Farmaconociendo | Amikacina.

PickleMED | 2020

Autor.
Barcia Poveda Carlos, Lic.
PickleMED | Director & Productor.
ORCID: https://orcid.org/0000-0003-0542-4796
picklemed@gmail.com


1.Descripción.

La Amikacina es un antibiótico del grupo de los aminoglucósidos que se usa en el tratamiento de diferentes infecciones bacterianas esto incluye infecciones de las articulaciones, infecciones intraabdominales, meningitis, neumonía, sepsis e infecciones del tracto urinario. También se utiliza para el tratamiento de los pies y de las axilas tuberculosis multirresistente. Se administra como inyección intravenosa o intramuscular, puede causar pérdida de audición, problemas de equilibrio y problemas de riñón. Otros efectos secundarios incluyen la parálisis, que puede llevar a la incapacidad para respirar. Si se utiliza durante el embarazo puede causar sordera permanente en el bebé. La amikacina produce el bloqueo de la función de la subunidad menor del ribosoma procariótico, que incapacita a la bacteria para producir proteínas.

Según menciona Asociación Española de Pediatría (2019) que la Amikacina es; Aminoglucósido semisintético derivado de la kanamicina con formulación exclusivamente parenteral y uso hospitalario, con un espectro antimicrobiano frente a bacterias Gram negativas (incluidas muchas resistentes a gentamicina y/o tobramicina), con alguna cobertura de bacterias Gram positivas (estafilococos principalmente, aunque muestra sinergia en combinación con antibióticos β-lactámicos frente a otros tipos de mcroorganismos Gram-positivos). Actúa mediante la interferencia de la síntesis proteica bacteriana, (Asociación Española de Pediatría, 2019).

De acuerdo con el Texto publicado por McGraw Hill. (2020) menciona que; Su acción contra las bacterias grampositivas es limitada. Aunque está bien establecido que la amikacina, como los demás aminoglucósidos, inhibe la síntesis proteínica bacteriana y disminuye la fidelidad de la traducción del RNAm, este mecanismo no explica su rápida acción bactericida, la cual estaría más ligada al transporte del antibiótico al interior de la membrana citoplásmica y a la rotura de ésta, con la consiguiente salida de iones y moléculas al exterior de la célula bacteriana. Como otros aminoglucósidos, la amikacina casi no se absorbe después de su administración oral, y lo hace rápidamente desde los depósitos intramusculares (…) Infecciones sistémicas graves producidas por bacilos aerobios gramnegativos susceptibles. Particularmente útil en infecciones nosocomiales graves producidas por microorganismos resistentes a gentamicina y tobramicina, (McGraw Hill, 2020).

2.Indicaciones.

Se usa a menudo en las situaciones siguientes:

  • Bronquiectasia
  • Infecciones del hueso y de la articulación
  • Granulocitopenia, cuándo combinado con ticarcilina, en personas con cáncer
  • Infecciones adentro el abdominal (como peritonitis) como un complemento de otros fármacos (clindamicina, metronidazol, piperacillin con tazobactam o ampicilina con sulbactam)
  • Meningitis
  • Mycobacterium, incluyendo como fármaco de segunda línea para la tuberculosis activa, es también utilizado para infecciones por Mycobacterium avium, M. abscessus, M. chelonae y M. fortuitum.
  • Rhodococcus equi, que causa una infección que se parece a tuberculosis
  • Infecciones de vía respiratoria, incluyendo como un complemento de betalactámicos o carbapenem para la neumonia nosocomial (adquirida en un hospital)
  • Sepsis, incluyendo que, para neonatos, como un complemento de betalactámicos o carbapenem
  • Infecciones de piel y de sitios con suturas
  • Infecciones urinarias de las bacterias que ya son resistentes a fármacos menos tóxicos (a menudo de Enterobacteriaceae o P. aeruginosa)

3.Mecanismo de acción.

La amikacina se adhiere de manera irreversible al ARNr 16S y la proteína S12 de la subunidad 30S en el ribosoma procariótico. Inhibe la síntesis de proteínas al cambiar la conformación del ribosoma hasta que no puede leer los codones de ARNm correctamente. También interfiere con la región que interacciona con el par base inestable del anticodón de ARNt. Trabaja de manera que depende en la concentración y tiene una mejor acción en un ambiente alcalino.

4.Modo de uso.

(Asociación Española de Pediatría, 2019).

  • Infecciones graves producidas por microorganismos gram negativos incluyendo: Pseudomonas, E. coli, y especies de Proteus, Providencia, Klebsiella, Enterobacter, Serratia y Acinetobacte, en niños>28 días (A). Entre las infecciones graves se incluyen: Endocarditis, sepsis, infecciones del tracto respiratorio, infecciones del sistema nervioso central (incluyendo meningitis), infecciones intra-abdominales, (incluyendo peritonitis), infecciones de la piel, huesos, tejidos blandos, articulaciones, infecciones en quemados, infecciones post-quirúrgicas (incluyendo cirugía post-vascular), infecciones complicadas y recidivantes del aparato urinario. Debe usarse en casos de microrganismos resistentes a aminoglucósidos de primera línea (gentamicina, tobramicina o kanamicina).
  • Infección producida por Mycobacterium tuberculosis en pacientes VIH positivos sensibles a amikacina) como fármaco antituberculoso de segunda línea.
  • Infección producida por micobacterias no tuberculosas. Usar siempre en asociación con otros medicamentos activos frente a micobacteria.

5.Efectos Secundarios.

(St. Jude Children’s Research Hospital , 2020).

  • Reducción de la función renal
  • Sensación de mareo
  • Dificultad para mantenerse de pie
  • Sentir un ruido similar a un rugido
  • Pérdida de la audición
  • Contracciones musculares o sensación de debilidad
  • Necesidad de orinar con menor frecuencia
  • Diarrea
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Malestar estomacal
  • Reacción alérgica con estos síntomas: erupción, urticaria, picazón, escalofríos, fiebre, dificultad para respirar, dolores musculares, hinchazón del rostro o del cuello, dolor de cabeza, sensación de opresión en la garganta o tos.

6.Precauciones.

(Asociación Española de Pediatría, 2019).

  • Usar con precaución en pacientes con: fallo renal (modificar dosis/intervalo), alteración de la función vestibular o auditiva, hipocalcemia o trastornos con depresión de la transmisión neuromuscular (ie: miastenia gravis, uso concomitante con anestésicos).
  • Riesgo de nefrotoxicidad (reversible) y ototoxicidad (auditiva bilateral y/o vestibular permanente). Esta última puede no manifestar síntomas durante el tratamiento y producirse pérdida auditiva una vez finalizado el mismo El riesgo es mayor en pacientes con insuficiencia renal, en aquellos que reciben altas dosis y los sometidos a una terapia prolongada, por lo que es necesaria la monitorización del paciente y el ajuste de dosis. Así mismo evitar uso concomitante con fármacos neuro/nefrotóxicos, como cefalosporinas, bacitracina, cisplatino, anfotericina B, paromomicina, viomicina, polimixina B, colistina u otros aminoglicósidos.
  • Evitar uso simultáneo de diuréticos potentes (ácido etacrínico o furosemida) ya que pueden producir ototoxicidad por sí mismos
  • Algunos preparados contienen metabisulfito sódico, un tipo de sulfito que puede producir reacciones alérgicas (manifestaciones anafilácticas o cuadros asmáticos) en individuos sensibles. La hipersensibilidad al sulfito se observa más frecuentemente en sujetos asmáticos que no asmáticos.
  • La utilización de amikacina puede dar lugar a un sobrecrecimiento de microorganismos no sensibles. Si esto ocurre debe instaurarse la terapia adecuada.
  • La amikacina puede aumentar el nivel plasmático de: transaminasas, fosfatasa alcalina, bilirrubina, creatinina y lactato deshidrogenasa, así como disminuir los de: sodio, potasio, magnesio y calcio
  • Los aminoglucósidos deben emplearse con precaución en prematuros y neonatos debido a la inmadurez renal de estos pacientes, que puede prolongar la semivida plasmática de estos fármacos. Por ello es necesario la realización de niveles plasmáticos en tratamiento mayores de 48 horas o en casos de infecciones graves o insuficiencia renal (adelantar la extracción a las 24 horas de tratamiento y ajustar intervalos según los mismos.

7.Contraindicaciones.

Según el texto de McGraw Hill. (2020) mencionan que la amikacina; Contraindicada en casos de hipersensibilidad a aminoglucósidos, insuficiencia renal, botulismo, miastenia grave, parkinsonismo, durante embarazo y lactancia. Sin embargo, en todos estos casos debe considerarse la relación de riesgo-beneficio. Antes y periódicamente durante su administración deben evaluarse las funciones renal, vestibular y auditiva. Los ancianos y los recién nacidos son más susceptibles a sus efectos tóxicos. Manténgase un estado de hidratación adecuado a fin de disminuir el riesgo de lesión renal. No se recomienda su administración simultánea con otros medicamentos capaces de afectar la función auditiva (ácido etacrínico, manitol, furosemida) o renal (anfotericina B, vancomicina, cisplatino y ciclosporina, entre otros), (McGraw Hill, 2020).

Referencias Bibliográficas.

  1. Allina Health. (07 de Abril de 2018). Amikacina (Por inyección). Obtenido de Allina Health: https://account.allinahealth.org/library/content/51/621
  2. Asociación Española de Pediatría. (07 de Enero de 2019). Amikacina. Obtenido de Asociación Española de Pediatría: https://www.aeped.es/comite-medicamentos/pediamecum/amikacina
  3. McGraw Hill. (2020). Amikacina: Antimicrobianos. Obtenido de Access Medicina: https://accessmedicina.mhmedical.com/content.aspx?bookid=1552&sectionid=90367172
  4. St. Jude Children’s Research Hospital . (2020). Amikacina. Obtenido de St. Jude Children’s Research Hospital : https://www.stjude.org/es/cuidado-tratamiento/medicacion-del-paciente/amikacina.html

Fecha de Publicación: 2020/Noviembre/10; Autor. Barcia Poveda Carlos, Lic.; ORCID. https://orcid.org/0000-0003-0542-4796 ; EnlaceWEB: https://picklemed.com/ ; Contacto: picklemed@gmail.com
PickleMED | Barcia 2020.
Código de Registro | PickleMED  PMCB475