Vocación en Salud PARTE #10 | ¿Cómo saber cuando irse?

Autor.
Barcia Poveda Carlos, Lic.
PickleMED | Director & Productor.
picklemed@gmail.com

Situación basada a la realidad.

¿Cómo saber cuando debemos irnos? ¿Cómo saber cuándo debemos retirarnos para salvaguardar nuestras vidas? ¿Cómo saber que la retirada es la decisión correcta? Muchas veces decidimos renunciar a algo que nos fastidia, nos perturba y nos comienza a perjudicar, muchas veces decidimos retirarnos del ambiente laboral donde estamos ejerciendo solamente porque se han presentado un sin número de situaciones que nos pueden terminar perjudicando, la pregunta es ¿Cómo saber cuándo hacerlo? La respuesta solo la sabes tú ¿Por qué? Porque eres el único individuo a quien debes escuchar, no escuches opiniones, sugerencias o comentarios lo que debes hacer es un análisis de donde estas, donde quieres llegar y que haces en ese momento; debes visualizarte en el futuro desde la posición en donde te encuentras, debes visualizar un futuro a llegar desde donde estas, debes averiguar quien realmente eres y que quieres hacer con tu vida.

Siendo profesional de salud quizá llegues a pensar que podrías tener el mundo a tus pies o que muchas personas te pueden necesitar, la pregunta es ¿Esa es la realidad? Por supuesto que no la realidad es donde el profesional joven es humillado, criticado, menospreciado hasta insultado por muchos quienes creen que por tener algunos años más son lo suficientemente aptos para actuar de la manera que les da la regalada gana cuando la verdad es que sea o no nuevo, todos como profesionales merecemos respeto, ser tratados igual, ser tratados a la altura y con la cortesía que nos merecemos; pasaran días, semanas e incluso meses, pensarás que te está yendo muy bien en tu trabajo pero se presentaran situaciones donde ese sentir se convierte en un malestar que te atormentará toda la noche y te hara sentir que lo que sabes no es lo suficiente e incluso te hará sentir un ignorante sin preparación cuando quizás eres más preparado que todos, lo importante no es el nivel de preparación en realidad, lo importante es que te des cuenta que si no sientes confort en tu lugar de trabajo es muy asegurable que se convertirá en un cáncer mental donde poco a poco iras deteriorando tu esencia como persona.

Un médico o un enfermero, ambos son seres humanos que necesitan tranquilidad, un ambiente laboral que les permita brindar los mejores resultados a sus pacientes, como profesional tu deber no es quedar bien con tus colegas, tu deber es quedar bien con tus pacientes, tu deber es ser la imagen de la confianza en la que tus pacientes puedan sentir seguridad y la tranquilidad de que todo saldrá bien, la pregunta es ¿Te sientes así en un lugar donde todo el mundo tiene miedo que lo boten? Sucede que existen casas de salud en ciertas localidades donde resulta que el personal trabaja con miedo, es decir que todo su equipo trabaja con miedo hasta de respirar mal por el sentido de que si incumple o falla los despiden ¿es correcto que existan lugares así? Evidentemente no pero de igual manera existen y a día de hoy funcionan como grandes instituciones de salud, la pregunta es ¿Te sentirías cómodo trabajando en esas condiciones?

El problema de la humanidad es que muchos trabajan por necesidad, saltan como delfines esperando a que les lancen algún tipo de alimento, bailan como focas aplaudiendo para que les den un pedazo de pescado, es decir que se dejan humillar y deciden hacer todo tipo de estupideces con tal de no perder el empleo, otros trabajan porque se acostumbraron y muchos trabajan porque tienen apadrinamiento es decir que así se equivoquen jamás les llamaran la atención y andan de sobrados dando órdenes e indicaciones a los verdaderos profesionales como que si ellos lo conocen todo, la pregunta es ¿Seguirías trabajando en un sitio así? ¿Qué vale más un sueldo o tu dignidad como profesional? ¿Qué vale más tu salud mental o un salario? ¿Qué vale más en tu vida?

Es en este punto de la temática en donde regresamos a la pregunta inicial ¿Cómo saber cuándo irse? Uno se puede ir cuando quiera siempre y cuando esté completamente listo/a para hacerlo, uno puede irse cuando se dio cuenta que no tiene nada más que demostrar o cuando identifico que en ese lugar no le esperaba ningún futuro, uno puede irse cuando sabe que el ambiente es completamente toxico y es un sitio donde no te logras sentir a gusto o en confort para brindar un servicio de calidad a tus pacientes; en general uno puede irse cuando le dé la gana de hacerlo siempre y cuando manejes el nivel de madurez que se necesita para tomar una decisión a sabiendas que eso posiblemente te traiga consecuencias financieras.

El verdadero profesional de la salud no se mide la cantidad de dinero que tiene en el bolsillo sino por la calidad de servicio que eres capaz de dar así como también por ser hábil en aprender cada que se te presente una situación, el renunciar a tu puesto de trabajo te hace maduro al saber que el hecho de haber tomado esa decisión te abrirá nuevas posibilidades así como también se te cerrarán algunas; una renuncia no te hace un fracasado o un mediocre, al contrario te hace una persona con criterio personal y profesional de saber que quieres visualizando tu futuro a raíz de eso; ningún profesional es comparable, todos somos diferentes y merecemos respeto, cordialidad e incluso un buen trato, no te denigres en comportarte como un camello sin rumbo, aprende de las hormigas porque siendo más pequeñas actúan como grandes haciendo todo con inteligencia pero sobre todo siempre siguiendo un rumbo que las conduce a un lugar seguro, cuando quieras saber qué tipo de profesional eres, no mires o busques nada en tus bolsillos, mira en tu interior y encuéntrate ya que ese será tu verdadero (yo) debido a que un profesional no se lo cuantifica por el dinero que gana sino por los resultados que es capaz de dar.

Fecha de Publicación: 2020/Septiembre/11; Autor. Barcia Poveda Carlos, Lic.; ORCID. https://orcid.org/0000-0003-0542-4796 ; EnlaceWEB: https://picklemed.com/ ; Contacto: picklemed@gmail.com
PickleMED | Barcia 2020.
Código de Registro | PickleMED PMCB343