HEMORROIDES | Información Básica.

PickleMED | 2020

Autor.
Barcia Poveda Carlos, Lic.
PickleMED | Director & Productor.
ORCID: https://orcid.org/0000-0003-0542-4796
picklemed@gmail.com


Resumen.

Las hemorroides, también llamadas almorranas, son venas hinchadas en el ano y la parte inferior del recto, similares a las venas varicosas. Las hemorroides pueden desarrollarse dentro del recto (hemorroides internas) o debajo de la piel alrededor del ano (hemorroides externas); En el caso de hemorroides sangrantes internas, el médico puede inyectar una sustancia que favorece la formación de tejido cicatrizal y las elimina. Este procedimiento se denomina escleroterapia. Una alternativa a la escleroterapia mediante inyecciones es la fotocoagulación infrarroja, las condiciones más graves pueden causar síntomas similares. Incluso cuando una hemorroide ha cicatrizado completamente, su cirujano de colon y recto puede solicitar otras pruebas. Se puede hacer una colonoscopia para descartar otras causas de sangrado rectal. Cuando el estiramiento y la presión continúan, los vasos debilitados sobresalen Los dos tipos de hemorroides, externos e internos, se refieren a su ubicación.

Palabras Claves: recto, enfermedad, inflamación, venas, molestias.

Abstract.

Hemorrhoids, also called piles, are swollen veins in the anus and lower rectum, similar to varicose veins. Hemorrhoids can develop inside the rectum (internal hemorrhoids) or under the skin around the anus (external hemorrhoids); In the case of internal bleeding hemorrhoids, the doctor may inject a substance that promotes the formation of scar tissue and removes them. This procedure is called sclerotherapy. An alternative to injection sclerotherapy is infrared photocoagulation, more serious conditions can cause similar symptoms. Even when a hemorrhoid has completely healed, your colon and rectal surgeon may order other tests. A colonoscopy may be done to rule out other causes of rectal bleeding. When the stretching and pressure continues, the weakened vessels protrude. The two types of hemorrhoids, external and internal, refer to their location.

Key Words: rectum, disease, inflammation, veins, discomfort.

1. Validación Teórica & Bibliográfica | PickleMED.

1.1. Validación Teórica.

¿Qué son las Hemorroides? ¿De qué consiste? ¿Qué tan grave es? son varices o inflamaciones de las venas en el recto y el ano. Popularmente también se les conoce con el nombre de almorranas. Anatómicamente son plexos, cojinetes o almohadillas de tejido submucoso donde están contenidas las vénulas y arteriolas superficiales del conducto anal. ​Normalmente son tres los cojinetes, localizados en la pared lateral izquierda, pared lateral derecha y en posición media posterior y funcionan en el mecanismo de continencia de las heces.

Las molestias más comunes que causan las hemorroides son fáciles de sentir: sensación de ardor en el recto, comezón, humedad anal constante, dolor, sangrado al evacuar (aunque no siempre sangra), manchado de la ropa interior, y sensación de salida de alguna protuberancia por el recto. No tan comunes y casi siempre cuando hay prolapso mucoso rectal son mal olor, incontinencia gaseosa y en los casos más extremos puede presentarse incontinencia total. También cabe destacar que algunos pacientes sufren síntomas correspondientes a hemorroides de mayor grado que las que ellos padecen.

La causa más frecuente de la rectorragia (sangrado por el ano) es por sangrado hemorroidal. También puede ser originado por fisuras, rectitis y lo más grave, por pólipos o tumores del recto y colon. Por esta razón, ante un sangrado, ya sea reciente o bien crónico, debe efectuarse siempre un estudio endoscópico (rectoscopia o colonoscopia) para que, en el caso de que exista un tumor, pueda ser diagnosticado por el cirujano proctólogo y aplicar cuanto antes el tratamiento oportuno.

1.2. Validación Bibliográfica.

Según la MayoClinic (2019) indica que; Las hemorroides, también llamadas almorranas, son venas hinchadas en el ano y la parte inferior del recto, similares a las venas varicosas. Las hemorroides pueden desarrollarse dentro del recto (hemorroides internas) o debajo de la piel alrededor del ano (hemorroides externas) (…) Afortunadamente, existen opciones efectivas para tratar las hemorroides. Muchas personas obtienen alivio con tratamientos caseros y cambios en el estilo de vida (…) No asumas que el sangrado rectal se debe a las hemorroides, especialmente si tienes cambios en los hábitos intestinales o si las heces cambian de color o consistencia. El sangrado rectal puede darse en otras enfermedades, incluido el cáncer colorrectal y el cáncer anal (…) A medida que envejeces, tu riesgo de sufrir hemorroides aumenta. Esto se debe a que los tejidos que sostienen las venas en el recto y el ano pueden debilitarse y estirarse. Esto también puede ocurrir durante el embarazo, ya que el peso del bebé ejerce presión sobre la región anal, (MayoClinic, 2019).

De acuerdo con el estudio Ansari, P. (2020) indica que; Las hemorroides pueden secretar moco y provocar la sensación de que el recto no se queda completamente vacío después de una deposición. El picor en la región anal (prurito anal) no suele ser un síntoma de las hemorroides, pero Prurito anal puede aparecer cuando estas impiden la limpieza adecuada de la región anal (…) Generalmente, las hemorroides no requieren tratamiento, a menos que provoquen síntomas. La toma de sustancias emolientes o aumentar el volumen de las heces con complementos de fibra (como la ispágula o preparados que contengan plantas del género Plantago) pueden aliviar el esfuerzo al defecar. A veces los síntomas de las hemorroides pueden ser aliviados remojando el ano en agua tibia en lo que se conoce como baño de asiento (…) En el caso de hemorroides sangrantes internas, el médico puede inyectar una sustancia que favorece la formación de tejido cicatrizal y las elimina. Este procedimiento se denomina escleroterapia. Una alternativa a la escleroterapia mediante inyecciones es la fotocoagulación infrarroja. Durante este procedimiento, se utiliza una luz infrarroja para tratar las hemorroides sangrantes, (Ansari, P., 2020).

No obstante, Carreras, B. (2020) menciona que; Muchas personas sufren hemorroides, pero los síntomas no siempre son obvios. Las hemorroides causan síntomas notables en al menos el 50 por ciento de los estadounidenses con menos de 50 años (…) Las hemorroides externas forman pequeños bultos en el exterior del borde del ano. Producen mucho picor y pueden ser dolorosas si se desarrolla un coágulo sanguíneo. Las hemorroides externas y trombosadas o las que se han coagulado requieren tratamiento médico de inmediato (…) En el caso de las hemorroides internas, el médico puede realizar un análisis rectal digital (ERD) o usar un proctoscopio (tubo hueco provisto de luz). Le permite al médico observar el canal anal de cerca. Puede tomar una pequeña muestra de tejido procedente del ano para analizarlo en el laboratorio (…) Aunque las hemorroides pueden ser dolorosas y fatigantes, no suelen representar una amenaza permanente para la salud y pueden autogestionarse hasta las fases III o IV. Si se desarrollan complicaciones, como las fístulas, puede convertirse en un problema grave, (Carreras, B., 2020).

Sin embargo, La American Society of Colon and Rectal Surgeons (2020) indican que; A menudo se les describe como “venas varicosas del ano y el recto”, las hemorroides se agrandan, abultan los vasos sanguíneos en y alrededor del ano y recto inferior. El recto es la parte inferior de su colon (intestino grueso). Como resultado, los vasos se expanden, las paredes se diluyen y el sangrado se produce. Cuando el estiramiento y la presión continúan, los vasos debilitados sobresalen Los dos tipos de hemorroides, externos e internos, se refieren a su ubicación (…) Las hemorroides externas trombosadas son coágulos de sangre que se forman en una hemorroide externa en la piel anal. Si los coágulos son grandes, pueden causar dolor significativo. Una masa anal dolorosa puede aparecer repentinamente y empeorar durante las primeras 48 horas. El dolor generalmente disminuye en los próximos días. Usted puede notar sangrado si la piel en la parte superior se abre (…) Las hemorroides no aumentan el riesgo de cáncer colorrectal ni lo causan. Sin embargo, las condiciones más graves pueden causar síntomas similares. Incluso cuando una hemorroide ha cicatrizado completamente, su cirujano de colon y recto puede solicitar otras pruebas. Se puede hacer una colonoscopia para descartar otras causas de sangrado rectal. Toda persona de 50 años o más debe someterse a una colonoscopia para detectar el cáncer colorrectal, (The American Society of Colon and Rectal Surgeons, 2020).

1.2.1. Datos Conceptuales.

Clasificación.

Las hemorroides patológicas se dividen en internas, si se encuentran por arriba de la línea pectínea o dentada del conducto anal, y externas las que se encuentran distales o por abajo de la línea dentada. Las hemorroides internas se clasifican en cuatro grados.

  • Grado I: En el primero de ellos, la hemorroide se localiza en el tejido submucoso sobre la línea dentada. Puede defecar sangre roja viva. Se considera que es la más frecuente.
  • Grado II: En el segundo grado, sobresalen al defecar pero se reintroducen espontáneamente, con el cese del esfuerzo.
  • Grado III: En las de tercer grado salen al defecar, y el paciente debe reintroducirlas manualmente.
  • Grado IV: En las del cuarto grado, las hemorroides son irreductibles y están siempre prolapsadas.

Sintomatología.

Un individuo con hemorroides puede experimentar los siguientes síntomas:

  • Puede sentir un bulto duro y doloroso alrededor del ano. Puede contener sangre coagulada. Las hemorroides que contienen sangre se llaman hemorroides externas trombosadas.
  • Tras defecar, una persona con hemorroides puede sentir que los intestinos aún están llenos.
  • Después de la defecación, puede aparecer sangre roja y brillante.
  • Puede sentir dolor, picazón y enrojecimiento en la zona que rodea el ano.
  • Puede sentir dolor al defecar.

Causas.

(Carreras, B., 2020).

Los vasos sanguíneos que rodean el ano y que se encuentran en el interior se estiran con la presión y pueden hincharse o formar bultos, lo que provoca las hemorroides. Se puede deber a:

  • el estreñimiento crónico;
  • la diarrea crónica;
  • el levantamiento de mucho peso;
  • el embarazo, o
  • el esfuerzo excesivo al defecar.

Medidas Preventivas.

(MayoClinic, 2019).

Para prevenir las hemorroides y reducir los síntomas de hemorroides, sigue estos consejos:

  • Come alimentos ricos en fibra. Come más frutas, verduras y cereales integrales. Hacerlo ablanda las heces y aumenta su volumen, lo que te ayudará a evitar el esfuerzo que puede causar hemorroides. Agrega fibra a tu dieta progresivamente para evitar problemas de gases.
  • Bebe mucho líquido. Bebe entre seis y ocho vasos de agua y otros líquidos (no alcohol) por día para mantener tus deposiciones blandas.
  • Considera agregar suplementos de fibra. La mayoría de las personas no consumen la cantidad recomendada de fibra (de 20 a 30 gramos al día) en su dieta. Los estudios han demostrado que los suplementos de fibra de venta libre, como el psyllium (Metamucil) o la metilcelulosa (Citrucel), mejoran los síntomas generales y el sangrado de las hemorroides.
  • No hagas esfuerzos. Hacer esfuerzos y contener la respiración mientras evacuas los intestinos genera una gran presión en las venas de la parte inferior del recto.
  • Ve al baño apenas te urja. Si esperas para evacuar y el impulso desaparece, la materia fecal podría secarse y ser más difícil de evacuar.
  • Haz ejercicio. Mantente activo para prevenir el estreñimiento y para reducir la presión en las venas, lo cual puede ocurrir ante períodos largos estando parado o sentado. El ejercicio también puede ayudarte a perder el exceso de peso que podría estar contribuyendo a las hemorroides.

Complicaciones.

Las complicaciones de las hemorroides son raras, pero incluyen lo siguiente:

  • Anemia. En raras ocasiones, la pérdida crónica de sangre a causa de las hemorroides puede causar anemia, en la cual no tienes suficientes glóbulos rojos saludables para transportar oxígeno a las células.
  • Hemorroide estrangulada. Si se interrumpe el suministro de sangre a una hemorroide interna, la hemorroide puede ser “estrangulada”, lo que puede causar dolor extremo.
  • Coágulo sanguíneo. Ocasionalmente, se puede formar un coágulo en una hemorroide (hemorroide trombosada). Aunque no es peligroso, puede ser extremadamente doloroso y a veces necesita ser punzado y drenado.

Referencias Bibliográficas.

  1. Ansari, P. (Enero de 2020). Hemorroides. Obtenido de Manual MSD: https://www.msdmanuals.com/es-ec/hogar/trastornos-gastrointestinales/trastornos-anales-y-rectales/hemorroides
  2. Carreras, B. (13 de Enero de 2020). Todo lo que necesita saber sobre las hemorroides. Obtenido de Healthline Media UK: https://www.medicalnewstoday.com/articles/es/323883
  3. MayoClinic. (14 de Diciembre de 2019). Hemorroides. Obtenido de MayoClinic: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/hemorrhoids/symptoms-causes/syc-20360268#:~:text=Las%20hemorroides%20internas%20en%20general,similares%20a%20las%20venas%20varicosas.
  4. The American Society of Colon and Rectal Surgeons. (2020). Hemorroides. Obtenido de The American Society of Colon and Rectal Surgeons: https://fascrs.org/patients/diseases-and-conditions/a-z/hemorroides

Fecha de Publicación: 2020/Octubre/13; Autor. Barcia Poveda Carlos, Lic.; ORCID. https://orcid.org/0000-0003-0542-4796 ; EnlaceWEB: https://picklemed.com/ ; Contacto: picklemed@gmail.com
PickleMED | Barcia 2020.
Código de Registro | PickleMED  PMCB389