NEFROESCLEROSIS | Información Básica.

PickleMED | 2020

Autor.
Barcia Poveda Carlos, Lic.
PickleMED | Director & Productor.
ORCID: https://orcid.org/0000-0003-0542-4796
picklemed@gmail.com


Resumen.

La nefroesclerosis hipertensiva progresa hacia una enfermedad renal en etapa terminal (enfermedad renal crónica grave) solo en un pequeño porcentaje de los casos. Es importante mantener cifras de PA 130-139/80-89 mmHg y también valores normales de colesterol. El tabaco puede acelerar el proceso. También la diabetes y tener patología cardiovascular asociada. Si la hipertensión se trata oportunamente, ésta a menudo se puede controlar sin causar problemas permanentes. Si no se trata a tiempo, las complicaciones pueden ser graves y potencialmente mortales; Este daño puede consistir en alteraciones en la retina observadas con un oftalmoscopio o en una evidencia de anomalías cardíacas detectadas con una electrocardiografía (ECG) o una ecocardiografía. La nefroangioesclerosis maligna se da en un 1-5% de paciente con hipertensión arterial y se produce debido a que ésta deja de estar bien controlada y pasa a ser maligna. El tratamiento adecuado de la hipertensión, el monitoreo rutinario de la presión arterial y el cambio de hábitos de vida y dietéticos son las medidas preventivas más eficaces.

Palabras Claves: riñones, hipertensión, enfermedad, trastornos, enfermedad.

Abstract.

Hypertensive nephrosclerosis progresses to end-stage renal disease (severe chronic kidney disease) only in a small percentage of cases. It is important to maintain BP figures 130-139 / 80-89 mmHg and also normal cholesterol values. Tobacco can speed up the process. Also diabetes and having associated cardiovascular disease. If hypertension is treated promptly, it can often be controlled without causing permanent problems. If not treated in time, complications can be serious and life threatening; This damage may consist of alterations in the retina seen with an ophthalmoscope or evidence of cardiac abnormalities detected with an electrocardiogram (ECG) or echocardiography. Malignant nephroangiosclerosis occurs in 1-5% of patients with arterial hypertension and occurs because it is no longer well controlled and becomes malignant. Proper treatment of hypertension, routine monitoring of blood pressure, and changing lifestyle and dietary habits are the most effective preventive measures.

Key Words: kidneys, hypertension, disease, disorders, disease.

1. Validación Teórica & Bibliográfica | PickleMED.

1.1. Validación Teórica.

¿Qué es la nefroesclerosis? ¿Por qué se presenta? ¿Qué tan grave es?  se refiere a un trastorno dañino del riñón causado por una persistente elevación de la presión arterial. No debe confundirse con la hipertensión renovascular, que es una forma de hipertensión secundaria. En la nefropatía hipertensiva, la hipertensión arterial es la que causa la enfermedad renal y no al revés. Se le llama también nefroesclerosis o nefroangioesclerosis, que significa endurecimiento renal como resultado de la sustitución del tejido renal por abundante material colágenoso. Si la nefropatia hipertensiva sigue una evolución acelerada, con rápido empeoramiento de la función renal, se denomina nefroangioesclerosis maligna. Se le llama a la hipertensión, el asesino silente, precisamente porque sus letales efectos no son percibidos por el individuo, hasta en las etapas tardías. Es por eso que la aparición de los síntomas puede ser, en la mayoría de los casos, señal de un trastorno crónico y posiblemente insuficiencia renal. Para entonces, los pacientes comienzan a retener urea, ácido úrico y creatinina plasmáticas y al evolucionar aparecen trastornos en las concentraciones de electrolitos como el sodio, potasio, fosfato y también proteínas y anemia (por disminución en la producción renal de eritropoyetina). Al ser la elevada presión arterial la causa de estas y otras enfermedades, el control temprano y constante de sus valores alarga la aparición de trastornos limitantes y de alto riesgo para la vida del individuo. El tratamiento adecuado de la hipertensión, el monitoreo rutinario de la presión arterial y el cambio de hábitos de vida y dietéticos son las medidas preventivas más eficaces.

1.2. Validación Bibliográfica.

Según Zhang, Z. (2020) menciona que; La nefroesclerosis arteriolar hipertensiva se produce cuando la hipertensión de larga duración (crónica) daña el tejido renal, incluyendo los pequeños vasos sanguíneos, los glomérulos, los túbulos renales y los tejidos intersticiales. Como resultado, se desarrolla una enfermedad renal crónica progresiva. La hipertensión crónica también puede dañar el corazón, y provocar un fallo cardíaco. La hipertensión también aumenta el riesgo de infarto de miocardio y de accidente cerebrovascular (…) La nefroesclerosis hipertensiva progresa hacia una enfermedad renal en etapa terminal (enfermedad renal crónica grave) solo en un pequeño porcentaje de los casos. Sin embargo, como la hipertensión crónica y la nefroesclerosis son frecuentes, la nefroesclerosis hipertensiva es una de las causas más frecuentes de enfermedad renal en etapa terminal, (Zhang, Z., 2020).

De acuerdo con el CENTRO MÉDICO DE ASTURIAS (2018) nos indica que; La nefroesclerosis es la forma de arteriosclerosis que afecta al riñón. Guarda alguna semejanza con la enfermedad coronaria y la enfermedad cerebrovascular. Aparece en un 15 % de pacientes (habitualmente mayores de 60-65 años) y se descubre porque aumenta la creatinina en sangre. En el 95 % de los casos la enfermedad no es progresiva (…) Es importante mantener cifras de PA 130-139/80-89 mmHg y también valores normales de colesterol. El tabaco puede acelerar el proceso. También la diabetes y tener patología cardiovascular asociada. Un 5 % de casos necesitarán diálisis, (CENTRO MÉDICO DE ASTURIAS, 2018).

No obstante, en el portal web EcuRED (2020) nos menciona que; En medicina también se le llama Neuropatía hipertensiva, que se refiere particularmente a un trastorno dañino del riñón causado por una elevación de la presión arterial (…) Consecuentemente, la isquemia produce atrofiamiento tubular en el riñón, así como fibrosis intersticial y otras alteraciones, unas leves y otras escleróticas, pero que en la mayoría de los casos por lo general se produce un daño paulatino, evolutivo y sintomáticamente silencioso. Cuando esta patología presenta un estado avanzado, las lesiones pueden producir insuficiencia renal (…) Después de que la hipertensión arterial grave se haya controlado, los medicamentos antihipertensivos por vía oral podrán controlar la hipertensión. Algunas veces, podría requerirse cambiar los medicamentos, ya que en ocasiones la hipertensión arterial puede ser difícil de controlar (…) Si la hipertensión se trata oportunamente, ésta a menudo se puede controlar sin causar problemas permanentes. Si no se trata a tiempo, las complicaciones pueden ser graves y potencialmente mortales, (EcuRED, 2020).

2. Validación Conceptual | PickleMED.

2.1. Sintomatología.

(EcuRED, 2020).

  • Ansiedad
  • Confusión
  • Disminución de la lucidez mental, reducción en la capacidad de concentración
  • Fatiga
  • Inquietud
  • Somnolencia, estupor, letargo
  • Visión borrosa
  • Dolor torácico (sensación de aplastamiento o presión)
  • Tos
  • Dolor de cabeza
  • Náuseas o vómitos
  • Entumecimiento en brazos, piernas, cara o en otras áreas
  • Disminución de la diuresis
  • Convulsiones
  • Dificultad para respirar
  • Debilidad en brazos, piernas, cara u otras áreas

2.2 Causas.

También puede presentarse en personas con:

  • Trastornos vasculares del colágeno.
  • Problemas renales.
  • Toxemia del embarazo.

2.3. Factores de Riesgo.

  • Insuficiencia renal.
  • Hipertensión renal causada por estenosis de la arteria renal.

2.4. Criterios Diagnósticos.

Según Zhang, Z. (2020) menciona que; El diagnóstico se puede sospechar cuando los análisis de sangre rutinarios indican el deterioro de la funcionalidad renal en una persona con presión arterial alta (hipertensión). Los médicos establecen el diagnóstico cuando la exploración física o los resultados de las pruebas muestran evidencia de daño orgánico causado por la presión arterial alta. Este daño puede consistir en alteraciones en la retina observadas con un oftalmoscopio o en una evidencia de anomalías cardíacas detectadas con una electrocardiografía (ECG) o una ecocardiografía, (Zhang, Z., 2020).

De acuerdo con Cañadas, D. (2016) nos indica que; El diagnóstico de la nefroangioesclerosis maligna se basará en la existencia de hipertensión arterial con afectación grave de los vasos de la retina e insuficiencia renal sintomática. Se verá en la analítica de orina una proteinuria marcada, así como un descenso de los niveles de potasio y un aumento de la urea, la creatinina y la velocidad de sedimentación globular (VSG) en la analítica de sangre. Si los niveles de creatinina son inferiores a 2,5 mg/dl, puede que el proceso aún sea reversible, (Cañadas, D., 2016).

Sin embargo, Cañadas, D. (2020) indica que; Debe diferenciarse entre nefroangioesclerosis benigna, que es la que se produce como consecuencia de una hipertensión arterial de larga evolución y que, por lo tanto, también tiene relación con el envejecimiento, y la nefroangioesclerosis maligna, que es la afectación de las arteriolas y los glomérulos debida a una hipertensión arterial maligna, mal controlada y asociada a alteraciones en otros órganos secundarias a la hipertensión (…) La nefroangioesclerosis maligna se da en un 1-5% de paciente con hipertensión arterial y se produce debido a que ésta deja de estar bien controlada y pasa a ser maligna, o bien a complicaciones secundarias a la hipertensión y otras causas, como puede ser la glomerulonefritis mediada por IgA, la hipertensión de la vena renal, (Cañadas, D., 2016).

2.5. Medios Diagnósticos.

(EcuRED, 2020).

Los exámenes siguientes, también pueden revelar afectaciones causadas por esta enfermedad.

  • Nivel de aldosterona
  • Enzimas cardíacas (marcadores de daño cardíaco)
  • Tomografía axial computarizada del cerebro
  • Electrocardiografía
  • Nivel de renina
  • Sedimento urinario

2.6. Complicaciones.

  • Ataque cardíaco
  • Angina (dolor torácico a consecuencia del estrechamiento de los vasos sanguíneos o el debilitamiento del miocardio)
  • Perturbaciones del ritmo cardíaco
  • Insuficiencia renal
  • Ceguera permanente
  • Edema pulmonar (líquido en los pulmones)

Referencias Bibliográficas.

  1. Cañadas, D. (02 de Noviembre de 2016). Nefroangiesclerosis. Obtenido de MAPFRE: https://www.salud.mapfre.es/enfermedades/urologicas/nefroangiesclerosis/
  2. CENTRO MÉDICO DE ASTURIAS. (2018). Hipertensión y Riñón / Nefroesclerosis. Obtenido de CENTRO MÉDICO DE ASTURIAS: https://www.centromedicodeasturias.com/hipertension-y-rinon-nefroesclerosis
  3. EcuRED. (2020). Nefroesclerosis. Obtenido de EcuRED: https://www.ecured.cu/Nefroesclerosis
  4. Zhang, Z. (Enero de 2020). Nefroesclerosis arteriolar hipertensiva. Obtenido de Manual MSD: https://www.msdmanuals.com/es/hogar/trastornos-renales-y-del-tracto-urinario/trastornos-de-los-vasos-sangu%C3%ADneos-de-los-ri%C3%B1ones/nefroesclerosis-arteriolar-hipertensiva

Fecha de Publicación: 2020/Diciembre/04; Autor. Barcia Poveda Carlos, Lic.; ORCID. https://orcid.org/0000-0003-0542-4796 ; EnlaceWEB: https://picklemed.com/ ; Contacto: picklemed@gmail.com
PickleMED | Barcia 2020.
Código de Registro | PickleMED  PMCB528