Tumor Cerebral | Información Básica.

Autor.
Barcia Poveda Carlos, Lic.
PickleMED | Director & Productor
ORCID: https://orcid.org/0000-0003-0542-4796
picklemed@gmail.com

Resumen.

Un tumor cerebral es un crecimiento no canceroso (benigno) o canceroso (maligno) en el cerebro. Puede tener su origen en el propio cerebro o haberse propagado (metástasis) a este desde otra parte del organismo; Los tumores cerebrales se clasifican según el lugar donde se encuentra el tumor, el tipo de tejido involucrado, si el tumor es benigno o maligno, y otros factores. Si se determina que un tumor es maligno el hecho de que las células estén confinadas a un área específica, y la similitud de las células cancerosas con las células normales. Las metástasis hacia el SNC provienen, en orden de frecuencia, del pulmón, mama, piel (melanoma), riñón y gastrointestinal y tienden a crecer entre la unión de la corteza y la sustancia blanca. Pueden ser primarios (comienzan el cerebro) o metastásicos (células cancerosas de otras partes del cuerpo que viajan hacia el cerebro). Algunos de estos tumores se pueden desparramar e involucrar a la médula espinal, una extensión del cerebro.

Palabras Claves: cerebro, enfermedad, trastorno, neurológico, neoplasia.

Abstract.

A brain tumor is a non-cancerous (benign) or cancerous (malignant) growth in the brain. It may originate in the brain itself or have spread (metastasized) to it from another part of the body; Brain tumors are classified based on where the tumor is located, the type of tissue involved, whether the tumor is benign or malignant, and other factors. If a tumor is determined to be malignant, the fact that the cells are confined to a specific area, and the similarity of the cancer cells to normal cells. Metastases to the CNS come, in order of frequency, from the lung, breast, skin (melanoma), kidney and gastrointestinal and tend to grow between the union of the cortex and the white matter. They can be primary (start in the brain) or metastatic (cancer cells from other parts of the body that travel to the brain). Some of these tumors can spread and involve the spinal cord, an extension of the brain.

Key Words: brain, disease, disorder, neurological, neoplasia.

1. Validación Teórica & Bibliográfica | PickleMED.

1.1. Validación Teórica.

¿Qué es un tumor cerebral? ¿Cuándo se origina uno y porque se presenta? Los tumores pueden ser benignos o malignos, dependiendo de la rapidez de su crecimiento y de si logran resecarse o curarse mediante el tratamiento neuroquirúrgico. A diferencia de los tumores de otros tejidos, la distinción entre manifestaciones benignas y malignas no es tan clara, por ejemplo, algunas lesiones benignas pueden infiltrar regiones enteras con comportamiento clínico maligno. Las neoplasias malignas producen metástasis, lo cual constituye un hecho excepcional. Las metástasis hacia el SNC provienen, en orden de frecuencia, del pulmón, mama, piel (melanoma), riñón y gastrointestinal y tienden a crecer entre la unión de la corteza y la sustancia blanca. Un tumor cerebral es un crecimiento descontrolado de células derivadas de componentes cerebrales (tumores primarios) o de células tumorales localizadas en otras áreas del organismo (metástasis)

1.2. Validación Bibliográfica.

Según la MayoClinic (2019) menciona que; Existen muchos tipos diferentes de tumores cerebrales. Algunos tumores cerebrales son no cancerosos (benignos) y otros, cancerosos (malignos). Los tumores cerebrales pueden comenzar a aparecer en el cerebro (tumores cerebrales primarios), o el cáncer puede comenzar en otras partes del cuerpo y diseminarse al cerebro (tumores cerebrales secundarios o metastásicos) (…) La rapidez con la que crece un tumor cerebral varía mucho. Tanto el índice de crecimiento como la ubicación del tumor cerebral determinan cómo afectará la función del sistema nervioso (…) Los tumores cerebrales primarios comienzan cuando las células normales presentan errores (mutaciones) en su ADN. Estas mutaciones permiten que las células crezcan y se dividan a una mayor velocidad, y continúen viviendo cuando las células sanas morirían. El resultado es una masa de células anormales, que forman un tumor (…) En los adultos, los tumores cerebrales primarios son mucho menos frecuentes que los tumores cerebrales secundarios, en los que el cáncer comienza en otro lado y se disemina al cerebro, (MayoClinic, 2019).

No obstante, Goldman, S. & Mohile, N. (2018) indican que; Un tumor cerebral es un crecimiento no canceroso (benigno) o canceroso (maligno) en el cerebro. Puede tener su origen en el propio cerebro o haberse propagado (metástasis) a este desde otra parte del organismo (…) Un tumor cerebral, ya sea canceroso o no, siempre es grave, debido a que el cráneo es rígido y no deja espacio al tumor para expandirse. Además, si los tumores se desarrollan cerca de partes del cerebro que controlan las funciones vitales, pueden causar problemas, como debilidad, dificultad para caminar, pérdida del equilibrio, pérdida parcial o total de la visión, dificultad para entender o usar el lenguaje y problemas relacionados con la memoria (…) Con frecuencia, el aumento de la presión intracraneal también causa deterioro de las funciones mentales y empeoramiento del estado de ánimo. Se producen cambios en la personalidad. Por ejemplo, la persona se muestra introvertida, malhumorada y, con frecuencia, poco productiva en el trabajo. Se siente también, a veces, soñolienta, confusa e incapaz de pensar. Estos síntomas son, por lo general, más evidentes para sus familiares y compañeros de trabajo que para la propia persona, (Goldman, S. & Mohile, N., 2018).

Sin embargo, Radiological Society of North America (2020) mencionan que; Los tumores cerebrales pueden ser malignos (también llamados cáncer de cerebro) o benignos (no contienen células cancerosas). Pueden ser primarios (comienzan el cerebro) o metastásicos (células cancerosas de otras partes del cuerpo que viajan hacia el cerebro). Algunos de estos tumores se pueden desparramar e involucrar a la médula espinal, una extensión del cerebro (…) Los tumores cerebrales malignos se dividen en dos categorías diferentes: primarios o metastásicos. Los tumores cerebrales primarios se originan dentro del cerebro. Un tumor metastásico se forma cuando las células cancerosas situadas en cualquier parte del cuerpo se desprenden y viajan hasta el cerebro. Por esta razón, los tumores cerebrales metastásicos son casi siempre malignos, mientras que los tumores cerebrales primarios pueden ser benignos o malignos (…) Los tumores cerebrales se clasifican según el lugar donde se encuentra el tumor, el tipo de tejido involucrado, si el tumor es benigno o maligno, y otros factores. Si se determina que un tumor es maligno, las células tumorales son examinadas bajo un microscopio para determinar el grado de malignidad. Los marcadores que reflejan mutaciones genéticas (defectos genéticos) que pueden predecir el comportamiento del tumor y su respuesta a la terapia son evaluados, hoy en día, de forma rutinaria. En base a este análisis los tumores son clasificados, o caracterizados, por su grado de malignidad, de menos maligno a más maligno. Los factores que determinan el grado del tumor incluyen la rapidez con la que las células están creciendo, la cantidad de sangre que irriga a las células, la presencia de células muertas en el centro del tumor (necrosis), el hecho de que las células estén confinadas a un área específica, y la similitud de las células cancerosas con las células normales, (Radiological Society of North America,, 2020).

1.2.1. Datos Conceptuales.

Clasificación.

  • Tumores de grado I benignos, de crecimiento lento y circunscriptos.
  • Tumores de grado II De crecimiento lento, pero con límites imprecisos, o de extensión.
  • Tumores de grado III Tumores anaplásicos, su evolución es más rápida.
  • Tumores de grado IV Tumores malignos, muestran signos histológicos de crecimiento muy rápido en todas las regiones examinadas

Sintomatología.

Entre los signos y síntomas generales que provocan los tumores cerebrales se encuentran los siguientes:

  • Nueva aparición o cambio en el patrón de dolores de cabeza
  • Dolores de cabeza que gradualmente se vuelven más frecuentes y más intensos
  • Náuseas o vómitos inexplicables
  • Problemas de la visión, como visión borrosa, visión doble o pérdida de la visión periférica
  • Pérdida gradual de la sensibilidad o del movimiento en un brazo o pierna
  • Problemas de equilibrio
  • Dificultades del habla
  • Confusión en asuntos diarios
  • Cambios en la personalidad o el comportamiento
  • Convulsiones, especialmente en personas sin historia clínica de convulsiones
  • Problemas auditivos

De acuerdo con Goldman, S. & Mohile, N. (2018) mencionan que; El dolor de cabeza es el síntoma más frecuente y, a menudo, el primero. Sin embargo, algunas personas con tumores cerebrales no sufren cefaleas y la mayoría de las cefaleas no tienen su origen en un tumor cerebral. Un dolor de cabeza debido a un tumor cerebral suele repetirse cada vez con más frecuencia a medida que pasa el tiempo. A menudo empeora cuando la persona se tumba. El dolor de cabeza puede ser más intenso cuando la persona se despierta del sueño y luego disminuye en momentos posteriores del día. Si comienza a presentarse dolor de cabeza con estas características en una persona que no había tenido dolores de cabeza anteriormente, la causa puede ser un tumor cerebral, (Goldman, S. & Mohile, N., 2018).

Tumores Cerebrales primarios.

  • Gliomas. Estos tumores comienzan en el cerebro o la médula espinal, y comprenden astrocitomas, ependimomas, glioblastomas, oligoastrocitomas y oligodendrogliomas.
  • Meningiomas. Un meningioma es un tumor que surge de las membranas que rodean el cerebro y la médula espinal (meninges). La mayoría de los meningiomas no son cancerosos.
  • Neurinomas del acústico (schwannomas). Estos son tumores benignos que se manifiestan en los nervios que controlan el equilibrio y la audición desde el oído interno hasta el cerebro.
  • Adenomas hipofisarios. Estos son, principalmente, tumores benignos que se manifiestan en la hipófisis, en la base del cerebro. Estos tumores pueden afectar las hormonas hipofisarias y tener efectos en todo el cuerpo.
  • Meduloblastomas. Estos son los tumores cerebrales cancerosos más frecuentes en niños. Un meduloblastoma comienza en la parte inferior trasera del cerebro y tiende a diseminarse a través del líquido cefalorraquídeo. Estos tumores son menos frecuentes en adultos, pero igual se forman.
  • Tumores de células germinativas. Los tumores de células germinativas pueden desarrollarse durante la infancia, cuando se forman los testículos y los ovarios. Sin embargo, algunas veces los tumores de células germinativas afectan a otras partes del cuerpo, como el cerebro.
  • Craneofaringiomas. Estos tumores no cancerosos poco frecuentes comienzan cerca de la hipófisis del cerebro, la cual secreta hormonas que controlan muchas funciones corporales. A medida que el craneofaringioma crece lentamente, puede afectar a la hipófisis y a otras estructuras cercanas al cerebro.

Factores de Riesgo.

(MayoClinic, 2019).

Los factores de riesgo son los siguientes:

  • Exposición a la radiación. Las personas que estuvieron expuestas a un tipo de radiación llamada «radiación ionizante» corren un mayor riesgo de padecer un tumor cerebral. Algunos ejemplos de radiación ionizante son la radioterapia usada para tratar el cáncer y la radiación causada por las bombas atómicas.
  • Antecedentes familiares de tumores cerebrales. Un pequeño porcentaje de los tumores cerebrales se producen en personas con antecedentes familiares de tumores cerebrales o de síndromes genéticos que aumentan el riesgo de padecer estos tumores

Causas.

(Goldman, S. & Mohile, N., 2018).

Los tumores cerebrales causan problemas por razones distintas:

  • Invadiendo y destruyendo directamente el tejido cerebral
  • Haciendo presión de manera directa sobre tejidos cercanos
  • Aumentando la presión en el interior del cráneo (presión intracraneal o presión endocraneal) dado que el tumor ocupa espacio y el cráneo no se puede expandir para acomodarlo
  • Provocando la acumulación de líquidos en el cerebro
  • Bloqueando la circulación normal del líquido cefalorraquídeo a través de los espacios intercerebrales
  • Provocando hemorragias

Hernia Cerebral.

Si aumenta considerablemente la presión intracraneal, el cerebro es empujado hacia abajo, ya que el cráneo no se puede expandir. Se puede producir, como consecuencia, una hernia cerebral. Los dos tipos más habituales de hernia cerebral son los siguientes

  • Hernia transtentorial: la parte superior del encéfalo (cerebro) es empujada a través de un orificio estrecho (la tienda del cerebelo o escotadura tentorial) por el tejido relativamente rígido que separa el cerebro de las partes inferiores del encéfalo (el cerebelo y el tronco del encéfalo). En las personas con este tipo de hernia se produce pérdida del estado consciente. Además, el lado del cuerpo opuesto al tumor se paraliza.
  • Hernia amigdalina: un tumor que se origina en la parte inferior del encéfalo empuja la zona más baja del cerebelo (la amígdala cerebelosa) a través del orificio situado en la base del cráneo (agujero magno o agujero occipital). Como consecuencia, el tronco del encéfalo, que controla la respiración, la frecuencia cardíaca y la presión arterial, está comprimido y funciona de forma inadecuada. Una hernia amigdalina causa un estado de coma y la muerte si no es diagnosticada y tratada de inmediato.

Criterios diagnósticos.

(Radiological Society of North America, 2020).

Para poder diagnosticar y evaluar un tumor cerebral, es posible que el médico ordene una de las siguientes pruebas de imagen:

  • RMN de la cabeza: las imágenes por resonancia magnética (MRN) utilizan un potente campo magnético, pulsos de radiofrecuencia y una computadora para producir imágenes detalladas de los órganos, los tejidos blandos, los huesos y casi todas las otras estructuras internas del cuerpo. La RMN proporciona imágenes detalladas que pueden detectar anomalías en el cerebro tales como tumores e infección. La RMN es altamente sensible para detectar tumores y para evaluar las zonas aledañas y definir la extensión.
  • RMN de la columna vertebral: al igual que la RMN de la cabeza, la RMN de la columna vertebral utiliza un potente campo magnético, pulsos de radiofrecuencia y una computadora para mostrar la anatomía de las vértebras que forman la columna vertebral, como así también de los discos, la médula espinal y los espacios entre las vértebras a través de los cuales pasan los nervios. Se puede utilizar para detectar los tumores que se originan en, o que se han diseminado hacia la columna vertebral y/o la médula espinal o el líquido que la rodea (líquido cefalorraquídeo).
  • RMNf cerebral: la resonancia magnética nuclear funcional (fMRI, por sus siglas en inglés) utiliza imágenes de RMN para medir los pequeños cambios metabólicos que tienen lugar en una parte activa del cerebro. En el caso del diagnóstico de tumor cerebral, este examen se realiza para evaluar áreas en el cerebro relacionadas con el lenguaje y el movimiento muscular. También se utiliza para controlar el crecimiento y función de los tumores y evaluar los posibles riesgos de la cirugía u otros tratamientos invasivos. Este examen complementa los detalles estructurales de la RMN con información acerca de cuán bien están funcionando las células del cerebro.
  • TC de la cabeza: la exploración por tomografía computarizada (TC) combina un equipo especial de rayos X con computadoras sofisticadas para producir múltiples imágenes transversales o fotografías del interior del cuerpo. Puede detectar tumores cerebrales, como así también ayudar a planificar la radioterapia, cuando este es el tratamiento indicado. La TC también puede mostrar sangrado o inflamación en el cerebro. 
  • PET y PET/TC de la cabeza: una tomografía por emisión de positrones (PET) es un examen de diagnóstico que utiliza una pequeña cantidad de material radiactivo (llamada radiosonda) para diagnosticar y determinar la gravedad de una variedad de enfermedades. Un examen conjunto PET/TC combina imágenes de PET y TC para proporcionar detalles sobre la anatomía (usando la TC) y la función (usando la PET) del cerebro. Esta prueba puede medir la forma en que un tumor cerebral utiliza la glucosa. También se están explorando otras sondas marcadas con radioactividad para tomar imágenes de regiones con niveles bajos de oxígeno dentro del tumor.
  • Angiografía cerebral: este examen mínimamente invasivo utiliza rayos X y un medio de contraste que contiene yodo para producir imágenes de los vasos sanguíneos en el cerebro. Puede proporcionar información adicional sobre anomalías que se observan en una RMN o TC de la cabeza, tales como el suministro de sangre a un tumor y la forma en que el tumor está distorsionando los vasos normales. La angiografía cerebral puede resultar ser una guia valiosa para los cirujanos y reducir el riesgo de la cirugía. Requiere del uso de un catéter y presenta ciertos riesgos.
  • Mielografía: este examen utiliza una forma de rayos X en tiempo real llamada fluoroscopia para introducir una aguja espinal adentro del conducto raquídeo e inyectar material de contraste en el espacio que rodea a la médula espinal y a las raíces nerviosas (el espacio subaracnoideo), que contienen el líquido cefalorraquídeo. Se puede utilizar para evaluar los tumores de la columna vertebral, meninges, raíces de los nervios, o la médula espinal, cuando no se pueden tomar imágenes por RMN, o en combinación con una RMN.
  • Biopsia: una biopsia es la extracción de tejido para examinar en el mismo la presencia de una enfermedad. Generalmente se extrae el tejido mediante la colocación de una aguja a través de la piel (vía percutánea) hasta la zona de la anomalía. Las biopsias pueden hacerse en forma segura con guía por imágenes (tales como el ultrasonido, los rayos X, la TC, o la RMN) para determinar exactamente dónde colocar la aguja y realizar la biopsia.
  • Punción lumbar: también conocida como punción espinal, es una prueba de diagnóstico guiada por imágenes, mínimamente invasiva, que consiste en la extracción de una pequeña cantidad de líquido cefalorraquídeo (el líquido que rodea al cerebro y a la médula espinal) o una inyección de medicamentos u otra substancia en la región lumbar (o inferior) de la columna vertebral.

Complicaciones.

De acuerdo con Pérez, P. (2019) indica que; Algunos tipos de tumores cerebrales sobre todo los denominados gliomas tienen elevada tendencia a reproducirse una vez finalizado el tratamiento o incluso durante el mismo. La recaída de un tumor cerebral puede ocurrir entre meses y años después según el tipo de tumor. En caso de recaída, el paciente deberá ser evaluado por un equipo multidisciplinar es decir por los diferentes especialistas implicados en el diagnóstico y en el tratamiento de los tumores cerebrales (…) En ocasiones y en particular en los glioblastomas puede producirse un efecto que denominamos pseudoprogresión que como su propio nombre indica se trata de una falsa progresión de la enfermedad. Este fenómeno se produce principalmente en los primeros meses siguientes a la radioterapia y puede parecerse clínicamente y radiológicamente a una progresión de la enfermedad sin serlo, (Pérez, P., 2019).

Referencias Bibliográficas.

  1. Asociación Española Contra el Cáncer. (2020). SÍNTOMAS DE LOS TUMORES DEL SISTEMA NERVIOSO CENTRAL. Obtenido de Asociación Española Contra el Cáncer: https://www.aecc.es/es/todo-sobre-cancer/tipos-cancer/sistema-nervioso-central/sintomas-tumores-sistema-nervioso-central
  2. Goldman, S. & Mohile, N. (Septiembre de 2018). Introducción a los tumores cerebrales. Obtenido de Manual MSD: https://www.msdmanuals.com/es/hogar/enfermedades-cerebrales,-medulares-y-nerviosas/tumores-del-sistema-nervioso/introducci%C3%B3n-a-los-tumores-cerebrales
  3. MayoClinic. (27 de Abril de 2019). Tumor cerebral. Obtenido de MayoClinic: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/brain-tumor/symptoms-causes/syc-20350084
  4. Pérez, P. (18 de Diciembre de 2019). Tumores cerebrales. Obtenido de Sociedad Española de Oncología Médica: https://seom.org/info-sobre-el-cancer/tumores-cerebrales?showall=1
  5. Radiological Society of North America,. (18 de Marzo de 2020). Tumores cerebrales. Obtenido de Radiological Society of North America,: https://www.radiologyinfo.org/sp/info.cfm?pg=braintumor
Fecha de Publicación: 2020/Octubre/04; Autor. Barcia Poveda Carlos, Lic.; ORCID. https://orcid.org/0000-0003-0542-4796 ; EnlaceWEB: https://picklemed.com/ ; Contacto: picklemed@gmail.com
PickleMED | Barcia 2020.
Código de Registro | PickleMED  PMCB370