Rotura de Meniscos | Información Básica.

PickleMED | 2020

Autor.
Barcia Poveda Carlos, Lic.
PickleMED | Director & Productor.
ORCID: https://orcid.org/0000-0003-0542-4796
picklemed@gmail.com


Resumen.

Una rotura del menisco es una de las lesiones de rodilla más comunes. Cualquier actividad que haga que tuerzas o gires la rodilla con fuerza, especialmente al poner todo tu peso sobre ella, puede llevar a que ocurra una rotura del menisco; Otro mecanismo es el de distorsión de la rodilla asociando rotación externa y lateralidad externa, que desplaza al menisco bajo la convexidad del cóndilo interno provocando una fisura longitudinal del menisco. El médico llevará a cabo una detenida exploración de la rodilla para determinar si tienes una sensibilidad inusual al tacto o presión en el área donde se encuentra el menisco. Si se realiza tratamiento quirúrgico, posteriormente la Fisioterapia será necesaria para recuperar la movilidad perdida, volver a establecer el tono muscular y recuperar la estabilidad y la propiocepción de la articulación; El riesgo es particularmente alto para los atletas, en especial para aquellos que participan en deportes de contacto, como el fútbol, o en actividades que implican pivotar, como el tenis o el baloncesto.

Palabras Claves: meniscos, articulaciones, rodilla, lesión, traumatismo.

Abstract.

A torn meniscus is one of the most common knee injuries. Any activity that forces you to twist or twist your knee, especially putting your full weight on it, can lead to a meniscus tear; Another mechanism is that of distortion of the knee associating external rotation and external laterality, which displaces the meniscus under the convexity of the internal condyle causing a longitudinal fissure of the meniscus. Your doctor will do a careful examination of your knee to determine if you have unusual tenderness or pressure in the area where the meniscus is located. If surgical treatment is performed, later Physiotherapy will be necessary to regain lost mobility, re-establish muscle tone and regain stability and proprioception of the joint; The risk is particularly high for athletes, especially those who participate in contact sports, such as soccer, or activities that involve pivoting, such as tennis or basketball.

Key Words: menisci, joints, knee, injury, trauma.

1. Validación Teórica & Bibliográfica | PickleMED.

1.1. Validación Teórica.

¿Qué son los meniscos? ¿Por qué se nos presenta la rotura de meniscos? ¿Qué tan grave es? son fibrocartílagos en forma de semiluna que rellenan los espacios comprendidos entre superficies articulares del cuerpo, y poseen la función de estabilizar la articulación y servir de “tope” para los movimientos exagerados de dicha articulación; además absorben el impacto de choque entre las superficies articulares, aumentando la superficie de contacto. En el caso de la rodilla, hay un menisco en la parte interna de la rodilla (el menisco medial) y otro en la parte externa de la rodilla (el menisco lateral). Cada menisco está fijado a la parte superior del hueso de la pantorrilla (tibia) y también hace contacto con el hueso del muslo (fémur), actuando como amortiguador cuando la rodilla está soportando una carga. Cada uno posee una forma característica: el menisco medial es una media luna más gruesa en su parte posterior y el menisco lateral es una porción grande en un círculo pequeño; su grosor puede ser homogéneo. Ambos meniscos son más gruesos en la periferia y más delgados en su borde interno. Estos meniscos ayudan a la lubricación y a la nutrición a través del líquido sinovial que liberan las sinoviales al realizar movimientos de flexo-extensión y cargas y descargas de peso. Los movimientos de la rodilla pueden producir lesiones cuando estos no siguen los desplazamientos de los cóndilos sobre la glenoides. Es el caso de un movimiento brusco de extensión de la rodilla (no hay tiempo de que se adelante el menisco quedando encasillado entre el cóndilo y la glenoides). Este mecanismo es muy frecuente en los futbolistas, explicando las rupturas transversales y las desinserciones del cuerno anterior. Otro mecanismo es el de distorsión de la rodilla asociando rotación externa y lateralidad externa, que desplaza al menisco bajo la convexidad del cóndilo interno provocando una fisura longitudinal del menisco, una desinserción capsular, o una fisura compleja. La parte central del menisco puede quedar levantada dando lugar a una lesión denominada asa de cubo.

1.2. Validación Bibliográfica.

Según la MayoClinic (2020) nos menciona que; Una rotura del menisco es una de las lesiones de rodilla más comunes. Cualquier actividad que haga que tuerzas o gires la rodilla con fuerza, especialmente al poner todo tu peso sobre ella, puede llevar a que ocurra una rotura del menisco (…) También puedes sentir un bloqueo en el movimiento de la rodilla y tener problemas para extenderla completamente (…) Una rotura del menisco puede ser el resultado de cualquier actividad que haga que te tuerzas o gires la rodilla con fuerza, como pivotes agresivos o paradas y giros repentinos. Incluso arrodillarse, ponerse en cuclillas o levantar algo pesado a veces puede provocar una rotura del menisco (…) Una rotura del menisco puede provocar la sensación de que tu rodilla está cediendo, incapacidad para mover la rodilla normalmente o dolor persistente en la rodilla. Podrías ser más propenso a tener artrosis en la rodilla lesionada, (MayoClinic, 2020).

De acuerdo con la Rady Children’s Hospital–San Diego (2011) mencionaron que; El desgarro de menisco es una lesión deportiva bastante habitual, sobre todo en los deportes de contacto, como el fútbol americano y el hockey. Estos desgarros pueden ser de leves a graves, en función del alcance de la lesión, y pueden impedir que la rodilla funcione correctamente (…) El médico llevará a cabo una detenida exploración de la rodilla para determinar si tienes una sensibilidad inusual al tacto o presión en el área donde se encuentra el menisco. Una de las pruebas que utilizan los médicos para saber si el dolor está provocado por un desgarro de menisco es la denominada prueba de McMurray. Solo supone doblar la rodilla y luego extenderla y rotarla (…) Si vas al médico porque te duele la rodilla, es posible que te pregunte cómo te la lesionaste y cómo la notas. El médico también revisará tus antecedentes médicos para descartar que el dolor pueda obedecer a algo distinto a un desgarro de menisco, (Rady Children’s Hospital–San Diego, 2011).

No obstante, Urban Fisio, S.L. (2018) El dolor en muchas ocasiones es difícil de definir en una zona, aunque puede ocurrir que se note con mayor intensidad en la cara interna o externa de la rodilla, dependiendo del menisco lesionado. También, se pueden percibir pinchazos y fallos en la estabilidad de la rodilla (…) Si se realiza tratamiento quirúrgico, posteriormente la Fisioterapia será necesaria para recuperar la movilidad perdida, volver a establecer el tono muscular y recuperar la estabilidad y la propiocepción de la articulación, (Urban Fisio, S.L., 2018).

Sin embargo, the American Academy of Orthopaedic Surgeons (2012) nos indican que; Los desgarros de meniscos son lesiones de rodilla extremadamente comunes. Con el diagnóstico, tratamiento y rehabilitación adecuados, los pacientes a menudo recuperan sus capacidades previas a la lesión (…) Los meniscos se desgarran de maneras diferentes. Los desgarros se definen por su aspecto y también por el lugar donde ocurre el desgarro en el menisco. Los desgarros comunes incluyen longitudinales, en pico de loro, en colgajo, en mango de balde y mixtos/complejos (…) A veces hay un contacto directo involucrado, por ejemplo, un placaje en el rugby. Los movimientos regulares que se hacen durante el trabajo pueden causar lesiones, (the American Academy of Orthopaedic Surgeons, 2012).

2. Validación Conceptual | PickleMED.

2.1. Causas.

(Urban Fisio, S.L., 2018).

La rotura de menisco es una de las lesiones más frecuentes en la articulación de la rodilla y se puede producir por diversas causas:

  • Traumática: causada por un impacto, ya sea directo o indirecto.
  • Degenerativa: a causa del deterioro progresivo con los años.
  • Mecánica: debida a malas posturas, y en consecuencia un mal funcionamiento.

De acuerdo con the American Academy of Orthopaedic Surgeons (2012) en su estudio nos indicaron que; Las personas mayores tienen más probabilidad de tener desgarros degenerativos de meniscos. El cartílago se debilita y se desgasta, afinándose con el tiempo. El tejido desgastado y añoso tiene más tendencia a los desgarros. Solo tornearse bruscamente al levantarse de una silla podría ser causa suficiente de un desgarro si los meniscos se han debilitado con la edad; (the American Academy of Orthopaedic Surgeons, 2012).

Sin embargo, Rady Children’s Hospital–San Diego (2011) nos indicaron que; La gente joven se suele desgarrar el menisco debido a un torcimiento o giro de la rodilla mientras permanece doblada y el pie queda fijo en el suelo. Entre las posibles causas de este tipo de lesiones se incluyen las siguientes:

  • levantar objetos pesados
  • hacer cambios bruscos y repentinos de dirección o detenerse súbitamente, lo que ocurre a menudo en deportes como el fútbol, el béisbol, el baloncesto, el tenis y el “raquetbol”
  • impacto directo en deportes de contacto, como el fútbol americano, el hockey o el rugby, donde la rodilla puede verse sometida a giros o torcimientos extraños
  • presión excesiva sobre las rodillas durante una caída, como puede ocurrir en deportes como el esquí o el snowboard

2.2. Sintomatología.

(Rady Children’s Hospital–San Diego, 2011).

Los desgarros o roturas de menisco moderados o graves pueden cursar con la siguiente serie de síntomas:

  • un “chasquido o ruido seco en la rodilla en el momento de la lesión
  • dolor en el centro o el lado de la rodilla, sobre todo al torcer la rodilla o al agacharse. Lo más habitual es que este síntoma desaparezca al cabo de un par de semanas, aunque puede ir y venir durante mucho más tiempo si la lesión no recibe tratamiento.
  • hinchazón, rigidez y agarrotamiento de la rodilla, que empeora al cabo de los dos o tres primeros días de sufrir la lesión
  • reducción de la movilidad de la articulación
  • sensación de que la rodilla se va a quedar bloqueada o trabada al intentar flexionarla; es posible que esta no se pueda extender por completo
  • sensación de que la rodilla cede o falla sin previo aviso

2.3. Factores de Riesgo.

Según la MayoClinic (2020) nos indica que; Realizar actividades que impliquen torcer y pivotar de manera agresiva la rodilla te pone en riesgo de tener una rotura del menisco. El riesgo es particularmente alto para los atletas, en especial para aquellos que participan en deportes de contacto, como el fútbol, o en actividades que implican pivotar, como el tenis o el baloncesto, (MayoClinic, 2020).

2.4. Criterios Diagnósticos.

(the American Academy of Orthopaedic Surgeons, 2012).

RICE. El protocolo RICE es efectivo para la mayoría de las lesiones relacionadas al deporte. RICE es la sigla del inglés que significa R=Reposo, I=Hielo, C=Compresión y E=Elevación.

  • R=Reposo. Deje por un tiempo la actividad que causó la lesión. Su médico podría recomendarle que use muletas para evitar el peso en su pierna.
  • I=Hielo. Use paquetes fríos durante 20 minutos cada vez, varias veces al día. No aplique hielo directamente sobre la piel.
  • C=Compresión. Para prevenir hinchazón adicional y pérdida de sangre, use un vendaje elástico para compresión.
  • E=Elevación. Para reducir la inflamación, reclínese cuando descansa y ponga su pierna en alto por encima del nivel de su corazón.

2.5. Medios Diagnósticos.

(the American Academy of Orthopaedic Surgeons, 2012).

  • Otros problemas de rodilla causan síntomas similares, por lo que su médico podría indicarle exámenes con imágenes para ayudar a confirmar el diagnóstico.
  • Radiografías (rayos X) Aunque las radiografías no muestran los desgarros de meniscos, pueden mostrar otras causas de dolor de rodilla, como la osteoartritis.
  • Resonancia magnética (MRI). Este estudio puede crear mejores imágenes de los tejidos blandos de la articulación de su rodilla.

2.6. Medidas de Prevención.

(Rady Children’s Hospital–San Diego, 2011).

  • Hacer ejercicio con regularidad, incluyendo los de fortalecimiento de los músculos de las piernas. Unos músculos fuertes en las piernas ayudan a estabilizar y a proteger la rodilla.
  • Hacer siempre sesiones de precalentamiento y estiramiento antes de practicar deporte o cualquier actividad intensa con las piernas.
  • Proporcionar a tus músculos mucho tiempo de descanso y de recuperación entre actividades.
  • Utilizar el calzado adecuado para el deporte que prácticas y atártelo fuerte, junto con los patines (en caso de que utilices) durante los entrenamientos y los partidos.
  • Aprender y utilizar las técnicas adecuadas para el deporte que prácticas.
  • Si has sufrido antes otro tipo de lesión en la rodilla, una rodillera o un vendaje elástico podría proporcionar a tu rodilla el sostén adicional que necesitas.

Referencias Bibliográficas.

  1. MayoClinic. (03 de Marzo de 2020). Rotura de menisco. Obtenido de MayoClinic: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/torn-meniscus/symptoms-causes/syc-20354818
  2. Rady Children’s Hospital–San Diego. (Abril de 2011). Desgarro de menisco. Obtenido de The Nemours Foundation/KidsHealth.: https://www.rchsd.org/health-articles/desgarro-de-menisco/
  3. the American Academy of Orthopaedic Surgeons. (Octubre de 2012). Desgarros de los meniscus (Meniscus Tears). Obtenido de the American Academy of Orthopaedic Surgeons: https://orthoinfo.aaos.org/es/diseases–conditions/desgarros-de-los-meniscus-meniscus-tears/
  4. Urban Fisio, S.L. (12 de Marzo de 2018). Rotura de menisco: causas, síntomas y ejercicios. Obtenido de Urban Fisio, S.L.: https://www.urbanfisio.com/rotura-menisco-causas-sintomas-ejercicios/

Fecha de Publicación: 2020/Diciembre/07; Autor. Barcia Poveda Carlos, Lic.; ORCID. https://orcid.org/0000-0003-0542-4796 ; EnlaceWEB: https://picklemed.com/ ; Contacto: picklemed@gmail.com
PickleMED | Barcia 2020.
Código de Registro | PickleMED  PMCB546