Pares Craneales | Información Básica.

PickleMED | 2020

Autor.
Barcia Poveda Carlos, Lic.
PickleMED | Director & Productor.
ORCID: https://orcid.org/0000-0003-0542-4796
picklemed@gmail.com


Resumen.

Los pares de nervios craneales se designan mediante nombres y números, según su localización, desde la zona frontal del encéfalo hacia la parte posterior del mismo encuentran en la profundidad del tallo encefálico (núcleos motores) y son homólogas de las células de la asta anterior de la médula espinal. En la base del cráneo hay distintos orificios que permiten a estos nervios llegar a distintas regiones de la cabeza, aunque algunos son capaces de extenderse hacia zonas más alejadas como el cuello e incluso el abdomen; Se podría decir que el origen de la denominación de par craneal es debido a que son “parejas de nervios”. Es decir, son 12 nervios los que pertenecen al hemisferio izquierdo y sus semejantes que se encontrarían de forma simétrica, en el hemisferio derecho, los pares craneales o nervios craneales constituyen la parte del Sistema Nervioso Periférico que relaciona el encéfalo con las estructuras craneales y cervicales, en sentido aferente, sensitivo y sensorial y también, eferente, motora y vegetativa.

Palabras Claves: cráneo, encéfalo, nervios, funciones, sentidos.

Abstract.

The pairs of cranial nerves are designated by names and numbers, according to their location, from the frontal area of ​​the brain towards the back of the same, they are found deep in the brain stem (motor nuclei) and are homologous to the cells of the anterior horn of spinal cord. At the base of the skull there are different orifices that allow these nerves to reach different regions of the head, although some are capable of extending to more remote areas such as the neck and even the abdomen; It could be said that the origin of the name of cranial pair is due to the fact that they are “pairs of nerves”. That is, there are 12 nerves that belong to the left hemisphere and their similar ones that would be found symmetrically, in the right hemisphere, the cranial nerves or cranial nerves constitute the part of the Peripheral Nervous System that relates the brain with the cranial and cervical structures, in the afferent, sensitive and sensory sense and also, efferent, motor and vegetative.

Key Words: skull, brain, nerves, functions, senses.

1. Validación Teórica & Bibliográfica | PickleMED.

1.1. Validación Teórica.

¿Qué son los pares craneales? ¿Para qué sirven? Los nervios craneales tienen un origen aparente que es el lugar donde el nervio sale o entra en el encéfalo. El origen real es distinto de acuerdo a la función que cumplan. Las fibras de los pares craneales con función motora (eferente) se originan de grupos celulares que se encuentran en la profundidad del tallo encefálico (núcleos motores) y son homólogas de las células de la asta anterior de la médula espinal. Las fibras de los pares craneales con función sensitiva o sensorial (aferente) tienen sus células de origen (núcleos de primer orden) fuera del tallo encefálico, por lo general en ganglios que son homólogos de los de la raíz dorsal de los nervios raquídeos. Los núcleos sensitivos de segundo orden se encuentran en el tallo encefálico.

1.2. Validación Bibliográfica.

Según Rubin, M. (2019) menciona que; Hay un total de doce pares de nervios, los llamados pares craneales, cuyo recorrido va directamente desde el encéfalo hasta diversos puntos de la cabeza, el cuello y el tronco. Algunos de estos nervios están relacionados con las funciones sensoriales, es decir, con los sentidos (como la vista, el oído y el gusto), mientras que otros de ellos tienen como función el control de los músculos de la cara o la regulación de ciertas glándulas (…) De la parte inferior del encéfalo emergen doce pares de nervios craneales, que pasan a través de orificios en el cráneo y se dirigen a diferentes partes de la cabeza, el cuello y el tronco. Los pares de nervios craneales se designan mediante nombres y números, según su localización, desde la zona frontal del encéfalo hacia la parte posterior del mismo (…) Si uno de estos nervios o el área del cerebro que los controla están dañados, los músculos que controlan pueden paralizarse en grados variables (lo que se denomina parálisis) y la persona afectada puede ser incapaz de mover los ojos normalmente. La forma en que se afecta el movimiento del ojo depende de cuál sea el nervio afectado. Las personas con una de estas parálisis pueden tener visión doble al mirar en ciertas direcciones, (Rubin, M. , 2019).

No obstante, Bertran, P. (2020) menciona que; El sistema nervioso es la red de telecomunicaciones de nuestro cuerpo. Los miles de millones de neuronas que lo conforman se unen entre ellas para dar lugar a “autopistas” por las que fluye la información en forma de impulsos eléctricos a lo largo y ancho del organismo (…) Absolutamente todos los mensajes, órdenes y percepciones del medio viajan a través de estos nervios, los cuales tienden a nacer en la médula espinal y, desde ahí, ramificarse dando lugar a los nervios periféricos que acaban llegando a todos los órganos y tejidos del cuerpo (…) a través de estos nervios que el cerebro envía órdenes a cualquier órgano o tejido del cuerpo pero también, en sentido inverso, que los órganos sensoriales (los que permiten los sentidos de la vista, oído, tacto, gusto y olfato) envíen al cerebro la información sobre lo que sucede en el medio exterior para que este procese el mensaje y actúe acorde a ello (…) En la base del cráneo hay distintos orificios que permiten a estos nervios llegar a distintas regiones de la cabeza, aunque algunos son capaces de extenderse hacia zonas más alejadas como el cuello e incluso el abdomen (…) Cada uno de estos 12 nervios (hay que tener en cuenta que hay un total de 24, dos de cada) cumple con una función concreta. Algunos están relacionados con los sentidos, otros con el control de la musculatura y otros con la regulación de la actividad de distintas glándulas, (Bertran, P., 2020).

Sin embargo, Pérez, P. (2017) indicó que; Nuestro encéfalo está en continua comunicación a través de la médula espinal con casi todos los nervios pertenecientes al cerebro. Es decir, que, si por ejemplo notamos que estamos pisando sobre algo suave, esa señal sería transmitida a través de los nervios que tenemos en las piernas, hasta llegar a la médula espinal y de ahí “hace el relevo” hasta que esa señal llegue al cerebro (orden aferente) y que en éste se emita la orden de seguir pisando porque es agradable. Esta nueva orden con sentido “descendente” o eferente saldrá de nuestro cerebro, pasando por la médula espinal y llegará de nuevo a los pies a través de las fibras nerviosas que salen de la misma (…) los pares craneales o nervios craneales constituyen la parte del Sistema Nervioso Periférico que relaciona el encéfalo con las estructuras craneales y cervicales, en sentido aferente, sensitivo y sensorial y también, eferente, motora y vegetativa. Y el resto de estímulos nerviosos aferentes y eferentes del Sistema Nervioso Central (SNC) con el resto del cuerpo se lleva a cabo a través de los nervios raquídeos (…) Se podría decir que el origen de la denominación de par craneal es debido a que son “parejas de nervios”. Es decir, son 12 nervios los que pertenecen al hemisferio izquierdo y sus semejantes que se encontrarían de forma simétrica, en el hemisferio derecho, (Pérez, T., 2017).

1.2.1. Datos Conceptuales.

Clasificación.

Según su aspecto funcional, se agrupan así:

  • Los pares I, II y VIII están dedicados a aferencias sensitivas especiales.
  • Los pares III, IV y VI controlan los movimientos oculares, los reflejos fotomotores y la acomodación.
  • Los pares XI y XII son nervios motores puros (XI para el esternocleidomastoideo y el trapecio; y XII para los músculos de la lengua). Sin embargo, las raíces espinales del nervio accesorio, (XI par) presenta fibras sensitivas que emergen de la médula espinal, mostrando incluso un pequeño ganglio en la conjugación de los filetes radiculares con el tronco de la raíz espinal del nervio.
  • Los pares V, VII, IX y X son mixtos.
  • Los pares III, VII, IX y X llevan fibras parasimpáticas

Sintomatología | Trastornos en Pares craneales.

(Rubin, M. , 2019).

Los trastornos de los nervios craneales pueden afectar el olfato, el gusto, la vista, la sensibilidad facial, la expresión facial, la audición, el equilibrio, el habla, la deglución y los músculos del cuello. Por ejemplo, la visión puede verse afectada de varias maneras:

  • Si uno de los dos nervios del segundo par craneal (nervio óptico) está dañado, la visión del ojo afectado se puede perder de forma parcial o total.
  • Si alguno de los tres nervios craneales que controlan el movimiento del ojo (tercero, cuarto o sexto nervio craneales) está dañado el sujeto no puede mover sus ojos con normalidad. Los síntomas incluyen visión doble al mirar en ciertas direcciones.
  • Si se paraliza el tercer par craneal (nervio motor ocular común), la persona afectada no puede mover el párpado superior. Cae sobre el ojo e interfiere con la visión.
  • Si el octavo par craneal (nervio auditivo o nervio vestibulococlear) está dañado o no funciona correctamente, la persona afectada puede sufrir problemas auditivos y/o vértigo (la sensación de que la persona, su entorno o ambos están girando)

Pares Craneales | Función.

(Pérez, T., 2017).

1. Nervio olfatorio (par craneal I) Es un nervio sensorial, encargado de transmitir los estímulos olfativos desde la nariz hacia el cerebro. Su origen real está dado por las células del bulbo olfatorio. Es el par o nervio craneal más corto de todos.

2. Nervio óptico (par craneal II) Este par craneal se encarga de conducir los estímulos visuales desde el ojo hasta el cerebro. Es decir, está compuesto por los axones de las células ganglionares de la retina, que llevan la información de los fotorreceptores al cerebro, donde posteriormente será integrada e interpretada. Se origina en el diencéfalo.

3. Nervio oculomotor (par craneal III) Este par craneal es también conocido como nervio motor ocular común. Controla el movimiento ocular y es también el responsable del tamaño de la pupila. Se origina en el mesencéfalo.

4. Nervio troclear, o patético (par craneal IV) Es un nervio con funciones motoras y somáticas que están conectados con el músculo oblicuo superior del ojo, pudiendo hacer que rote y que lo separe del globo ocular. Su núcleo también se origina en el mesencéfalo al igual que el nervio oculomotor.

5. Nervio trigémino (par craneal V) Es un nervio considerado mixto (sensitivo, sensorial y motor), siendo el de mayor tamaño de todos los nervios craneales. Su función es llevar la información sensitiva a la cara, conducir la información a los músculos masticatorios, tensor del tímpano y velo palatino y recoger la sensibilidad de la cara y sus mucosas.

6. Nervio abducens (par craneal VI) También es conocido como nervio craneal motor ocular externo. Es un par craneal motor, responsable de transmitir los estímulos motrices al músculo recto externo del ojo y, por lo tanto, permitir que el ojo se pueda mover hacia el lado contrario de donde tenemos situada la nariz.

7. Nervio facial (par craneal VII) Este par craneal es otro de los considerados mixtos, ya que consta de varias fibras nerviosas que realizan diferentes funciones como mandar órdenes a los músculos de la cara para poder crear expresiones faciales y también enviar señales a las glándulas salivales y lagrimales. Por otro lado, recoge la información gustativa a través de la lengua.

8. Nervio vestibulococlear (par craneal VIII) Es un nervio craneal considerado sensorial. Se le conoce también como par craneal del nervio auditivo y vestibular conformando así vestibulococlear. Es el responsable del equilibrio y la orientación en el espacio y de la función auditiva.

9. Nervio glosofaríngeo (par craneal IX) Es un nervio cuya influencia reside en la lengua y la faringe. Recoge la información de las papilas gustativas (lengua) y la información sensitiva de la faringe. Conduce órdenes a las glándulas salivales y diversos músculos del cuello que facilitan la deglución o la acción de tragar.

10. Nervio vago (par craneal X) Este nervio es también conocido como neumogástrico. Nace en el bulbo raquídeo e inerva la faringe, el esófago, la laringe, la tráquea, los bronquios, el corazón, el estómago y el hígado. Al igual que el nervio anterior, influye en la acción de tragar, pero también en mandar y transmitir señales a nuestro sistema autónomo pudiendo incluso ayudar a la regulación de nuestra activación y poder controlar los niveles de estrés o mandar directamente señales a nuestro sistema simpático y este a su vez a nuestras vísceras.

11. Nervio accesorio (par craneal XI) Este par craneal es denominado a su vez como nervio espinal. Es un nervio motor y se podría entender como uno de los más “puros”. Se encarga del movimiento cefalogiro por su inervación del músculo esternocleidomastoideo y produce de esta forma la rotación de la cabeza hacia el lado opuesto, al mismo tiempo que la inclina hacia su lado. El nervio espinal también nos permite echar la cabeza hacia atrás. Así pues, diríamos que interviene en los movimientos de la cabeza y de los hombros.

12. Nervio hipogloso (par craneal XII) Se trata de un nervio motor que al igual que el vago y glosofaríngeo intervienen en la musculatura de la lengua y en la acción de tragar.

Referencias Bibliográficas.

  1. Bertran, P. (2020). Pares craneales: anatomía, características y funciones. Obtenido de MédicoPlus: https://medicoplus.com/neurologia/pares-craneales
  2. Pérez, T. (10 de Abril de 2017). Pares craneales o nervios craneales: Qué son y qué funciones cumplen en el cerebro. Obtenido de Cognifit: https://blog.cognifit.com/es/pares-craneales-12-nervios-craneales/
  3. Rubin, M. . (Mayo de 2019). Introducción a los pares craneales. Obtenido de Manual MSD: https://www.msdmanuals.com/es-ec/hogar/enfermedades-cerebrales,-medulares-y-nerviosas/trastornos-de-los-pares-craneales/introducci%C3%B3n-a-los-pares-craneales

Fecha de Publicación: 2020/Octubre/08; Autor. Barcia Poveda Carlos, Lic.; ORCID. https://orcid.org/0000-0003-0542-4796 ; EnlaceWEB: https://picklemed.com/ ; Contacto: picklemed@gmail.com
PickleMED | Barcia 2020.
Código de Registro | PickleMED  PMCB378