Hernia Hiatal | Información Básica.

Autor.
Barcia Poveda Carlos, Lic.
PickleMED | Director & Productor
ORCID: https://orcid.org/0000-0003-0542-4796
picklemed@gmail.com


Resumen.

La hernia de hiato es relativamente frecuente, y afecta hasta un 20 por ciento de la población. Del total de pacientes con el trastorno, cerca del 10 por ciento son asintomáticos, según el grado de protrusión estomacal y de qué tanto esté afectado el esfínter esofágico inferior (EEI). Pero una hernia hiatal grande puede permitir que la comida y el ácido retrocedan al esófago, y esto ocasiona ardor de estómago. Las medidas de autocuidado o los medicamentos generalmente pueden aliviar estos síntomas; una hernia hiatal se genera cuando el tejido muscular debilitado permite que el estómago forme una protuberancia a través del diafragma, las personas propensas a sufrir estreñimiento realizan esfuerzos continuos a la hora de defecar, y esta presión en la cavidad abdominal puede repercutir en el deslizamiento de la parte superior del estómago.

Palabras Claves: abdomen, estomago, hernia, diafragma, acidez, enfermedad.

Abstract.

Hiatal hernia is relatively common, affecting up to 20 percent of the population. Of all patients with the disorder, about 10 percent are asymptomatic, depending on the degree of stomach protrusion and how much the lower esophageal sphincter (LES) is affected. But a large hiatal hernia can allow food and acid to back up into the esophagus, causing heartburn. Self-care measures or medications can generally alleviate these symptoms. A hiatal hernia occurs when weakened muscle tissue allows the stomach to bulge through the diaphragm, people prone to constipation make continuous efforts when it comes to defecate, and this pressure in the abdominal cavity can affect the sliding of the upper part of the stomach.

Key Words: abdomen, stomach, hernia, diaphragm, heartburn, disease.

1. Validación Teórica & Bibliográfica | PickleMED.

1.1. Validación Teórica.

¿Qué es la Hernia Hiatal? ¿Cuándo se presenta? La hernia de hiato o hernia hiatal consiste en la protrusión del segmento proximal dilatado del estómago a través del hiato esofágico del diafragma por separación de sus pilares y ensanchamiento del espacio de la pared del esófago; La hernia de hiato es relativamente frecuente, y afecta hasta un 20 por ciento de la población. Del total de pacientes con el trastorno, cerca del 10 por ciento son asintomáticos, según el grado de protrusión estomacal y de qué tanto esté afectado el esfínter esofágico inferior (EEI). Un 40 por ciento de las hernias de hiato son hernias deslizantes, en las que el EEI protruye conjuntamente con una porción del estómago y sólo un cinco por ciento son paraesofágicas, en las que sólo una porción del estómago se hace intratorácica, mientras el EEI permanece intraabdominal. Aunque se presenta en personas de todas las edades, una hernia de hiato es más común en personas de más de 50 años de edad.

En la mayor parte de los casos los pacientes con hernias hiatales tanto deslizantes como paraesofágicas no sufren mayor incomodidad, por lo que no se amerita tratamiento. Sin embargo, cuando la hernia es voluminosa o cuando es una hernia paraesofágica complicada con estrangulación, ulceración, hemorragia o perforación del estómago herniado, pueden aparecer síntomas que requieren intervención médica. Los pacientes con síntomas deben elevar las cabeceras de sus camas para evitar seguir acostados inmediatamente después de comer o agacharse justo después de una comida.

1.2. Validación Bibliográfica.

Según la MayoClinic (2020) menciona que; El diafragma tiene una pequeña abertura (el hiato) a través del cual pasa el tubo de alimentación (esófago) para unirse al estómago. Cuando hay una hernia hiatal, el estómago empuja a través de esta abertura hacia el interior del pecho (…) Una hernia hiatal pequeña generalmente no causa problemas. Probablemente ni siquiera sabrías que la tienes, a no ser que el médico la descubra al investigar otra afección (…) Pero una hernia hiatal grande puede permitir que la comida y el ácido retrocedan al esófago, y esto ocasiona ardor de estómago. Las medidas de autocuidado o los medicamentos generalmente pueden aliviar estos síntomas (…) Una hernia hiatal se genera cuando el tejido muscular debilitado permite que el estómago forme una protuberancia a través del diafragma, (MayoClinic, 2020).

No obstante, Angós, R.  (2020) indicó que; El ardor o quemazón («pirosis» en términos médicos) que asciende desde el estómago hacia la garganta, es el principal síntoma del RGE. Es posible que se asocie al paso de alimentos ácidos o amargos desde el estómago a la boca (…) En algunos casos los síntomas predominantes son respiratorios: afonía o carraspera (por irritación de la laringe por el ácido refluido) o incluso asma o dificultad respiratoria (por aspiración del ácido a la vía respiratoria) (…) El tratamiento del RGE depende de su severidad. En los casos leves el objetivo es sólo controlar los síntomas; en los casos graves o complicados el objetivo del tratamiento va más allá del alivio clínico y pretende evitar o tratar las complicaciones derivadas de este reflujo, (CLÍNICA UNIVERSIDAD DE NAVARRA, 2020).

Sin embargo, Lynch, K. (2020) indica que; Por lo general, se desconoce la etiología de la hernia hiatal, pero se considera que una hernia hiatal se adquiere por estiramiento de las inserciones fasciales entre el esófago y el diafragma a la altura del hiato (…) La hernia hiatal por deslizamiento es frecuente y es un hallazgo radiográfico incidental en > 40% de la población; por lo tanto, la relación de la hernia con los síntomas no es clara. Si bien la mayoría de los pacientes con reflujo gastroesofágico tienen algún grado de hernia hiatal, < 50% de los pacientes con hernia hiatal tienen reflujo gastroesofágico (…) Una hernia hiatal por deslizamiento no requiere ningún tratamiento específico. Los pacientes con reflujo gastroesofágico asociado deben ser tratados con un inhibidor de la bomba de protones, (Lynch, K., 2019).

De acuerdo con Ormaechea, E. (2016) mencionó que; Normalmente por el hiato sólo pasa el esófago. Así, cuando el estómago se desplaza hacia arriba quiere decir que la función barrera del hiato diafragmático no es efectiva y el contenido del estómago puede pasar con facilidad al esófago (…) Por lo tanto, la existencia de una hernia de hiato favorece el reflujo gastro-esofágico, pero no es su única causa. Aunque es más frecuente a partir de los 50 años, existen muchas personas de todas las edades, por lo demás sanas, que presentan hernia de hiato (…) Es recomendable seguir una serie de medidas higiénico-dietéticas para mejorar los síntomas como: evitar comidas muy copiosas, no tumbarse o agacharse justo después de una comida, dejar de fumar y reducir peso. Se aconseja además realizar comidas fraccionadas y en pequeña cantidad a lo largo del día que incluyan alimentos fácilmente digeribles y no irritantes; también evitar alcohol, café y cítricos, (Ormaechea, E., 2016).

1.2.1. Datos Conceptuales.

Clasificación.

Existen, principalmente, dos tipos de hernias de hiato:

  • Hernias de hiato por deslizamiento o tipo I. Son las más frecuentes (90% de los casos). En estos casos existe un desplazamiento de la zona de unión del esófago con el estómago a través del hiato hacia el tórax por lo que las hernias entran y salen con los cambios de presión intratorácica e intraabdominal.
  • Hernia paraesofágica o tipo II. Son hernias que se mantienen fijas en el tórax.
  • Mixtas, tiene ambos componentes.

Causas.

  • Envejecimiento: A medida que se envejece, el músculo diafragmático puede volverse algo más débil, posibilitando la protrusión del estómago.
  • Tos crónica: debido al esfuerzo constante que supone la acción de toser para la cavidad torácica (el diafragma está muy relacionado con la función ventilatoria).
  • Estreñimiento: las personas propensas a sufrir estreñimiento realizan esfuerzos continuos a la hora de defecar, y esta presión en la cavidad abdominal puede repercutir en el deslizamiento de la parte superior del estómago.
  • Obesidad: un aumento del volumen abdominal puede producir presión sobre los órganos del abdomen, el estómago entre ellos, y forzar el paso a través del hiato.
  • Levantar objetos muy pesados.
  • Estrés.
  • Tabaquismo: el consumo de tabaco parece estar asociado a la aparición de la hernia de hiato.

Sintomatología.

En su mayoría, las hernias hiatales pequeñas no generan signos ni síntomas. Pero las hernias hiatales más grandes pueden causar:

  • Ardor de estómago
  • Regurgitación de comida o líquido a la boca
  • Retroceso de ácido estomacal al esófago (reflujo ácido)
  • Dificultad para tragar
  • Dolor abdominal o en el pecho
  • Falta de aire al respirar
  • Vómitos con sangre o heces de color negro, que pueden indicar sangrado gastrointestinal

Criterios diagnósticos.

  • Radiografías: se administra un líquido oralmente, que es opaco y se puede ver por rayos X, y se estudia el paso de esófago a estómago y la existencia o no de reflujo hacia el esófago.
  • Gastroscopia: se introduce un tubo con una cámara de vídeo en la punta a través de la boca para llegar al estómago. Permite ver directamente las paredes del esófago y del estómago, con lo que permite saber si se ha producido inflamación esofágica (esofagitis) y su severidad; también permite tomar muestras para biopsia en el caso de encontrar lesiones y descartar otras enfermedades que pueden simular RGE.
  • Manometría esofágica: mediante una sonda se estudia cómo se mueve el esófago cuando el paciente traga líquidos.
  • pH metría de 24 horas: consiste en introducir una sonda por la nariz con un sistema en la punta que detecta el pH que existe en el esófago y/o en el estómago. Permite saber cuándo se producen los episodios de reflujo, cuánto tiempo duran, si se relacionan o no con los síntomas, etc.

Complicaciones.

Según Angós, R. (2020) La más frecuente es la esofagitis, que es la inflamación de la mucosa del esófago que está expuesta al ácido. Existen distintos grados. Las esofagitis graves pueden: ulcerarse y sangrar; cicatrizar de forma irregular, reduciendo el diámetro de la luz esofágica y dificultando el paso de los alimentos (…) En algunos casos se puede producir un cambio de la mucosa normal esofágica, que es sustituida por una mucosa más parecida a la del estómago o a la del intestino delgado, más resistente al ácido. Esta situación se conoce como «esófago de Barrett» y su principal importancia radica en que se considera un factor de riesgo para desarrollar cáncer de esófago, (CLÍNICA UNIVERSIDAD DE NAVARRA, 2020).

Referencias Bibliográficas.

  1. CLÍNICA UNIVERSIDAD DE NAVARRA. (2020). Hernia de hiato. Obtenido de CLÍNICA UNIVERSIDAD DE NAVARRA: https://www.cun.es/enfermedades-tratamientos/enfermedades/hernia-hiato
  2. Lynch, K. (Julio de 2019). Hernia hiatal. Obtenido de Manual MSD: https://www.msdmanuals.com/es-ec/professional/trastornos-gastrointestinales/trastornos-esof%C3%A1gicos-y-de-la-degluci%C3%B3n/hernia-hiatal
  3. MayoClinic. (14 de Abril de 2020). Hernia hiatal. Obtenido de MayoClinic: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/hiatal-hernia/symptoms-causes/syc-20373379#:~:text=Se%20produce%20una%20hernia%20hiatal,es%C3%B3fago)%20para%20unirse%20al%20est%C3%B3mago.
  4. Ormaechea, E. (03 de Noviembre de 2016). Hernia de hiato. Obtenido de Canales MAPFRE: https://www.salud.mapfre.es/enfermedades/digestivas/hernia-de-hiato-2/

Fecha de Publicación: 2020/Octubre/07; Autor. Barcia Poveda Carlos, Lic.; ORCID. https://orcid.org/0000-0003-0542-4796 ; EnlaceWEB: https://picklemed.com/ ; Contacto: picklemed@gmail.com
PickleMED | Barcia 2020.
Código de Registro | PickleMED  PMCB374