Neuropatía Óptica Isquémica (NOI) | Información Básica.

PickleMED | 2020

Autor.
Barcia Poveda Carlos, Lic.
PickleMED | Director & Productor.
ORCID: https://orcid.org/0000-0003-0542-4796
picklemed@gmail.com


Resumen.

La neuropatía óptica isquémica es el infarto de la papila óptica. Puede ser arterítico o no arterítico. El único síntoma constante es una pérdida indolora de visión, el diagnóstico es clínico; el tratamiento de la variedad no arterítica es ineficaz. Muchas de las enfermedades que la causan no disponen de tratamiento efectivo. En otras, como el glaucoma, el diagnóstico y tratamiento precoz son de gran importancia para evitar su progresión. En la variedad arterítica causada por la arteritis de células gigantes, las pérdidas de agudeza visual y el campo visual son generalmente mayores. Hay dos tipos, la forma no arterítica y la forma arterítica, que muchas veces se asocia a la arteritis de células gigantes (que se puede llamar también  arteritis temporal) El daño que se produce en el nervio óptico en el glaucoma es de origen multifactorial y parece ser que están implicados diferentes factores. La neuropatía óptica isquémica arterítica es causada por una repentina disminución de la circulación de la sangre en las arterias que irrigan el nervio óptico. Esto puede ser debido a una disminución temporal en la presión arterial, causada por una variedad de factores diferentes; En la arteritis temporal, puede haber otros síntomas, como malestar general, mialgias, cefalea en la sien, dolor al peinarse, claudicación mandibular y puede presentase sensibilidad a la palpación de la arteria temporal con arteritis de células gigantes. La pérdida visual suele ser permanente, con cierta recuperación dentro de las primeras semanas o meses. La forma arterítica se trata con corticoides.

Palabras Claves: neuropatía, isquemia, hipertensión, inflamación.

Abstract.

Ischemic optic neuropathy is infarction of the optic disc. It can be arteritic or non-arteritic. The only constant symptom is a painless loss of vision, the diagnosis is clinical; treatment of the non-arteritic variety is ineffective. Many of the diseases that cause it have no effective treatment. In others, such as glaucoma, early diagnosis and treatment are of great importance to prevent its progression. In the arteritic variety caused by giant cell arteritis, visual acuity and visual field losses are generally greater. There are two types, the non-arteritic form and the arteritic form, which is often associated with giant cell arteritis (which can also be called temporal arteritis). The damage that occurs to the optic nerve in glaucoma is multifactorial in origin and it appears that different factors are involved. Arteritic ischemic optic neuropathy is caused by a sudden decrease in blood flow in the arteries that supply the optic nerve. This can be due to a temporary drop in blood pressure, caused by a variety of different factors; In temporal arteritis, there may be other symptoms, such as malaise, myalgia, headache in the temple, pain when combing hair, jaw claudication, and tenderness of the temporal artery with giant cell arteritis may be present. Visual loss is usually permanent, with some recovery within the first weeks or months. The arteritic form is treated with corticosteroids.

Key Words: neuropathy, ischemia, hypertension, inflammation.

1. Validación Teórica & Bibliográfica | PickleMED.

1.1. Validación Teórica.

¿Qué es la neuropatía óptica isquémica? ¿Cuándo se presenta? ¿Qué tan grave es? hace referencia a una lesión o pérdida de funcionalidad en el nervio óptico que puede estar originada por múltiples causas y ocasiona en general pérdida de visión y déficit en el campo visual. Muchas de las enfermedades que la causan no disponen de tratamiento efectivo. En otras, como el glaucoma, el diagnóstico y tratamiento precoz son de gran importancia para evitar su progresión. Cuando la neuropatía óptica llega a una fase en la que los daños al nervio óptico son irreversibles, se emplea el término de atrofia óptica para describir esta situación. Dado que la atrofia óptica se caracteriza por cambios en el color y estructura de la porción inicial del nervio óptico, puede diagnosticarse al observar el fondo de ojo con un oftalmoscopio. Es una de las causas más frecuentes y se debe a la falta de riego sanguíneo de las neuronas que forman el nervio óptico y la consecuente falta de oxígeno, lo cual ocasiona su necrosis y pérdida de función. Puede estar producida por un trombo (infarto del nervio óptico) u otras enfermedades como la arteritis de células gigantes también llamada arteritis de la temporal. Una de las causas más frecuente de neuropatía óptica es el glaucoma. El factor de riesgo principal para desarrollar esta enfermedad es la elevación de la presión intraocular. El daño que se produce en el nervio óptico en el glaucoma es de origen multifactorial y parece ser que están implicados diferentes factores. Entre ellos figuran la compresión mecánica por la hipertensión ocular, la isquemia por deficiente riego sanguíneo y la predisposición genética.

1.2. Validación Bibliográfica.

Según Garrity, J. (2019) La neuropatía óptica isquémica es el infarto de la papila óptica. Puede ser arterítico o no arterítico. El único síntoma constante es una pérdida indolora de visión, el diagnóstico es clínico; el tratamiento de la variedad no arterítica es ineficaz. El tratamiento para la variedad arterítica no restaura la visión, pero puede ayudar a proteger el ojo no afectado (…) El estrechamiento ateroesclerótico de las arterias ciliares posteriores puede predisponer a un infarto no arterítico del nervio óptico, sobre todo tras un episodio de hipotensión. Cualquiera de las arteritis inflamatorias, especialmente la arteritis de células gigantes, puede precipitar la forma arterítica (…) La isquemia aguda causa edema nervioso, que empeora más la isquemia. Un cociente excavación óptica: papila pequeña es un factor de riesgo para la neuropatía óptica isquémica no arterítica, pero no predispone a la variedad arterítica. Por lo general, ningún trastorno clínico se encuentra como causa aparente de la variedad no arterítica, aunque los factores que contribuyen al aterosclerosis (p. ej., la diabetes, el tabaquismo, la hipertensión), la apnea obstructiva del sueño, ciertos medicamentos (p. ej., amiodarona, posiblemente inhibidores de la fosfodiesterasa-5) y los trastornos de hipercoagulabilidad están presentes en algunos pacientes y se cree que son factores de riesgo (…) Para la neuropatía óptica isquémica no arterítica, pueden estar indicadas pruebas adicionales sobre la base de la causa sospechada o de los factores de riesgo. Por ejemplo, si los pacientes tienen somnolencia diurna excesiva, ronquidos o son obesos, se debe considerar una polisomnografía para el diagnóstico de la apnea obstructiva del sueño. Si los pacientes tienen pérdida de la visión al despertar, se puede realizar una monitorización de la presión arterial durante 24 horas (…) En la variedad arterítica causada por la arteritis de células gigantes, las pérdidas de agudeza visual y el campo visual son generalmente mayores. El tratamiento oportuno no restaura la visión perdida en el ojo afectado, pero protege el ojo no afectado. El tratamiento inadecuado puede ocasionar recaídas y pérdida de visión adicional, (Garrity, J., 2019).

De acuerdo con El Centro de Información sobre Enfermedades Genéticas y Raras (2016) nos menciona que; La neuropatía óptica isquémica anterior es una enfermedad de los ojos caracterizada por un infarto del disco óptico (papila, o parte central de la retina del ojo, donde salen los vasos de la retina) que lleva a la pérdida de visión. Hay dos tipos, la forma no arterítica y la forma arterítica, que muchas veces se asocia a la arteritis de células gigantes (que se puede llamar también  arteritis temporal) (…) Señales y síntomas como malestar general, dolores musculares, dolores de cabeza en las témporas, dolor al peinarse el cabello, dolor en la mandíbula después de masticar, y sensibilidad a los lados de la cabeza sobre la arteria temporal (una de las principales arterias de la cabeza) pueden estar presentes con la arteritis de células gigantes (…) La pérdida visual suele ser permanente, con cierta recuperación dentro de las primeras semanas o meses. La forma arterítica se trata con corticoides. El tratamiento de la forma no arterítica con aspirina o con corticoides no ha sido efectivo, (El Centro de Información sobre Enfermedades Genéticas y Raras (GARD), 2016).

Sin embargo, Stepehnson, M. (2011) mencionó que; Los pacientes con NOI anterior y posterior presentan una pérdida aguda de la visión en uno o ambos ojos, no asociada con dolor. Aparecen signos de que el nervio óptico no está funcionando normalmente, como pérdida de agudeza visual o campo visual, defecto pupilar aferente y apariencia anormal del nervio óptico en caso de NOI anterior (…) Luego se busca inflamación en las arterias atrás del ojo, lo que indica que es arteritis (NOI anterior, posterior y obstrucción arterial retiniana). Para buscar la inflamación en los análisis de sangre se observa el grado de eritro sedimentación y la proteína C reactiva (…) La mayoría de los pacientes que desarrollan NOI no arterítica anterior o posterior, padecen una patología vascular subyacente, como hipertensión, diabetes o hipercolesterolemia. En el caso de estos pacientes, es importante darse cuenta que no solo se trata de la visión, sino del estado general de salud del paciente. La NOI no arterítica, casi nunca aparece aisladamente, (Stepehnson, M., 2011).

2. Validación Conceptual | PickleMED.

2.1. Clasificación.

(Clínica Baviera, 2016).

  • Neuropatía óptica isquémica anterior arterítica (NOIA-A). Se produce por la inflamación de las arterias que suministran sangre al nervio óptico y que se debe a una arteritis de células gigantes u otra vasculitis. Es la forma menos frecuente y se da, sobre todo, en personas mayores de 55 años.
  • Neuropatía óptica isquémica anterior no arterítica (NOIA-NA). Es la forma más común de la enfermedad y se debe a la oclusión de las arterias ciliares posteriores cortas.
  • Neuropatía óptica isquémica posterior (NOIP). Es una forma menos frecuente de la enfermedad y se debe a una alteración en el riego sanguíneo en la parte posterior del nervio óptico, a cierta distancia del globo ocular.

2.2. Causas.

De acuerdo con El Centro de Información sobre Enfermedades Genéticas y Raras (2016) nos menciona que; La neuropatía óptica isquémica arterítica es causada por la inflamación de las arterias que suministran sangre al nervio óptico. Esta inflamación está asociada con arteritis de células gigantes, una enfermedad muy grave, que requiere un diagnóstico inmediato. La neuropatía óptica isquémica arterítica es causada por una repentina disminución de la circulación de la sangre en las arterias que irrigan el nervio óptico. Esto puede ser debido a una disminución temporal en la presión arterial, causada por una variedad de factores diferentes (…) Para que podamos ver, el nervio óptico lleva los impulsos desde el ojo hasta el cerebro, donde se interpretan como imágenes. El nervio óptico se compone de un millón de pequeñas fibras nerviosas delicadas, que son como cables. Muchos vasos sanguíneos nutren el nervio óptico con la sangre rica en oxígeno y nutrición. En la neuropatía óptica isquémica, se produce la pérdida de visión debido a que el nervio óptico pierde su circulación sanguínea, (El Centro de Información sobre Enfermedades Genéticas y Raras (GARD), 2016).

2.3. Sintomatología.

(El Centro de Información sobre Enfermedades Genéticas y Raras (GARD), 2016)

Neuropatía óptica isquémica anterior arterítica

  • Los pacientes con neuropatía óptica isquémica anterior arterítica muchas veces tienen otros síntomas distintos de la pérdida visual, tales como malestar general, dolor de cabeza, sensibilidad en el cuero cabelludo y dolor en las témporas, dolor en la mandíbula al masticar (claudicación mandibular), dolores musculares generalizados e hinchazón.
  • Los primeros síntomas de la neuropatía óptica isquémica anterior arterítica incluyen malestar general, pérdida de peso, fiebre, dolor abdominal, y falta de apetito (anorexia).
  • Las manifestaciones tardías de de la neuropatía óptica isquémica anterior arterítica, que aparecen años más tarde, incluyen una ocurrencia mucho más alto de aneurisma aórtico abdominal.
  • Un síntoma clave de la neuropatía óptica isquémica anterior arterítica es la visión borrosa o pérdida de visión temporal antes de que haya la pérdida permanente de visión.
  • La angiografía con fluoresceína, donde se inyecta un medio de contraste y se toma una serie de fotografías rápidas, puede ayudar a confirmar el bloqueo del flujo sanguíneo en la neuropatía óptica isquémica anterior arterítica.

Neuropatía óptica isquémica anterior no arterítica

  • La neuropatía óptica isquémica anterior no arterítica se caracteriza por la pérdida visual y pérdida del campo visual sin ningún otro síntoma. La pérdida visual no suele ser tan grave como la de la neuropatía óptica isquémica anterior arterítica.
  • La neuropatía óptica isquémica anterior no arterítica es la forma más común de neuropatía óptica isquémica anterior y puede afectar hombres y mujeres de cualquier edad (más o menos 10% de los afectados son menores de 45 años).
  • En el examen oftalmológico de los pacientes con neuropatía óptica isquémica anterior, la agudeza visual esta reducida, y se observa un defecto pupilar aferente.

Sin embargo, Garrity, J. (2019) menciona que; La pérdida de visión en ambas variedades de infarto del nervio óptico suele ser rápida (minutos, horas o días) e indolora. Algunos pacientes notan esta pérdida al despertar. En la arteritis temporal, puede haber otros síntomas, como malestar general, mialgias, cefalea en la sien, dolor al peinarse, claudicación mandibular y puede presentase sensibilidad a la palpación de la arteria temporal con arteritis de células gigantes; sin embargo, es posible que estos síntomas no aparezcan hasta después de la pérdida visual. La agudeza visual está disminuida y existe un defecto pupilar aferente, (Garrity, J., 2019).

2.4. Criterios Diagnósticos.

Según lo menciona Boyd, K. (2020) nos indica que; Su oftalmólogo le hará un examen ocular para detectar las señales de advertencia de la NOI. Le dilatará (ensanchará) las pupilas con gotas para ojos. Luego, buscará indicios de hinchazón del nervio óptico o de los vasos sanguíneos que se encuentran en la parte posterior del ojo, (Boyd, K., 2020).

Sin embargo, Garrity, J. (2019) indica que; El diagnóstico del infarto del nervio óptico se basa principalmente en la evaluación clínica, pero pueden ser necesarias pruebas auxiliares. Es muy importante descartar la variedad arterítica porque el otro ojo corre riesgo si no se inicia rápidamente el tratamiento. Las pruebas inmediatas incluyen la eritrosedimentación, un hemograma completo y la proteína C-reactiva. La eritrosedimentación suele estar particularmente acelerada, a menudo excede 100 mm/hora en la variante arterítica y es normal en la no arterítica. El hemograma se hace para identificar trombocitosis (> 400 × 103/microL), que se suma al valor predictivo positivo y negativo del uso de la eritrosedimentación sola, (Garrity, J., 2019).

Referencias Bibliográficas.

  1. Boyd, K. (02 de Abril de 2020). ¿Qué es la neuropatía óptica isquémica (NOI)? Obtenido de American Academy of Ophthalmology : https://www.aao.org/salud-ocular/enfermedades/neuropatia-optica-isquemica
  2. Clínica Baviera. (16 de Marzo de 2016). Neuritis óptica isquémica. Obtenido de Clínica Baviera: https://www.clinicabaviera.com/blog/salud-visual/neuritis-optica-isquemica/
  3. El Centro de Información sobre Enfermedades Genéticas y Raras (GARD). (24 de Octubre de 2016). Neuropatía óptica isquémica anterior. Obtenido de El Centro de Información sobre Enfermedades Genéticas y Raras (GARD): https://rarediseases.info.nih.gov/espanol/13127/neuropatia-optica-isquemica-anterior#:~:text=La%20neuropat%C3%ADa%20%C3%B3ptica%20isqu%C3%A9mica%20es,donde%20se%20interpretan%20como%20im%C3%A1genes.
  4. Garrity, J. (Febrero de 2019). Neuropatía óptica isquémica. Obtenido de Manual MSD: https://www.msdmanuals.com/es/professional/trastornos-oft%C3%A1lmicos/trastornos-del-nervio-%C3%B3ptico/neuropat%C3%ADa-%C3%B3ptica-isqu%C3%A9mica
  5. Stepehnson, M. (11 de Enero de 2011). Diagnóstico y tratamiento de la neuropatía óptica isquémica. Obtenido de IntraMed: https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoid=68726

Fecha de Publicación: 2020/Diciembre/08; Autor. Barcia Poveda Carlos, Lic.; ORCID. https://orcid.org/0000-0003-0542-4796 ; EnlaceWEB: https://picklemed.com/ ; Contacto: picklemed@gmail.com
PickleMED | Barcia 2020.
Código de Registro | PickleMED  PMCB549