TRABAJO DE ENFERMERÍA PARTE #10 | “El Hombre orquesta”

Autor.
Barcia Poveda Carlos, Lic.
PickleMED | Director & Productor.
picklemed@gmail.com

Situación basada a la realidad.

¿Qué sucede cuando en el área donde te desempeñas resulta que debes ser casi como un director de orquesta? ¿Qué sucede cuando trabajas más de la cuenta pero abusan de tu condición? ¿Qué sucede cuando las responsabilidades sobrepasan lo que un humano puede hacer? ¿Qué sucede cuando te dan responsabilidades que no te competen pero que por vocación y respeto a tu trabajo decides hacerlas sin reclamar? ¿Qué sucede con este personaje? Resulta que muchos lo ven chistoso otros piensan que mientras más haces es mejor, algunos creerán que todo profesional debe pasar por este tipo de situaciones pero piensa en ti mismo por un momento y has la pregunta ¿Es correcto? Evidentemente no es correcto ¿Por qué? Sencillo y claro, no es correcto porque todo profesional merece respeto por lo que sabe, por lo que puede hacer y por lo significa como personal de la salud; el hecho de recargarte de cosas solo tiene un significado y ese es “hacerte daño” ¿Por qué? Porque un profesional de enfermería así como puede hacer muchas cosas, habrán cosas que no las puede hacer.

Un profesional de enfermería debe hacer su trabajo con responsabilidad, pertinencia, dominio de la situación y pleno conocimiento de gestión, administración de cuidados individualizados para de esa manera lograr el objetivo principal de brindar un servicio de calidad pero ¿Qué pasa cuando te toca ser de “hombre orquesta” y hacer a su vez trabajo administrativo? ¿Crees que tenga riesgos? ¿Exactamente qué riesgos? Los riesgos en los que un profesional de enfermería que debe hacerlo todo incluyendo el trabajo administrativo son muy relevantes e incluso podrían costarle hasta el cargo ya que un enfermero jamás debe firmar ni sellar documentos de los cuales no tenga conocimiento de lo sucedido ya que esos documentos podrían ser utilizados en contra del mismo, sin embargo ¿Qué sucede cuando estas al mando de más de 3 áreas donde tienes muchos pacientes? Resulta que al principio lo verás interesante, luego lo empezarás a sentir pesado pero a la larga te darás cuenta que por desesperación en cumplir todo con todos vas a firmar, sellar e incluso a hacerte responsables de documentos que ni siquiera tienes conocimiento de nada ¿Eso es correcto?

Evidentemente no pero eso pasa en la vida real, enfermeros profesionales son explotados para provocar que se “boten” del trabajo o para provocar que ellos den motivos para despedirlos y así manchar su hoja de vida e historial laboral; es verdad que existen enfermeras con muchísima experiencia en el campo operativo de los cuidados individualizado pero ¿Acaso la experiencia te hace superior al promedio de actividades que puede ejercer un ser humano normal? Lógicamente no, pero eso no lo saben “los jefes” ya que solo piden, hacen y por lo bajo permiten que las personas que tienen muchos años ahí “exploten” con carga laboral al profesional que intenta cumplir con todo lo que puede.

El ser el “Hombre orquesta” o creerte la “Mujer maravilla” a la larga te traerá consecuencias porque no sabes con quienes estás trabajando ya que los mismos que te saludan hoy mañana te hunden y es ahí donde te darás cuenta que las responsabilidades tienen su limite pero para ser responsable con los demás debes primero serlo contigo para así aprender que como seres humanos tenemos limitaciones y por más jóvenes que algunos puedan ser no existe justificativo para reventar de responsabilidades a alguien que únicamente desea trabajar; la realidad de la enfermería es que existen muchas casas de salud donde se forman mafias que solo ven por sus puestos y apadrinan a cierto grupo de gente solo para garantizar la continuidad en sus trabajos haciendo que gente nueva fracase para así ellos siempre quedar como la imagen de la eficiencia cuando en realidad son la cara de la vergüenza para una profesión tan respetable como lo es la enfermería.

La pregunta es ¿Quién sufre aquí? La respuesta en base a la realidad es que los únicos que sufren son los pacientes ¿Por qué? Porque ellos son los que reciben el cuidado de un profesional que se desespera por cumplir pero que al final falla únicamente por la mala fe de “colegas” quienes se encargaron de ponerle el pie para que caiga; el mensaje aquí es claro y sencillo NO FIRMES NADA, NO SELLES NADA, NO ACEPTES NADA, tu se responsable de lo que tú has hecho, de las cosas que tú como profesional has administrado y de los documentos que tú has manejado, la bibliografía indica que el profesional de enfermería debe delegar las responsabilidades pero eso en la vida real queda invalido cuando te des cuenta de que quienes están a tu alrededor solo buscan hundirte o hacer que tu solo te hundas; en la vida hay gente mala disfrazada de personal de salud, hay gente cruel tocando niños, ancianos y todo tipo de pacientes, la vida real no es un cuento de hadas en donde siempre hay un final feliz.

Ser el enfermero o la enfermera de muchas áreas es un acto respetable digno de aplaudir por tan admirable designación al hacerte responsable de muchas cosas pero no te creas la gran cosa, abre los ojos a tiempo y analiza que está pasando o donde estas pisando ya que puede ser una trampa de personas que quieren verte hundido/a, no olvides que un enfermero también es un ser humano más allá de los uniformes y los mandiles; un enfermero también se cansa, también respira o también puede ser una persona muy enferma que lucha consigo para no claudicar, acepta lo que esté en tu capacidad humana de ejercer, ejerce lo que esté en tu capacidad vital de hacer y recuerda siempre hacer lo correcto, porque hacer lo correcto jamás es malo, lo malo es ser un alcahuete o un solapador de quienes te ayudaron a hundir.

Ser el “hombre orquesta” o el enfermero en jefe no te hace especial, no te hace único, te hace una persona que puede estar haciendo un excelente trabajo o puedes estar siendo un grandísimo tonto explotado de quien quieren lograr que se bote o que de los suficientes motivos para ejecutar un despido; esa es la realidad del enfermero que no te enseñan en los libros o en las bibliografías, ninguna docente te dirá eso quizá porque no lo han vivido, pero la verdad es la que se vive sufriendo solo recuerda que más vale todo lo que estudiaste y los años que sacrificaste que unos cuantos días con gente que solo quería explotarte haciéndote sentir como camello en un desierto, es decir sin rumbo, la pregunta es ¿Te ha tocado ser el hombre orquesta? ¿Crees que ser multifuncional es igual a ser un hombre orquesta? Desde ya te podemos decir que NO ES LO MISMO ya que un enfermero profesional siempre es multifuncional porque está capacitado para realizar todo tipo de actividades dentro de sus competencias profesionales pero un “hombre orquesta” es aquel que está a cargo de todo y aun así lo revientan con más responsabilidades para provocar un resultado negativo.

Fecha de Publicación: 2020/Septiembre/10; Autor. Barcia Poveda Carlos, Lic.; ORCID. https://orcid.org/0000-0003-0542-4796 ; EnlaceWEB: https://picklemed.com/ ; Contacto: picklemed@gmail.com
PickleMED | Barcia 2020.
Código de Registro | PickleMED PMCB342