BOCIO | Información Básica.

PickleMED | 2020

Autor.
Barcia Poveda Carlos, Lic.
PickleMED | Director & Productor.
ORCID: https://orcid.org/0000-0003-0542-4796
picklemed@gmail.com


Resumen.

Un bocio es un agrandamiento anómalo de la glándula tiroides. La tiroides es una glándula en forma de mariposa ubicada en la base del cuello justo debajo de la nuez de Adán. Aunque los bocios son generalmente indoloros, un bocio grande puede causar tos y dificultar la deglución o la respiración; Existen varios tipos desde el punto de vista morfológico: bocio difuso, uninodular o multinodular; La deficiencia de yodo es la causa más común del bocio. El cuerpo necesita yodo para producir la hormona tiroidea. El paciente puede revelar antecedentes de escasa ingesta de yodo o de consumo excesivo de alimentos bociógenos, pero éstos son infrecuentes en los Estados Unidos. En los estadios iniciales de la enfermedad, el bocio típico es blando, simétrico y regular. Más adelante se desarrollan numerosos nódulos y quistes; Un porcentaje muy elevado de bocios cursan sin alteraciones en las hormonas tiroideas. Muchas veces, se deben a formación de quistes o a un aumento de la formación de un líquido llamado coloide, que se encuentra entre las células tiroideas que se agrupan formando folículos.

Palabras Claves: enfermedad, glándula, hormonas, anomalía, metabolismo.

Abstract.

A goiter is an abnormal enlargement of the thyroid gland. The thyroid is a butterfly-shaped gland located at the base of the neck just below the Adam’s apple. Although goiters are generally painless, a large goiter can cause a cough and make swallowing or breathing difficult; There are several types from the morphological point of view: diffuse, uninodular or multinodular goiter; Iodine deficiency is the most common cause of goiter. The body needs iodine to make thyroid hormone. The patient may reveal a history of low iodine intake or excessive consumption of goitrogenic foods, but these are rare in the United States. In the early stages of the disease, the typical goiter is soft, symmetrical, and regular. Later, numerous nodules and cysts develop; A very high percentage of goiters present without alterations in thyroid hormones. Many times, they are due to the formation of cysts or an increase in the formation of a fluid called colloid, which is found between thyroid cells that clump together to form follicles.

Key Words: disease, gland, hormones, abnormality, metabolism.

1. Validación Teórica & Bibliográfica | PickleMED.

1.1. Validación Teórica.

¿Qué es el bocio? ¿Por qué se presenta? ¿Qué tan grave es? es una enfermedad endocrinológica que caracteriza por el aumento de tamaño de la glándula tiroides. Se puede reconocer exteriormente por una tumoración en la parte antero-inferior del cuello justo debajo de la laringe. Existen varios tipos desde el punto de vista morfológico: bocio difuso, uninodular o multinodular; La deficiencia de yodo es la causa más común del bocio. El cuerpo necesita yodo para producir la hormona tiroidea.

Si no obtiene suficiente yodo en su dieta, la tiroides se agranda para tratar de capturar todo el yodo que pueda para poder producir la cantidad adecuada de hormona tiroidea. Así que, el bocio puede ser una señal de que la tiroides no es capaz de producir suficiente hormona tiroidea. El uso de sal con yodo en los Estados Unidos evita que se presente una falta de yodo en la alimentación. Un bocio simple puede desaparecer espontáneamente o se puede agrandar. Con el tiempo, la destrucción de la tiroides puede hacer que la glándula deje de producir suficiente hormona tiroidea, una afección que se denomina hipotiroidismo.

La glándula tiroides es un órgano importante del sistema endocrino. Se localiza en la parte frontal del cuello justo arriba de donde se juntan las clavículas. La glándula produce las hormonas que controlan la manera en la que cada célula del cuerpo usa la energía. Este proceso se llama metabolismo.

1.2. Validación Bibliográfica.

Según la MayoClinic (2020) menciona que; Un bocio es un agrandamiento anómalo de la glándula tiroides. La tiroides es una glándula en forma de mariposa ubicada en la base del cuello justo debajo de la nuez de Adán. Aunque los bocios son generalmente indoloros, un bocio grande puede causar tos y dificultar la deglución o la respiración (…) el bocio se debe más a menudo a la sobreproducción o subproducción de hormonas tiroideas o a nódulos en la glándula misma (…) El tratamiento depende del tamaño del bocio, los síntomas y la causa. Los bocios pequeños que no se notan y no causan problemas, por lo general, no necesitan tratamiento (…) Tu glándula tiroides produce dos hormonas principales: tiroxina (T4) y triyodotironina (T3). Estas hormonas circulan en su torrente sanguíneo y ayudan a regular tu metabolismo. Mantienen el ritmo al que tu cuerpo utiliza las grasas y los hidratos de carbono, ayudan a controlar la temperatura corporal, influyen en la frecuencia cardíaca y ayudan a regular la producción de proteínas (…) Tener bocio no significa necesariamente que tu glándula tiroides no esté funcionando normalmente. Incluso cuando está agrandada, la tiroides puede producir cantidades normales de hormonas. Sin embargo, también podría producir demasiada o muy poca tiroxina y T3 (…) Un bocio también puede ser el resultado de una tiroides poco activa (hipotiroidismo). Al igual que la enfermedad de Graves, la enfermedad de Hashimoto es un trastorno autoinmunitario. Pero en lugar de hacer que tu tiroides produzca demasiadas hormonas, la enfermedad de Hashimoto daña tu tiroides y hace que produzca muy pocas hormonas, (MayoClinic, 2020).

De acuerdo Hershman, J. (2019) indica que; El bocio simple no tóxico, que puede ser generalizado o nodular, es una hipertrofia no cancerosa de la tiroides sin hipertiroidismo, hipotiroidismo ni inflamación. Salvo en la deficiencia grave de yodo, la función tiroidea es normal y los pacientes no experimentan síntomas, excepto el aumento evidente pero indoloro del tamaño de la glándula tiroides (…) El paciente puede revelar antecedentes de escasa ingesta de yodo o de consumo excesivo de alimentos bociógenos, pero éstos son infrecuentes en los Estados Unidos. En los estadios iniciales de la enfermedad, el bocio típico es blando, simétrico y regular. Más adelante se desarrollan numerosos nódulos y quistes (…) En otras circunstancias, la supresión del eje hipotálamo-hipofisario con hormona tiroidrea bloquea la producción de TSH (y, por ende, la estimulación de la glándula tiroides). Las dosis moderadas de l-tiroxina (entre 100 y 150 mcg/día por vía oral 1 vez al día según la concentración sérica de TSH) son útiles en los pacientes más jóvenes para reducir la concentración sérica de TSH y mantenerla en un intervalo normal-bajo, (Hershman, J., 2019).

No obstante, Galofré, J. (2020) nos indica que; De acuerdo con sus características, el bocio puede ser difuso, es decir, a expensas de un aumento global y regular de la glándula; o nodular, en el que se producen aumentos focales del tamaño tiroideo, dando lugar al desarrollo de nódulos (…) La misión del tiroides consiste en producir hormonas tiroideas (T4 y T3), que son absolutamente necesarias para que las reacciones metabólicas y las funciones del organismo en general se desarrollen con normalidad (…) La tendencia natural es hacia el crecimiento lento. Cuando el crecimiento es importante, puede dar lugar a síntomas compresivos por desplazamiento y presión sobre estructuras vecinas, como la tráquea, el esófago o el nervio recurrente, lo que producirá dificultad respiratoria, para la deglución o afonía, respectivamente (…) Un porcentaje muy elevado de bocios cursan sin alteraciones en las hormonas tiroideas. Muchas veces, se deben a formación de quistes o a un aumento de la formación de un líquido llamado coloide, que se encuentra entre las células tiroideas que se agrupan formando folículos (…) Cuando existen deficiencias enzimáticas en la síntesis de hormonas tiroideas (bocios disenzimáticos) o una falta mantenida del aporte alimentario de iodo (bocio endémico), la disminución de la función tiroidea induce un aumento de TSH, que da lugar a un aumento del tamaño glandular con el fin de restablecer la función tiroidea, aspecto que no siempre se consigue, (Galofré, J., 2020).

2. Validación Conceptual | PickleMED.

2.1. Grados de complejidad.

  • Grado 0 a: no palpable o palpable con dificultad. Indica ausencia de bocio.
  • Grado 0 b: palpable con facilidad, pero no se ve al hiperextender el cuello.
  • Grado 1: detectable a la palpación.
  • Grado 2: bocio palpable y visible con el cuello en hiperextensión.
  • Grado 3: visible con el cuello en posición normal.
  • Grado 4: Bocio visible a distancia.

2.2. Factores de Riesgo.

(MayoClinic, 2020).

Algunos factores de riesgo comunes para los bocios incluyen:

  • Falta de yodo en la dieta. Las personas que viven en áreas donde el yodo es escaso y que no tienen acceso a suplementos de yodo están en alto riesgo de padecer bocios.
  • Ser de sexo femenino. Debido a que las mujeres son más propensas a los trastornos de la tiroides, también son más propensas a tener bocios.
  • Edad. Los bocios son más comunes después de los 40 años.
  • Antecedentes médicos. Los antecedentes personales o familiares de enfermedad autoinmunitaria aumentan el riesgo.
  • Embarazo y menopausia. Por razones que no están del todo claras, es más probable que ocurran problemas de tiroides durante el embarazo y la menopausia.
  • Ciertos medicamentos. Algunos tratamientos médicos, incluido el medicamento para el corazón amiodarona (Pacerone y otros) y el medicamento psiquiátrico litio (Lithobid y otros), aumentan el riesgo.
  • Exposición a la radiación. El riesgo aumenta si te has sometido a tratamientos de radiación en el área del cuello o pecho o si ha estado expuesto a la radiación en una instalación nuclear, en una prueba o en un accidente

2.3. Sintomatología.

  • Dificultades respiratorias (con bocios muy grandes), especialmente al acostarse sobre su espalda o al alcanzar algo con sus brazos
  • Tos
  • Ronquera
  • Dificultades para deglutir, especialmente con alimento sólido
  • Dolor en la zona de la tiroides

Según Galofré, J. (2020) nos indica que;  Aparte de los síntomas compresivos, las manifestaciones que puede originar tienen relación con las posibles alteraciones acompañantes de la función tiroidea, como es el hipertiroidismo (nerviosismo, palpitaciones, cansancio, pérdida de peso, entre otras) o el hipotiroidismo (intolerancia al frío cansancio, somnolencia, sequedad de piel…), (Galofré, J., 2020).

2.4. Causas.

(Gannon, A., 2018).

  • una enfermedad de origen genético que impide que el bebé fabrique hormona tiroidea adecuadamente.
  • problemas tiroideos en la madre durante el embarazo
  • una madre que ha tomado medicamentosa u otras sustancias que afectan a la glándula tiroidea del bebé durante el embarazo
  • el bebé nace con solo media glándula tiroidea, lo que hace que esa mitad aumente de tamaño por esfuerzo excesivo

2.5. Criterios Diagnósticos.

Según Galofré, J. (2020) menciona que; La realización de una ecografía tiroidea aporta habitualmente datos adicionales relacionados con la función y la morfología, especialmente en lo que respecta a la existencia de nódulos (…) Cuando se observan formaciones nodulares, puede ser necesario realizar una punción-aspiración con aguja fina para conocer la estructura celular del nódulo y aproximarse hacia su posible benignidad o malignidad (…) La gammagrafía tiroidea puede identificar los nódulos captantes o calientes y los no captantes o fríos, (Galofré, J., 2020).

Sin embargo, Gannon, A. (2018) nos indica que; El bocio y los nódulos tiroideos se suelen dar por familias y los médicos los detectan observando y palpando el cuello de sus pacientes. Las pruebas de laboratorio y las ecografías tiroideas permiten que los médicos se hagan una idea de qué es lo que está ocurriendo. Si se detecta un nódulo tiroideo, a veces convendrá hacer más pruebas (…) Algunos nódulos fabrican demasiada hormona tiroidea y, en estos casos, se debe hacer otra prueba, un escáner tiroideo. Para someterse a esta prueba, la persona se debe tragar una pastilla que contenga una pequeña cantidad de yodo radioactivo u otra sustancia radioactiva. La glándula tiroidea absorbe la sustancia radioactiva. Y luego una cámara especial mide en qué partes de la glándula tiroidea se ha fijado la sustancia radioactiva, (Gannon, A., 2018).

2.6 Medios Diagnósticos.

  • Se solicitan los niveles de las hormonas tiroideas T3-T4 y de la Hormona estimulante de la tiroides (TSH)
  • La TSH es la prueba necesaria para la valoración funcional, su normalidad descarta prácticamente la alteración funcional tiroidea.
  • Con la TSH baja y T4 libre normal, está indicada la determinación de T3 para excluir T3 tiroxicosis.
  • Si la TSH esta elevada se realiza una determinación de T4 libre para saber si tiene un hipotiroidismo subclínico o clínico, estando también indicada la determinación de Anticuerpos antitiroideos para descartar una enfermedad autoinmune tiroidea.
  • La rara presencia de una TSH elevada y T4 libre elevada sugiere una secreción inadecuada de TSH desde la glándula hipófisis.
  • Se utilizan los Test morfológicos (clínica y anamnesis) sobre todo para decidir el tratamiento.
  • La Ecografía permite detectar nódulos, no la funcionalidad, ni la malignidad.
  • En presencia de una clínica compresiva, estaría indicado realizar una RX cervical o torácica, y un TAC,o una RNM Torácica para detectar la compresión de estructuras vecinas.
  • La PAAF está indicada para descartar malignidad, sobre todo en nódulos de crecimiento rápido, nódulos predominantes, o nódulos únicos de consistencia dura a la palpación.

2.7. Complicaciones.

(MayoClinic, 2020).

  • Los bocios pequeños que no causan problemas físicos o cosméticos no son una preocupación. Pero los bocios grandes pueden dificultar la respiración o la deglución, y pueden causar tos y ronquera.
  • Los bocios que se generan por otras afecciones, como el hipotiroidismo o el hipertiroidismo, pueden estar asociados con una serie de síntomas, que van desde fatiga y aumento de peso hasta pérdida de peso involuntaria, irritabilidad y dificultad para dormir.

Referencias Bibliográficas.

  1. Galofré, J. (2020). Bocio. Obtenido de CLÍNICA UNIVERSIDAD DE NAVARRA: https://www.cun.es/enfermedades-tratamientos/enfermedades/bocio
  2. Gannon, A. (Abril de 2018). Bocio y nódulos tiroideos. Obtenido de KidsHealth®: https://kidshealth.org/es/parents/goiter-esp.html
  3. Hershman, J. (Mayo de 2019). Bocio simple no tóxico. Obtenido de Manual MSD: https://www.msdmanuals.com/es/professional/trastornos-endocrinol%C3%B3gicos-y-metab%C3%B3licos/trastornos-tiroideos/bocio-simple-no-t%C3%B3xico
  4. MayoClinic. (03 de Marzo de 2020). Bocio. Obtenido de MayoClinic: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/goiter/symptoms-causes/syc-20351829#:~:text=En%20pa%C3%ADses%20donde%20el%20yodo,demasiada%20hormona%20tiroidea%20(hipertiroidismo).

Fecha de Publicación: 2020/Noviembre/08; Autor. Barcia Poveda Carlos, Lic.; ORCID. https://orcid.org/0000-0003-0542-4796 ; EnlaceWEB: https://picklemed.com/ ; Contacto: picklemed@gmail.com
PickleMED | Barcia 2020.
Código de Registro | PickleMED  PMCB469