancia con el uso crónico, es decir, los agonistas parciales muestran propiedades ansiolíticos con una reducida cantidad de sedación y menores problemas con dependencia y trastornos de abstinencia.

Nombres comerciales conocidos.

Este compuesto químico actualmente, en el mercado se encuentra bajo los siguientes nombres:

  • Diazepan
  • Clordiazepoxido
  • Bromazepan
  • Clonazepan
  • Alprazolam
  • Lorazepan
  • Midazolam

Efectos secundarios de alto riesgo.

Los efectos secundarios varían según la droga individual, pero incluyen somnolencia (por eso se les da para el insomnio), mareos, disminución de la concentración y el poco conocimiento y falta de coordinación que pueden resultar en caídas u otros daños, especialmente en las personas mayores. No es recomendable que las personas conduzcan bajo su influencia, debido al riesgo de accidentes de tráfico. No es infrecuente la disminución del deseo sexual y de la capacidad de realizar el acto sexual. Otros efectos incluyen náuseas, euforia, pesadillas y cambios en el apetito.

Casos de sobredosis.

Los pacientes en quienes se sospecha una sobredosis por benzodiazepinas y que muestran deficiencia en su nivel de consciencia y depresión respiratoria y que lo más probable es que requieran una intubación endotraqueal junto con una posible admisión a cuidados intensivos, deben ser quienes se consideren candidatos para el flumazenil para evitar la intubación y la ventilación artificial. La decisión de administrar flumazenil a un paciente sospechoso de una sobredosis de benzodiazepinas debe ser hecha seguida de una evaluación clínica comprehensiva, incluyendo un examen físico y evaluaciones bioquímicas del estado respiratorio del paciente y su capacidad de proteger, sin auxilio artificial, sus propias vías aéreas.

El antídoto para todas las benzodiazepinas es el flumazenilo, un antagonista de las benzodiazepinas, el cual, ocasionalmente, se usa de modo empírico en pacientes que se presentan a una sala de emergencia por pérdida de la consciencia inexplicada. Siempre se prefiere el manejo de medidas de soporte antes de instalar un tratamiento antagonista de benzodiazepinas para proteger al paciente tanto de los efectos de la abstinencia como de posibles complicaciones por el uso simultáneo de compuestos farmacéuticos no relacionados químicamente. Para ello se debe hacer, con el adecuado escrutinio, una determinación de una posible sobredosis deliberada, tomando previsiones para evitar daños adicionales por parte del individuo.

Recomendaciones.

  • Educación al paciente: proporcionando normas higiénicas para el tratamiento del insomnio y de la ansiedad.
  • Diagnóstico adecuado: tratar siempre la causa nuclear del problema.
  • Tratamiento con benzodiacepinas específicas y en dosis adecuadas: ajustándose a las necesidades del paciente.
  • Precaución en ciertos casos situaciones: como pacientes de edad avanzada, con hepatopatías, polimedicación, gestación, adicciones, riesgo de suicidio y otras poblaciones especiales.

Referencias Bibliográficas.

  1. Clinica Las Condes. (2020). ¿Qué son las Benzodiazepinas y cómo usarlas correctamente? Recuperado el 11 de Agosto de 2020, de Clinica Las Condes: https://www.clinicalascondes.cl/CENTROS-Y-ESPECIALIDADES/Especialidades/Psiquiatria/Noticias/Te-puede-interesar/¿Que-son-las-Benzodiazepinas-y-como-usarlas
  2. Martin, C. (18 de Agosto de 2016). ¿Qué son las benzodiacepinas y para qué se utilizan? Recuperado el 11 de Agosto de 2020, de Cuidate Plus: Farmaconociendo | Benzodiazepinas
  3. NarcoNON. (2020). Benzodiazepinas. Recuperado el 11 de Agosto de 2020, de NarcoNON: https://www.narconon.org/es/informacion-drogas/farmacos-prescripcion/benzodiazepinas.html
Fecha de Publicación: 2020/Agosto/11; Autor. Barcia Poveda Carlos, Lic.; ORCID. https://orcid.org/0000-0003-0542-4796 ; EnlaceWEB: https://picklemed.com/ ; Contacto: picklemed@gmail.com
PickleMED | Barcia 2020.
Código de Registro | PickleMED PMCB320